Opinión

  • | 2018/05/30 00:01

    Dorando la pildorita

    No albergo la menor duda que el plan de acción de la campaña de Petro durante las próximas dos semanas y media va a ser el dorarles la pildorita a los indecisos. ¿Y en qué consiste dorarles la pildorita?

COMPARTIR

En hacerles creer que él es un demócrata integral que va a respetar el modelo social y económico que hoy impera en Colombia. Me temo que esas promesas son vacuas y están alejadas de la verdad. El 26 de junio del 2003, el entonces representante a la Cámara, Gustavo Petro, que en ese momento era uno de los más cercanos asesores de Chávez en el nuevo modelo que se estaba gestando en Venezuela, le explicó a la revista Dinero las bases del esquema que estaba trabajando con los chavistas venezolanos:

Dinero: ¿En qué va el cambio de modelo?

Petro: Estamos en una etapa de transición de un modelo neoliberal, a otro que yo bautizaría como el neopopulismo.

Dinero: ¿Cuáles son sus bases?

Petro: Uno, la reforma agraria, cuya meta es entregar tierras a 100.000 familias. Están interesados en hacer producir su campo y el campo venezolano no producía nada porque el petróleo lo mataba. Dos, el sistema financiero: fortalecer la banca pública para entregar crédito a la pyme. Tres, no privatizar sus sistemas de pensiones ni de salud. Cuarto, el control público del petróleo y quinto, una estrategia comercial ligada a Brasil y Argentina.

Dinero: ¿Esto qué implica?

Petro: La muerte del pacto andino, y los venezolanos lo han entendido así.

Dinero: ¿Esto qué significa para Colombia?

Petro: La pérdida de todas nuestras exportaciones que tienen valor agregado.

Dinero: ¿Qué pasa con el sector empresarial?

Petro: El gobierno Chávez ha querido incentivar la construcción de un nuevo empresariado, que intenta captar los mercados que dejan los viejos empresarios. Hasta ahora es muy incipiente y nadie garantiza que ese empresariado surja, lo que hubiera sido una oportunidad para el empresariado colombiano. El mayor ganador de la crisis venezolana habría podido ser el empresariado colombiano, pero desgraciadamente le apostó al viejo empresariado.

Con muy pequeñas variaciones de tiempo y lugar, el modelo neopopulista esbozado por Petro para la Venezuela de Chávez es exactamente el mismo que va a implantar en Colombia en caso de ser elegido presidente. Y para entender lo que puede ser Colombia en menos de 20 años, veamos lo que es Venezuela hoy después de haber seguido a rajatabla el modelo neopopulista: Según el diario El País de España, “la mala gestión en las actividades económicas en el territorio nacional trajo como consecuencia que la economía se redujera en 35%. El PIB del país disminuyó un 16% en 2016, un 14% el año pasado y se prevé que baje un 15% este año, según el FMI”.

No se pierda: Erradicando 200.000 hectáreas

El economista Asdrúbal Oliveros aseguró que ni siquiera naciones como Siria que están en guerra muestran tales cifras de deterioro. De acuerdo con la firma Ecoanalítica, PDVSA redujo su producción en 300.000 barriles diarios. A pesar de que el gobierno tiene una tasa fija en 10 bolívares por dólar, hay otra ilegal que no reconoce y que ya ronda los 120.000 bolívares. Observadores como Oliveros cifran el déficit fiscal en el 17% del PIB y la inflación en el 2.700% el año pasado. El desempleo alcanzará el 30% y los precios de todo tipo de bienes en el país aumentarán un 13.000% este año, según las nuevas cifras publicadas por el Fondo Monetario Internacional. Este año marcará el tercer año consecutivo de contracciones de dos dígitos en el producto interno bruto de Venezuela, la medida más amplia de la actividad económica.

Venezuela es una dictadura que está sumida en una profunda crisis económica, política y humanitaria, en gran medida infligida por las políticas del Gobierno, dicen los economistas. Políticas, sobra decir, que el mismo Petro contribuyó a diseñar y estructurar. La escasez de alimentos y medicinas es generalizada lo que lleva a la gente a buscar comida en contenedores de basura. Los ciudadanos están huyendo por miles, principalmente a Colombia.

Todo colombiano tiene que tener la certeza es que si Duque es elegido, Fajardo o Claudia López pueden ser presidentes dentro de 4 años. Si Petro es elegido, nadie podrá ser presidente en 20 años. Esa es la regla de los regímenes neopopulistas. Si no lo creen, además de Maduro, pregúnteles a Ortega en Nicaragua y a Evo en Bolivia.

Le recomendamos: El turismo es como el colesterol

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 544

PORTADA

5.000 empresas: Dos décadas de evolución empresarial

Hace 25 años nació Dinero y para esta edición hemos querido traer no solo 25 historias empresariales que ejemplifiquen las transformaciones que han tenido las compañías en Colombia –a través de 5 grupos–, sino también la evolución del ranking en estos últimos años.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 544

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.