Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/09/25 00:01

    El huracán de la Superfinanciera

    Recientemente, la Superintendencia Financiera ha tenido una inesperada e importante actividad en el desarrollo del sector financiero. El huracán de decretos y normativas emitidas en las últimas semanas puede ser explicado por el interés de Presidencia para reactivar la economía.

COMPARTIR

En este punto, vale la pena preguntar: ¿será esto una débil ventisca para cumplir con la urgencia definida por Presidencia, sin fuerza suficiente para verdaderamente transformar el sistema financiero colombiano? ¿O será el huracán que abrirá las puertas a su evolución, arrasando consigo viejas estructuras y formas de concebir un sistema distante de las necesidades de nuestros empresarios y ciudadanos?

Con tres acciones: el Decreto 1234 que lanza el sandbox, el permiso para que criptomonedas hagan parte de este entorno y la intención de modificar el Decreto 2555 de 2010, creando las condiciones para fomentar el desarrollo del crowdfunding en Colombia, la Superfinanciera pareciera haber dado una rápida respuesta a la sesión del 14 de septiembre, cuando el Gobierno nacional y los empresarios buscaban nuevas propuestas para generar empleo y reactivar la economía.

Lo interesante es que ninguna de estas medidas fue tratada en la rendición de cuentas de esta entidad el pasado 21 de septiembre de 2020. Al contrario, lo que se puede ver en la presentación de Jorge Castaño, superintendente Financiero, es la poca penetración del sistema financiero en el país, con un total de tres millones de cuentas corrientes a nombre de empresas y personas.

Lea también: Ingresos de empresas latinoamericanas caerían US$204.000 por la covid

Adicionalmente, el acceso al crédito es muy limitado, dado que las grandes empresas presentan endeudamiento con el sistema financiero por $278,4 billones y las pequeñas y medianas empresas por $12,9 billones, lo que representa el 30% del PIB del colombiano, e incluyendo hogares y personas naturales se alcanza hasta un 54% de dicho indicador. Esta cifra la podemos comparar con más del 200% del PIB en la Unión Europea y Estados Unidos, y regionalmente podríamos compararla con Brasil, cuyo endeudamiento alcanza el 75% del PIB de este país.

Más importante aún: la presentación muestra como gran logro la realización de 993 millones de operaciones monetarias durante los días hábiles de la cuarentena, cuando, en realidad, el sistema de pagos colombiano debería permitir a los ciudadanos realizar transacciones cualquier día de la semana y a cualquier hora.

Por último, reiteradamente se menciona que el foco principal de esta entidad es “la estabilidad del sistema financiero” y no menciona como foco el crecimiento y adecuado desarrollo del sector para que todos los colombianos tengan acceso a una gran variedad de productos a precios justos, lo que se constituye como la principal falencia de la Superfinanciera. Por ejemplo, los establecimientos de crédito presentan un ratio de capital definido por la Superfinanciera como patrimonio del 16,66%, aun cuando la normativa internacional exige a estas entidades niveles de capital máximos de entre el 12% y 14%.

Lo anterior se traduce en ineficiencias para el sector, puesto que si los establecimientos de crédito tienen mayor patrimonio que los estándares internacionales, quiere decir que no son igualmente competitivos, ya que hacen un uso menos eficiente de su estructura de capital en lugar de aumentar los desembolsos de crédito.

Lea también: Las 10 claves para que los gerentes puedan superar las crisis por el coronavirus

Pareciera que la Superintendencia se comportara como un padre que prohíbe hacer deportes a su hijo por el miedo de que este tenga alguna lesión, a pesar de que su hijo pierda la oportunidad de ser un gran deportista.

Sin duda, los que somos padres hemos estado tentados a pensar como piensa actualmente la Superfinanciera, pero también hemos aprendido que es más importante acompañar, estimular y responsablemente dar las herramientas y el conocimiento a nuestros hijos para que estos crezcan fuertes y desarrollen sus sueños y objetivos de manera responsable y con respeto por los demás.

Así, la Superfinanciera debe aumentar sus acciones para modernizar y desarrollar el sistema financiero, aumentando la competencia y eliminando barreras de capital y reporte para fomentar la innovación y la eficiencia.

Infortunadamente, no solo de buenas intenciones se desarrolla el sector financiero colombiano. Por lo tanto, la Superfinanciera no solo debe cambiar su forma de pensar y actuar, sino que también debe ser acompañada de un mayor presupuesto que le permita aumentar su campo de acción y los salarios de su equipo de trabajo para atraer talento con las mejores calidades.

Lea también: Findeter lanzó primera línea de crédito para reactivación económica

Es por esto que si bien agradecemos todos los colombianos la reciente actividad de la Superfinanciera emitiendo normativa que permite mayor competencia, se requiere mucho más, y para esto es necesario que Presidencia y el Ministerio de Hacienda aumenten el presupuesto a la entidad: solo de esta manera se podrá desarrollar un fuerte huracán de decretos y normas que puedan continuar su impacto por los próximos 10 años.

Para esto, como cualquier junta directiva de alto nivel, valdría la pena conocer cuál es el plan estratégico a diez años del superintendente Financiero, que soportaría dicho aumento presupuestal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 601

PORTADA

Los desafíos de los criptoactivos

Colombia se alista para entrar en una nueva etapa que incorpore los criptoactivos de una forma regulada. No en vano, algunos creen que es uno de los 10 países con mayor dinamismo en negocios con bitcóin. Deberá enfrentar retos de protección al consumidor y de política monetaria.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.