Opinión

  • | 2019/01/29 00:01

    La conclusión más importante del Foro Económico Mundial

    100 jefes y miembros de gobierno, altos ejecutivos de las 1000 empresas más importantes del mundo y líderes de organizaciones internacionales, se dieron cita en Davos, concluyendo que el Cambio Climático es la peor amenaza contra el desarrollo en el siglo 21.

COMPARTIR

Los líderes mundiales advirtieron que los tres riesgos principales a los que estará expuesto el mundo en la próxima década son  desigualdad económica, polarización social y cambio climático.

El Informe de Riesgos Globales, publicado durante el Foro Económico Mundial (FEM), resalta que cinco factores medioambientales se han calificado como de “alto riesgo” y “alta probabilidad”, siendo los fenómenos meteorológicos extremos (como el huracán Katrina o el Fenómeno del Niño) los que representan mayor riesgo de ocurrencia y amenaza para el desarrollo global. De manera precisa, el informe advierte que “el mundo se dirige a la catástrofe especialmente con los riesgos relacionados con el medio ambiente”.

En 2015, se registraron importantes avances y compromisos por parte de los distintos gobiernos en esta área, como consecuencia de la firma del Acuerdo de París. Sin embargo, esta política de carácter supranacional se ve amenazada por el retiro de Estados Unidos en cabeza del Presidente Trump del Acuerdo, así como cambios en la política europea. La llegada reciente de Bolsonaro, si bien en muchas áreas puede resultar alentadora para el hemisferio occidental, como lo es su postura frente al Régimen dictatorial de Nicolás Maduro, en el área ambiental no deja de ser inquietante, pues comparte de manera vehemente con Trump su visión sobre el cambio climático. Esto ha encendido las alarmas, ya que su política de reestructuración del Amazonas, en concepto de muchos, pone en peligro a las selvas tropicales, sus distintos ecosistemas y biomas, así como a comunidades indígenas.

Frente a las preocupaciones existentes relacionadas con el cambio climático, los más importantes grupos empresariales del mundo están tomando cartas en el asunto, pues el futuro de sus negocios está siendo seriamente afectado por los fenómenos climáticos extremos. La monetización de estos riesgos ha trasladado sus preocupaciones no sólo a la utilidad que puedan percibir, sino al bienestar de planeta en general, así como de los consumidores.

Le puede interesar: Los atentados terroristas podrían evitarse gracias a las finanzas del clima

De acuerdo con Bloomberg, para empresas como Coca Cola es claro que la inacción en materia climática puede representar pérdidas importantes a su empresa, ya que la escasez de agua para la preparación de las bebidas que producen es un escenario cercano y posible. En esta misma dirección se han manifestado AT&T pues los frecuentes incendios y huracanes los hacen gastar dinero en la reparación de sus redes, lo que llegó a costarle para el 2017 US$627 millones.

Los parques temáticos de Disney así como Visa se han visto afectados. Directivos de Disney han mostrado su preocupación por el menor número de visitantes a sus parques como consecuencia de las extremas olas de calor; Visa ,por su parte, ha manifestado que  pandemias globales y conflictos armados pueden aumentar como consecuencia del calentamiento global, lo que hará que menos personas viajen. Esto deriva directamente en la disminución de transacciones internacionales realizadas por sus clientes, lo cual claramente reduce su margen de ganancias. Para el Banco de América, es posible que se genere el impago de varios de sus créditos, pues el 4% de sus deudores hipotecarios tienen inmuebles en zonas susceptibles de deslizamientos. Estas razones han conducido a estas empresas a desarrollar políticas serias contra el Cambio Climático.

En la misma dirección se encuentran Google, Apple y Microsoft quienes han decidido continuar con el Plan de Energías Limpias (Clean Power Plan, CPP), de la administración Obama, a pesar de las  instrucciones del gobierno actual, que considera que no es conveniente la descarbonización de la economía y lo ha reversado. Ikea, Amazon, Best Buy y Walmart, han decidido reforzar su lucha contra el calentamiento global, acogiendo el Plan de Energías Limpias, mediante el desarrollo de buenas prácticas empresariales en esta materia.

En la otra orilla, se encuentran importantes conglomerados empresariales, como la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que ha dado un respaldo total a las iniciativas del gobierno Trump. Esto tiene sentido, teniendo en cuenta que las fuertes regulaciones en materia ambiental, para algunas compañías ,significan un alza en los costos de producción, así como en los gastos que representa adaptarse a tecnologías limpias. El desarrollo de productos e inversiones en I+D, que les implica el ser más amigables con el planeta, también les resulta costoso.

Le sugerimos: Por qué somos más pobres a pesar de que el PIB diga lo contrario

Multinacionales farmacéuticas como Merck aumentarían sus ventas como consecuencia de las enfermedades ocasionadas por los cambios de temperatura extremos, así como por la contaminación del agua. Home Depot vendería más aires acondicionados, lo cual repercute de manera importante en sus utilidades. En el corto plazo, empresas como las anteriormente mencionadas pueden verse beneficiadas por el Cambio Climático. En el largo plazo, el efecto es completamente contrario, pues de no iniciar ninguna acción la salud de sus consumidores y de sus empleados estaría seriamente comprometida, por lo que su desarrollo futuro sería completamente insostenible. Aquí es fundamental la función de las instituciones de  gobierno al velar por el interés general.

El Banco Mundial alertó en Davos de los efectos económicos del Cambio Climático, pues de acuerdo con sus cálculos el PIB puede hundirse en un 15% si la temperatura sube 2,5 grados. Con una subida de 3 grados podría perderse el 20% de la riqueza global.

El Banco Mundial también dijo en el foro que la industria de las energías renovables ha creado 65 millones de nuevos puestos de trabajo, lo cual sin lugar a dudas dinamiza la economía. Christine Lagarde, del FMI, recordó que la temperatura ha aumentado un grado centígrado desde el siglo XIX, siendo los últimos años los más calientes que se han registrado.  Lagarde afirma que si no se hace nada desaparecerán segmentos enteros de la economía, siendo los pobres los más afectados. En efecto, el tema más importante en el Foro Económico Mundial fue el Cambio Climático. En manos de todos nosotros, la sociedad civil, las empresas y los dirigentes políticos definitivamente está el futuro del planeta.

Lea también: Los estudiantes están siendo abusados. No más protestas estudiantiles

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.