Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/04/06 00:05

    El consumo en cuarentena

    Desde la puesta en confinamiento en muchos países a nivel mundial, el consumo ha experimentado un cambio en sus tendencias, movido especialmente por las necesidades del consumidor. En esto, las cadenas de televisión hacen parte de las más beneficiadas.

COMPARTIR

El virus, que ha cobrado la vida de más de 53.000 personas a nivel mundial, ha llevado a la desilusión a todo país al que llega por su rápida expansión y por los efectos nocivos que empieza a desarrollar en materia de salud pública, social y económica. El temor de colapso se hace cada vez más grande y, ante la inexistencia de una vacuna para hacerle frente, la incertidumbre no para de crecer.

Ante el panorama, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha lanzado la advertencia de que esto se va a parecer mucho a una economía de guerra. Las barreras se han hecho más grandes, se han cortado los sistemas de transporte y se ha priorizado el consumo en torno a los bienes de primera necesidad.

Esto ha llevado al desplome de sectores económicos como el entretenimiento, comercio, transporte, la hotelería y el turismo, uno de los más impactados en el país, e impacta fuertemente al mercado bursátil. De hecho, se espera que el turismo caiga entre un 30% y un 40%, exponiéndolo a provocar un desempleo masivo a nivel mundial.

No obstante, con el propósito de adaptarnos a esta época de confinamiento, y sin saber cuándo terminará realmente, los colombianos hemos modificado nuestros patrones de consumo, tanto a nivel de bienes básicos de aseo y de alimentos para afrontar la cuarentena, como a nivel de una mayor demanda de productos y servicios relacionados a las telecomunicaciones y entretenimiento.

Los hábitos de consumo de los colombianos han venido variando a raíz de la rápida propagación del coronavirus y de las medidas como el aislamiento preventivo para mitigar su impacto. Es por ello por lo que muchas personas han decidido ahorrar, pues no se sabe cómo puede evolucionar la pandemia.

Esto ha generado que los nacionales que afortunadamente pueden comprar prefieran hacer sus compras en almacenes low-cost (68,5%) y en tiendas de barrio (53,3%), según datos develados en un estudio de LookApp, en el que también se vio que antes del aislamiento solo 39% de los colombianos se había aprovisionado, pero después de que esta medida iniciara la cifra subió a 79%. 

Asimismo, según indica la plataforma Merqueo, la escasez de algunos productos ha sido la oportunidad para las marcas no tan conocidas de darse a conocer, pues los consumidores ahora se fijan más en el producto y no tanto en la imagen.

De otro lado, no cabe duda de que el televisor se ha vuelto indispensable para sobrellevar los días en casa. Según Kantar Ibope Media, aumentó no solo el número de espectadores, sino también el tiempo frente a la pantalla; puntualmente, registró que el tiempo promedio visto creció un 29,4%, lo que representa 1 hora y 25 minutos más por persona al día.

Por lo pronto, el fin de semana del 21 y 22 de marzo registró el pico más alto de audiencia, dado que el promedio del tiempo por persona frente a la pantalla fue de 6 horas y 12 minutos. Por rangos de edades, las personas entre 25 y 39 años aumentaron su consumo al 53%, mientras que las personas mayores de 40 años aumentaron al 38%.

Asimismo, se estimaba que el tráfico de telecomunicaciones estaría por las nubes, no sólo por el confinamiento obligatorio de las personas, sino por la demanda de internet que se venía con la tendencia del teletrabajo decretada por varias empresas para continuar con sus operaciones. Al respecto, a inicios de marzo, varios operadores dieron a conocer planes de acción que incluían atención 24/7, aumento de velocidad en la conexión de los hogares, planes de contingencia y porcentajes adicionales en los paquetes de voz y datos para sus usuarios.

