Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/11/23 00:41

    El pulso del Duque

    En el juego de Coup se busca mantener el control de todas las situaciones, y gana la partida quien sepa actuar mejor.

COMPARTIR

Por supuesto el Gobierno no es un juego de cartas, ni un performance de free style. El Gobierno es un mandato que entrega la sociedad para que se lleven a cabo políticas públicas que beneficien a la sociedad en conjunto. Por eso, las estrategias de dar bandazos, cañar, engañar y mentir, no son válidas como sí lo son en el juego de Coup. Viendo los últimos acontecimientos pareciera que el presidente no está en control de la situación dentro del poder ejecutivo, en cambio, sus propios ministros le juegan malas pasadas y varios actúan como ruedas sueltas erosionando su credibilidad.

Lo anterior fue revelado la semana que terminó, los audios del embajador en Washington quejándose de la gestión gubernamental; del Departamento de Estado del principal aliado político y económico; además de sus compañeros de gobierno; evidencian que el liderazgo del presidente es escaso, que existen fisuras dentro del equipo de gobierno, y que su partido en el Congreso está dividido entre los que apoyan la gestión presidencial, y los que la critican de manera virulenta. La poca fuerza del presidente y su partido fue evidente en las elecciones y cuando el exministro de Defensa Guillermo Botero renunció antes de que la moción de censura fuera estrenada con él, haberlo hecho para evitarlo fue el equivalente a que lo hubieran sacado a empellones del cargo.

Mientras eso ocurre y el país va mal en términos políticos, lo que mejor marcha, aunque con riesgos en el frente externo y fiscal, es la economía. No obstante, en un foro económico del miércoles no le quedó más remedio al viceministro de Hacienda que anunciar que la meta de crecimiento del 3,6% extensamente defendida por el ministro de Hacienda durante el año, no se va a cumplir y que el crecimiento estará máximo en 3,2 %. Esos constantes cañazos y bandazos lo único que logran es deteriorar la imagen del presidente, y erosionar la credibilidad de la política económica y fiscal.

Las cosas se complican cuando la ministra de Trabajo, afirma que el presidente está en desacuerdo con la reforma pensional que piensa presentar el ministro de Hacienda. Semejantes declaraciones abren preguntas de si ¿existe o no coordinación en la política económica? ¿Existe coordinación entre los compañeros de gabinete sobre los asuntos en los que sus decisiones deben converger, como en el caso de la reforma pensional y laboral? De cualquier manera, es el presidente el que tiene que liderar para que los ministros ejecuten las políticas que él impulsa, no al contrario, mucho menos que existan ministros que caminan por su cuenta, o que creen que su designación no depende del presidente sino del jefe del partido por el que fue electo.  

El mayor pulso que enfrenta el presidente Duque es poder liderar dentro del gobierno, y convencer a su partido de que está en control de la situación, y si es así enderezar la imagen del gobierno frente a la opinión pública. Pero increíblemente todos los malos anuncios, las retractaciones, y contradicciones dentro del equipo de gobierno, se revelaron en la víspera en la que el presidente enfrentaría el reto del paro nacional.

La gestión del ejecutivo ha estado atascada en la falta de coordinación de su equipo de trabajo, las reformas pensional y laboral que iban a ser radicadas luego de elecciones quedaron aplazadas probablemente hasta febrero próximo, porque la agenda legislativa le quedó completamente copada con el trámite de la renombrada ley de crecimiento económico, que ingenuamente pensó pasaría rápidamente sin modificaciones en el Congreso. Ahora a solo cuatro semanas de que termine la legislatura se iniciará el trámite. Mientras que de nuevo la cartera de hacienda tuvo que reconocer que van a ser las utilidades de Ecopetrol y el Banco de la República las que financien buena parte del presupuesto de 2020. 

Llamó la atención que, en la alocución de la noche del jueves en lugar de plantear líneas de dirección, el presidente realizó fue un resumen de la jornada con pocas ideas desconectadas de las motivaciones de las marchas, eso empieza a confirmar los rumores que circulan sobre que al líder del estado lo invitan a los foros por ser el presidente, así vaya y hable de cualquier cosa o termine diciendo una lista de deseos presidenciales aislados de las iniciativas que se discuten.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.