Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/09/02 00:01

    Demagogia: Propuesta de crear 250.000 cupos en la Universidad Distrital en cuatro años

    Los candidatos de izquierda, o quienes se consideran progresistas, cuando elaboren propuestas de gobierno deben ser muy cuidadosos para no reproducir modelos tradicionales de hacer política en Colombia, con ofertas demagógicas, que dañan la democracia, al obtener provecho de las necesidades o de las expectativas de los electores, a quienes engañan con promesas imposibles de cumplir.

COMPARTIR

En este sentido el candidato a la Alcaldía de Bogotá, Hollman Morris, quien ha sido un buen concejal de la Ciudad, propone en su programa de gobierno : “hacer de la Universidad Distrital el centro de estudios superiores más poderoso de todo el país, logrando que alberge a 250.000 estudiantes en cuatro años”. Suena bien y grandilocuente.

La propuesta se sustenta en una falacia, según la página web del candidato, “Bogotá logró garantizar la cobertura en la educación básica y media, ahora necesitamos dar el gran salto en el aumento de la cobertura de educación superior”. No candidato Morris, la Ciudad aún no ha resuelto sus problemas en educación básica y media, aún hay deficiencias en el acceso (en preescolar y en media), en la permanencia de los muchachos en el sistema educativo oficial y, de manera especial, en la calidad de la educación en los colegios distritales. 

Prioridad para el desarrollo de Bogotá debe ser universalizar la educación básica y media y avanzar en su calidad. Según mis cálculos, la Ciudad requiere crear 150.000 nuevos cupos para la educación preescolar de 3 grados y aumentar en más de 30.000 cupos la educación media. Para las cuentas de los candidatos, universalizar la educación básica y media en la Ciudad es un reto cuyo costo es superior a un billón de pesos año; 180.000 nuevos cupos a un costo cercano de 5 millones de pesos por estudiante, más infraestructura y dotaciones. Sin mencionar los costos que tiene para el sistema educativo avanzar en la jornada única.

Sobre la calidad de la educación básica y media basta anotar que, en el 2018, sólo el 27% de los estudiantes de los colegios oficiales se clasificó en las categorías A+ y A, frente al 79% de los privados. Un buen ejemplo lo constituye Bucaramanga, que logra clasificar a más del 50% de los estudiantes de colegios oficiales en estas dos categorías.  

La propuesta específica frente a educación superior no es clara, ¿se van a crear 250.000 nuevos cupos en la Universidad Distrital? o ¿se va a alcanzar dicha meta a partir de la matrícula actual, cerca de 25.000 estudiantes?, en cualquier caso, se propone crear más de 225.000 nuevos cupos, 50.000 por año, dice el programa del candidato. 

Para entender la magnitud de la propuesta de Morris señalo que la Universidad Nacional sede Bogotá, en 2017, matriculó 26.000 estudiantes en pregrado, la universidad Distrital 25.000 (se incluyeron cerca de 6.000 estudiantes de tecnología) y la Universidad Pedagógica 9.000, para un total de 60.000 estudiantes. 

¿Cuántos bachilleres no acceden a la educación superior en Bogotá? De acuerdo con los datos del DANE, 2017, en Bogotá se gradúan en promedio 83.000 bachilleres al año, el 64% en la educación oficial (53.694). A la vez el SNIES del MEN reconoce que la tasa de tránsito inmediato a la educación superior de los bachilleres bogotanos (de colegios públicos o privados) es del 49%, lo que significa que del total de bachilleres de la Ciudad no ingresan a la educación superior 42.000 estudiantes. Lo anterior significa que, para asegurar el ingreso universal a todos los bachilleres de Bogotá, se requeriría crear o financiar como máximo 168.000 nuevos cupos, una cohorte de pregrado, 4 años.

Si el ejercicio fuera solo garantizar educación superior a todos los bachilleres de colegios oficiales las cuentas son: según la SED la tasa de tránsito inmediato para los bachilleres de colegios oficiales es del 40%; de acuerdo con este dato de 53.694 bachilleres oficiales no ingresan el año siguiente a la educación superior 32.216 estudiantes, para garantizar su acceso se requeriría durante cuatro años crear 128.864 cupos. Estas cifras pueden ser menores, acá supongo que todos los bachilleres pasan a la educación superior, en la vida real entre el 10% y el 20% nunca asisten por decisión propia. 

Para crear los 250.000 cupos en educación superior, Morris propone utilizar la infraestructura de las instituciones educativas del distrito en jornadas nocturnas y construir el Campus Universitario Distrital con 30.000 cupos sobre la franja occidental de la Ciudad. Anoto que el candidato Miguel Uribe propone crear 7.000 cupos, año, en educación superior, igual: utilizando los colegios oficiales y en programas nocturnos.

Así mismo, para tener una idea de lo que significa crear campus universitarios, con criterios de calidad, recomiendo una mirada a la infraestructura y dotación de la UNAN de  México, Institución que atiende cerca de 300.000 estudiantes, miren lo que tiene: 2,875,099 m2 de área construida, 2,260 cuerpos de edificios, 4,556 Aulas, 4,179 cubículos, 3,173 laboratorios, 133 bibliotecas con un acervo de 1,765,803 títulos y 7,110,952 volúmenes de libros, 882,038 títulos accesibles en la Biblioteca Digital, 83 mil 436 computadoras propiedad de la UNAM con conexión a Internet, 175,082 cuentas activas en la red inalámbrica universitaria, Capacidad de supercómputo de 302 mil millones de operaciones aritméticas por segundo. Pero vale, propongamos educación de pobres para estudiantes pobres, en colegios oficiales mal dotados para la educación superior, y de noche. ¡Esto no será nunca de buena calidad!

Por último, de dónde saldrán los 6.5 millones de pesos que se requieren para financiar el programa de Morris?, calculé 10 millones de pesos por estudiante año, de acuerdo con un estudio de costos de la Pedagógica, una universidad de bajo presupuesto. Bogotá obtuvo por impuestos directos, en 2018, cerca de 9 billones de pesos, ahora utiliza más de 2 billones de pesos para financiar la educación de la Ciudad. La propuesta de Morris puede ser políticamente correcta, gana votos, mueve la tribuna y despierta pasiones a favor; pero inviable en el corto plazo, gobierno de cuatro años y no garantiza educación de calidad para los más pobres. Hoy el derecho a la educación, sin calidad, no es un derecho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 592

PORTADA

Coronavirus: ¿vamos perdiendo la pelea?

En los próximos dos meses, Colombia llegará a su pico de contagios de coronavirus. A final de año o antes podría alcanzar los 3,6 millones de infectados y superar los 40.000 muertos, según estimaciones del Gobierno. Luego de tres meses de confinamiento, apenas viene lo más duro.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.