Opinión

  • | 2019/07/08 00:01

    El 'lizzard' organizacional

    Traducción de 'lizzard', lagarto. Antes pensaba que eran extraños y que solo se movían en los círculos públicos o del 'jet set' pero hace algunos años descubrí que son bastantes, que no están en vía de extinción y que en el ambiente organizacional su presencia sigue creciendo.

COMPARTIR

¿Cómo son los lagartos organizacionales? Primero que todo son expertos sobrevivientes, son muy buenos pasando agachados cuando no conocen las respuestas. Saben hacer las preguntas adecuadas para que su interlocutor se luzca y así ellos terminen quedando bien de rebote.

Son artistas hablando parcialmente. No profundizan en nada, venden humo y si preguntas una cosa contestan otra. En el mundo corporativo son normalmente muy preparados académicamente, tienen MBA , otros estudios y seguro fueron los primeros de la clase  y los de adelante en el salón de primaria.

Lea también: El efecto coach

A veces se invitan solos a proyectos donde no están siendo incluidos, llegan a reuniones donde no se esperaban y pasan calladitos porque recordemos que su intención es brillar a partir del brillo de otros. De hecho, pasar agachados les gusta porque así garantizan un rato más su supervivencia corporativa. Aman decirle a los demás cosas positivas y adular.

No son los más populares socialmente. Son lagartos de los que se ven en las islas del Caribe, adaptan su color a lo que les conviene del ambiente para sobrevivir.

Hay momentos donde me he preguntado cómo es posible que sobrevivan y es obvio que se mantengan más fácilmente que los de un perfil más disruptivo. Son como una enfermedad silenciosa, vives con ella y no sabes, pero en cualquier momento puede matarte.

No me gustan los lagartos. Creo firmemente en el ambiente diverso, en respetar la diferencia de opinión y abrazar el pensamiento heterogéneo. Sin embargo, es claro que el derecho colectivo debe primar sobre lo particular aun en las organizaciones y nuestros lagartos son básicamente individualistas y egoístas.

Lea también: Qué dice tu tarjeta personal

Cómo podemos sobrevivir a los lagartos. Cómo podemos filtrarlos y tratar de que no generen efectos negativos cuando lo que necesitamos es potenciarlos para que sumen al equipo. No es una tarea fácil, pero creo que es alcanzable.

Como todos los seres humanos ellos tienen motivadores que son los que generan la mayoría de sus acciones. Hay que descubrir sus deseos e intenciones teniendo en cuenta siempre que  ellos tienen estructuras más profundas de inseguridad y autoconfianza.

Como normalmente son bastante estudiosos, porque esto les sirve para afianzarse en sus cargos y argumentar, hay que buscar mucho el sentido técnico en ellos. No son estrategas, pero seguramente harán la tarea así que hay que decirles claramente lo que se requiere y darles reconocimiento por esto.

Lea también: Sobreprotector o tibio

Hay que ser conscientes de que las empresas y los grupos humanos son formados por personas con defectos y virtudes y por supuesto perfiles diversos. La base de las relaciones es la confianza, según Patrick Lencioni en su libro The five Dysfunctions of a team, la falta de confianza hace que los equipos puedan tener un comportamiento errático y un miedo al conflicto que llevará al final a otras variables que no permitirán un equipo de alto desempeño.

No hay nada que hacer entonces. En ellos no puedes confiar, pero hay que saber manejarlos para que no le hagan daño al sistema. Los lagartos son y serán lagartos a menos que decidan irse por su propia voluntad. Hay que tener mucho cuidado con ellos ya que su instinto de sobrevivir puede llevarse lo que sea por delante. Son egoístas y muchas veces desvirtúan la realidad porque solo creen en ellos mismos.

Hay que neutralizarlos. En un ambiente de alto desempeño tienen que funcionar técnicamente. Generar valor, producir y ser eficientes. El mensaje clave para los líderes está en el nivel de tolerancia, teniendo claroque  hay que navegarlos. Paciencia, mucha estrategia.  Y como diría Benjamin Franklin, quien tiene paciencia obtendrá lo que desea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.