Opinión

  • | 2016/11/26 00:01

    Como crear un piloto de forma efectiva

    Una de las charlas que más he dado en nuestra incubadora de empresas este año, ha sido la relacionada con lo que se debe tener en cuenta para crear un piloto y así probar un modelo nuevo de negocio.

COMPARTIR

En días pasados estuve compartiendo en esta columna, mi experiencia sobre las diferentes casillas que componen el “business model canvas”, al final de un proceso de incubación que normalmente toma 90 días, se debe tener un equipo emprendedor validado, un modelo de negocio claro y si es posible, un producto mínimo  viable; pero una vez que se ha logrado esto, lo que sigue es probar si el modelo está bien concebido.

Un piloto es un ejercicio controlado y medido de la forma más completa posible, donde se puede probar si las asunciones y esquemas de los que se compone nuestro modelo, realmente funcionan.

Lea también: Generemos valor real

El primer error en el que caemos es el de no probar el modelo, terminamos probando otra cosa. En mi experiencia he visto que muchos emprendedores asumen el piloto como si fuese casi un proyecto diferente. El piloto debe darnos luces sobre cada parte de nuestro modelo, verificar si es verdad que el segmento está dispuesto a pagar por el valor, si nuestras entradas eran las correctas, si nuestras actividades claves son pertinentes, en fin debemos diseñar un ejercicio, que nos permita de forma rápida ajustar nuestro proyecto.

El segundo error que más cometemos es el de no crear mecanismos medibles, he visto casos donde el piloto consiste en vender algún producto y una vez terminado el ejercicio y vendido lo que se estipuló vender... quedamos en las mismas (sin saber si el modelo funciona); es importante que cada contacto con el cliente se registre, cada reacción, cada proceso, así cuando nos sentemos luego ha evaluar los resultados, podremos hacer los ajustes que sean de rigor.

El tercer error es no presupuestar un tiempo límite para el piloto, tengo casos de emprendedores que llevan más de 1 año “probando” el concepto; si el piloto se diseñó bien tiene un tiempo establecido y unos indicadores concretos. Una cosa es estar siempre “en desarrollo” otra muy distinta es no tener idea de la etapa en la que se está.

Cuando diseñe un piloto use su “producto mínimo viable”, apunte a los “early adopters” dentro de su segmento y pruebe su propuesta de valor y los procesos que creó para sus canales y relaciones con el segmento; le doy una pista... los pilotos son versiones pequeñas y controladas de su “startup”, sospeche si el piloto parece una empresa aparte de la que está creando.

A mi los pilotos me gustan, me permiten entender mejor lo que estoy haciendo y casi siempre me permiten crear nuevos “spin off” futuros.

Pruebe sus ideas, no se quede en “planeación eterna” recuerde que a un emprendedor se lo gradúa emprendiendo... mucha suerte.

Lea también: El gerente que no lee

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 546

PORTADA

Especial de abogados: las firmas más grandes de Colombia

Los bufetes de abogados en Colombia facturaron cerca de $1,5 billones en 2017 y, aunque fue un año no tan fácil para la economía, les abrió nuevas oportunidades de negocio. Panorama de la industria legal en el país.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 546

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.