Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/10/30 11:22

    Cómo se explica lo que para Minhacienda es inexplicable

    En conjunto sí aparecen señales confusas respecto a la dinámica económica del país, pero ante lo grave del desempleo, el Ministro de Hacienda solo responde que no entiende qué pasa.

COMPARTIR

Los datos sobre el aumento del desempleo y simultáneamente del subempleo son el mayor motivo de preocupación de quienes viven ese problema, y deberían serlo del gobierno nacional. No sucede así porque para las autoridades datos como que somos un país que crece más que el promedio de Latinoamérica; que el recaudo aumenta y el comercio crece; que la inversión extranjera también sube, sumados a otros indicadores, supuestamente prueban que vivimos un gran momento económico, y contradicen la visión de quienes no lo entienden así.

En conjunto sí aparecen señales confusas respecto a la dinámica económica del país, pero ante lo grave del desempleo, el Ministro de Hacienda solo responde que no entiende qué pasa.

Pero profundizando un poco lo que se encuentra es que los indicadores que no resalta el Gobierno muestran que la situación económica es bastante contraria a la que él presenta. Porque entre los macroeconómicos el indicador de empleo no solo es el más importante por lo que refleja en lo social, sino que es el resultado lógico de la situación actual y el que mejor expresa la crítica coyuntura que vivimos: no es una rareza ni inexplicable como lo ve el Minhacienda.

Un análisis de los mismos indicadores de los que se precia el Gobierno permite ver en forma más coherente y clara la situación.

El atribuir el crecimiento a la importación de planta y equipo incentivada por la nueva tributación es un sofisma, puesto que apenas estarían entrando poco a poco en operación, no pueden haber contribuido mucho a una mayor oferta y ninguna incidencia tiene en la demanda. No generan todavía nuevos empleos y cuando lo hagan desplazarán tantos o más de los que creen. En cambio, explica en parte el creciente y abultado déficit de la balanza comercial y cambiaria, ya que no tiene compensación –o sea fuente de financiación– en las exportaciones, las cuales siguen disminuyendo, además con una dependencia cada vez mayor de la extracción de nuestros recursos naturales. Además, el déficit fiscal es creciente, pero se oculta con el rollover y el pago de deudas no incluidas en el presupuesto con TES pagaderos a futuro.

Lo que explica el crecimiento del PIB es la demanda generada por la afluencia de exilados venezolanos que, independientemente de las formas como consigan los recursos, requieren consumir alimentos, bienes y servicios que se adicionan a los que ya existían. Este lado positivo está acompañado del lado negativo como es el desempleo, tanto de los inmigrantes como de quienes son desplazados por ellos.

Lo que compensa parcialmente este incremento –que de otra manera se convertiría en inflación– es principalmente el aumento de las remesas de nuestros propios exilados que en este año –ya monetarizadas– alcanzarán casi el doble del año anterior. Es decir, que nuestro principal producto de exportación es el desempleado que encuentra solución fuera del país.

En estas condiciones el crecimiento causa más peligros por su estructuración que los beneficios que muestra.

Por supuesto esos nuevos consumos se dan a través del crecimiento del comercio, lo que explica también su mejoría.

En cuanto al mayor recaudo –que por supuesto sí ayuda al crecimiento– no nace de los ingresos ordinarios sino de los de la Normalización y el Impuesto a la Riqueza, lo que implica y explica el consenso entre todos los analistas serios respecto a la disminución del mismo a partir del año entrante.

En realidad con el problema del desempleo, y es lo que no entiende el Minhacienda, sucede como el caso de Chile: es el modelo el que produce esos resultados, y la apariencia de unos indicadores escogidos para presentarlos como maravilla solo disimulan lo que es una olla a presión.

Y nuestras autoridades orgullosas, dedicadas a ver cómo los imitamos...

PD. Última columna antes de mi retiro (ojalá temporal); gracias a mis lectores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.