Por su parte, ante la insistencia de protegerse del coronavirus, la demanda de productos como jabones, paños húmedos y limpiadores de todo tipo se ha disparado en todo el territorio nacional. Según una encuesta realizada por Nielsen a inicios de marzo –es decir, en épocas de preparación para la cuarentena – la adquisición de jabón antibacterial se incrementó en un 35%, los paños húmedos en un 44%, pañuelos faciales en un 32% y el papel higiénico en un 26%. 

No obstante, los artículos para limpieza del hogar también incidieron. En limpiadores líquidos se vio un aumento de la demanda en un 31%, limpiavidrios en un 29% y detergente de loza en un 28%. 

En materia de alimentos, la adquisición de enlatados aumentó en 19% y los lácteos en 12%. Y ante la preocupación de contagio, productos farmacéuticos también destacaron dentro de los patrones para la preparación de la cuarentena. Los fármacos que no requieren fórmula médica subieron al 82% en consumo, mientras que suplementos y vitaminas subieron al 43% y 33%, respectivamente.

Desde inicios de marzo, el gasto de los colombianos con tarjetas (débito y crédito) no solo ha caído, sino que las compras que se hacen están más enfocadas en los supermercados, para compras de productos básicos de la canasta familiar, y en droguerías, principalmente. Así lo mostró recientemente un análisis de Credibanco, en el que muestra que mientras el gasto de las personas en supermercados, droguerías y almacenes por departamento con supermercado se disparó en 99%, 41% y 41% respectivamente, en las primeras tres semanas de marzo, en aerolíneas y tiendas de vestuario estas cayeron 59% y 27%, en su orden, si se les compara con el mismo periodo del 2019.

Aunque se ha mantenido en expansión, el e-commerce nunca había tenido tanto protagonismo en nuestro país como lo tiene ahora, creciendo un 105% en las tres primeras semanas de marzo según Credibanco. El comercio electrónico se ha convertido en una alternativa para amortiguar el impacto de la pandemia porque reduje el contacto y la aglomeración de personas. Pese a que no hay aún una cifra oficial, son varias las plataformas que han experimentado un crecimiento en ventas entre un 20% y un 30%. Y es indudable que seguirá creciendo si el confinamiento se extiende un poco más.

Pero, si bien el consumo virtual se ha mantenido dinámico, esto no durará mucho. Una de las constantes preocupaciones de los colombianos gira en torno a temas laborales por el temor al aumento del desempleo y/o a una reducción en los ingresos recibidos. Dada una reducción en la capacidad de gasto y un aumento en el precio de los productos que, por ejemplo, en el caso de los bienes básicos tuvieron alzas de hasta el 140%, se avecina una fuerte recesión en el país.

Y aunque el coronavirus logró algo que el mundo no veía venir –que varios gobiernos defendieran la salud pública, incluso por encima de la economía– la desaceleración de la economía mundial profundizará, aún más, una de las recesiones más fuertes que se avecinan no solo para Colombia, sino también para la región. Podría decirse que, incluso, se avecina algo más fuerte que aquel colapso derivado de la crisis de 2008. 

Coincido con el análisis de Nelson Vera en el que se plantea como manejar la cuarentena en el país y su incidencia en el devenir económico próximo: “Solo se puede pensar en reabrir la economía cuando se tengan procedimientos-medidas eficaces que permitan detectar-gestionar adecuadamente los nuevos contagios, lo cual necesariamente está atado al testeo masivo. En últimas esto dirá cuánto se puede (debe) relajar (o apretar) el aislamiento. Y lo más importante, cuando estemos seguros de que reabrir economía no implica tirar a la basura los esfuerzos y costos de las cuarentenas ya hechas”. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 592

PORTADA

Coronavirus: ¿vamos perdiendo la pelea?

En los próximos dos meses, Colombia llegará a su pico de contagios de coronavirus. A final de año o antes podría alcanzar los 3,6 millones de infectados y superar los 40.000 muertos, según estimaciones del Gobierno. Luego de tres meses de confinamiento, apenas viene lo más duro.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.