Opinión

  • | 2018/05/02 00:01

    Erradicando 200.000 hectáreas

    Mediando una enorme diferencia entre Gustavo Petro e Iván Duque, como señala el analista David Ghitis, hay una sorprendente coincidencia: los dos, de llegar a la presidencia, quieren erradicar 200.000 hectáreas.

COMPARTIR

La enorme diferencia es que Petro quiere erradicar 200.000 hectáreas de caña y Duque quiere erradicar es 200.000 hectáreas de coca. 

La semana pasada Petro propuso, en un inicio, la compra de 30.000 hectáreas de tierra en el valle geográfico del Río Cauca para trasladarlas a las comunidades indígenas con la finalidad que ellas produzcan una diversidad de productos agrícolas y los industrialicen. Concretamente el candidato Petro sustentó su propuesta en su deseo de que "las tierras (de Incauca) se titulen a las comunidades sin tierra o en fuerte conflicto".

¿Será? como la viejita en el inmortal poema de Pombo, ¿que los pobres indígenas no tienen ni un solo palmo de tierra qué sembrar? Las comunidades indígenas del norte del Cauca poseen más de 100.000 hectáreas de tierra, de las cuales solo aprovechan el 10%, y gran parte de ellas están sembradas en cultivos ilícitos. La única diversificación que existe es entre la marihuana, la coca y la amapola; y la única industrialización es la conversión de la hoja a pasta de cocaína. Entonces el cuento de que los indígenas no tienen tierra y que su única ambición es poner el suelo a producir comida de forma eficiente y sostenible no pasa de ser un mito urbano.

Visite: La desconexión entre la ciudadanía y el gobierno

El norte del Cauca, como lo reseña reciente publicación, tiene “40.000 hectáreas con acopios de aguas, distritos de riego y canales de drenaje, todas ellas adecuadas con miles de kilómetros de tubería. Cosechan, cargan, transportan, descargan y procesan un promedio de 30.000 toneladas de caña de azúcar diarias entre los tres ingenios en el departamento del Cauca, caña que se utiliza para producir, entre otros, azúcares, mieles y alcohol etanol. Las tres empresas agroindustriales generan 32.000 empleos directos y cerca de 80.000 puestos indirectos. La tecnología para esta cadena productiva de la caña, está entre las tres más eficientes del mundo.” Otro de los más enraizados mitos urbanos es que la totalidad (o por lo menos la gran mayoría) de las tierras le pertenecen a las empresas agroindustriales del Valle del Cauca. De las 243.232 hectáreas sembradas en caña en dicho Valle, el 75% pertenece a 2.750 productores diferentes a los ingenios azucareros.

Petro también propone prohibir el cultivo de la caña para conservar el uso de agua fósiles en dicho Valle. En reciente tweet, el exalcalde afirmó: “El Valle está sobre un estanque de agua fósil de más de 20 siglos que solo debe ser usada en emergencia para consumo humano en crisis agudas de cambio climático.” Es oportuno recordarle a Petro que la razón que lleva el nombre de agua fosilizadas es que estas aguas quedaron atrapadas hace miles de años. Se llaman aguas fósiles por ser aguas subterráneas que fueron selladas por cambios geológicos hace millones de años. En el Valle del río Cauca, como lo señala un experto, “no hay aguas fosilizadas, en realidad, este tipo de aguas particularmente se encuentran en los pozos artesianos del Sahara, en regiones donde prácticamente no llueve, estas aguas, se habrían infiltrado y conservado desde largo tiempo dentro de los sedimentos (el más grande  del mundo y se llama acuífero de piedra arenisca de Nubia).”

Recomendado: Tesla no es Blackberry ni Nokia pero

En el valle geográfico del río Cauca las aguas subterráneas proceden de la precipitación y condensación. El acuífero existente en esta zona, como lo reseñan los expertos, “es un acuífero aluvial en su mayor proporción es superficial y se caracteriza por tener una gran capacidad de almacenamiento y de continua recarga, por lo tanto, representa una alternativa importante como fuente de abastecimiento público… el consumo real de aguas subterráneas del Valle, que está alrededor de los 1.100 millones de m3 al año. El agua que llega a los acuíferos es de 3.492 millones de m3 (calculada por el balance hídrico), lo que significa que se está utilizando aproximadamente el 33% de la recarga anual de los acuíferos del Valle. 

El senador estadounidense, Patrick Moynihan afirmaba que todos tenemos derecho a nuestra propia opinión, más no a nuestra propia realidad. Es hora de que Petro deje de manipular las realidades para que se ajusten a su discurso populista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 552

PORTADA

Presidente de Netflix revela por qué le está apostando a Colombia

Uno de los hombres fuertes del mundo de la tecnología, Reed Hastings, CEO y cofundador de Netflix, estuvo en Colombia; anunció su apuesta por el país y explicó lo que está viendo acerca del futuro tecnológico.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 552

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.