Opinión

  • | 2018/04/05 00:01

    ¿Colombia cada día mejor?

    Colombia lleva décadas avanzando en sus indicadores económicos y sociales. Sin embargo, aún tenemos retos inadmisibles, los cuales se convierten en razones para discursos anti establecimiento.

COMPARTIR

El país lleva décadas progresando de manera consistente en muchos indicadores sociales y económicos. Por mencionar algunos, los datos muestran disminución en las tasas de pobreza, aumento del ingreso per cápita, ampliación de la cobertura en servicios de salud y educación, incremento del tamaño de la clase media y similares. No obstante, es común encontrar discursos fatalistas y anti establecimiento que hacen llamados a empezar de cero en todas las políticas económicas y sociales.

Los discursos anti establecimiento existen porque sus abanderados tienen incentivos para hacerlo, en particular porque encuentran resonancia en la población que usualmente son potenciales votantes en época de elecciones.

En el lado positivo, hace unos días salieron los datos de pobreza de las principales ciudades del país para el año 2017. La pobreza monetaria nacional ha disminuido del 49,7% al 26,9% entre 2002 y 2017, lo cual ratifica que el país lleva muchos años avanzando. Dicha tendencia se preserva a pesar de cuatro años de desaceleración económica e incluso después de aplazar reformas económicas, por ejemplo, la necesaria del gasto público para resolver su ineficiencia.

Recomendado: La familia es lo más importante, ¿cómo subsidiarla?

Sin embargo, proponiendo discusiones inertes, varios actores de la época electoral salieron a criticar piezas del nuevo y positivo dato de pobreza. El caso de Bogotá es un ejemplo, ciudad que no tuvo cambios que fueran estadísticamente significativos, es decir, que presentó un aumento del indicador dentro del margen de error de la medida. Por otro lado, cada año hay desinformación sobre la forma en que se calculan las tasas de pobreza o incluso sobre la credibilidad del DANE.

No es porque son simplemente politiqueros o populistas que los actores salen a criticar –puede que también lo sean- sino porque el país tiene retos muy grandes que la población percibe y que pareciera que nublan los avances.

Existe una gran heterogeneidad en nuestro progreso. Por ejemplo, el país aún tiene ciudades que siguen con niveles de pobreza monetaria similares a las del promedio nacional hace 15 años. Los casos más alarmantes son Quibdó y Riohacha con datos bordeando el 47%, que es cuatro veces el nivel de otras ciudades como Bucaramanga. Aún más, en las 23 principales ciudades viven más de 13 millones de compatriotas en condiciones de pobreza. Estos datos son melodía para los oídos de los discursos anti establecimiento.

Puede interesarle: Es la voluntad política, estúpido

Además, los retos no solo se ven en las disparidades regionales, también se encuentran por grupos poblacionales. Por ejemplo, los hogares que tienen como cabeza de hogar a una mujer tienden a mayores tasas de pobreza, el desempleo en jóvenes es mayor que el promedio nacional, las zonas rurales de las ciudades también tienen rezagos y hechos similares. Todo esto a pesar que, según el Departamento de Planeación Nacional, el Estado colombiano gasta cerca del 30% del presupuesto general de la nación en subsidios.

Es imperativo que el Estado colombiano resuelva hechos inadmisibles de indicadores sociales y económicos del país. De otra manera, es muy probable en el mediano plazo un actor populista con un discurso anti establecimiento exagere nuestros retos y gane con votos anti todo lo conocido previo a él.

La mejor forma de asegurar que vivamos en un mejor país es garantizar que el próximo gobierno lleve a cabo reformas económicas que promuevan el crecimiento económico sostenido y un mejor uso de los recursos públicos, condiciones necesarias para incrementar la calidad de vida de los colombianos y debilitar los discursos exageradamente pesimistas.

Lea también: ¿Por qué no funciona el Petro?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 550

PORTADA

Ranking de las 1.000 Pymes más grandes del país

Las Pymes siguen fuertes como base de la economía. En el país son más de 96% de las unidades empresariales y responden por cerca de 80% del empleo. Dinero presenta las mil más grandes, medidas por sus ventas de 2017.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.