Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/08/12 00:01

    Candidatos a gobernaciones y alcaldías: el camino es la educación

    En las actuales campañas electorales es relativamente fácil hacer propuestas generales para ampliar la cobertura o mejorar la educación de los colombianos.

COMPARTIR

La mayoría de los candidatos que aspiran a dirigir alcaldías y gobernaciones utilizan lugares comunes para destacar la importancia de la educación en el desarrollo de las personas y de los territorios, con ello evaden compromisos puntuales con la educación de los niños y los adolescentes.

Los electores en las entidades territoriales cada cuatro años oyen o leen propuestas en educación de los candidatos como: “ampliar la cobertura”, “mejorar la calidad”, “lograr mejores maestros”, “construir nuevos colegios”, “colegios oficiales con educación bilingüe” y otros temas, con las cuales nadie pelea y todos estamos de acuerdo.

Sin embargo, muy pocos candidatos se comprometen con objetivos y metas que den respuesta a preguntas específicas como: ¿Cuáles son los problemas del servicio de educación en su territorio y con qué programas y estrategias piensa solucionarlos?; ¿cuántos recursos del presupuesto se utilizarán para educación en los cuatro años de gobierno?; ¿cuál es el incremento con respecto al periodo anterior?; ¿cómo se concretarán programas para la educación rural y para la población de niños o jóvenes con necesidades especiales?; ¿cuántos colegios se beneficiarán de los avances en infraestructura y dotaciones escolares? y ¿cuál será el número de estudiantes y maestros que accederán a proyectos de bienestar estudiantil o de formación especial?

Le puede interesar:

Además, para el 2020 en las entidades territoriales existirán retos en el sistema educativo inaplazables, menciono cuatro:

  1. Educación preescolar: inaudito que la cobertura en los grados de jardín sea del 20% y en prejardín del 13%, además, en el 2018 la participación de la matrícula oficial en los dos grados fue de 22% y del 9%, es decir los escasos niños que están matriculados en estos dos grados están en el sector privado. Señores candidatos propongan; la evidencia internacional señala que no existe mejor inversión que la realizada en educación inicial y que la calidad de la educación empieza por garantizar mínimo dos años de buen preescolar. Con seguridad los datos son más relevantes cuando se discriminan por municipio o departamento, porque Bogotá a nivel nacional participa con el 63% de la matrícula oficial en estos dos grados.
  2. Deserción y repitencia escolar. A nivel nacional y territorial este es un problema grave de la educación oficial; sobre su magnitud, en 2018, los datos del Dane muestran que se matricularon 695.936 estudiantes en primer grado y 385.170 en el grado once, si no hacemos nada en 11 años habremos perdido más de 300.000 estudiantes. Reconozco los esfuerzos del MEN y de algunas secretarías para disminuir la deserción escolar y la repitencia, pero este flagelo se concentra en las zonas rurales y en los barrios marginales de ciudades y de municipios medianos en población; destaco que quienes más lo sufren son los adolescentes que en su mayoría se retiran o repiten entre los grados sexto y noveno. Una acotación señores candidatos, garantizar continuidad en el proceso escolar y, por lo tanto, más oportunidades de educación, formación y trabajo para los jóvenes, es además una excelente estrategia complementaria para garantizar seguridad en las ciudades.  
  3. Acceso a la educación superior. Menos del 40% de los jóvenes bachilleres de los colegios oficiales ingresan al año siguiente a la educación superior, la mayoría de ellos en la medida que no obtienen resultados altos en las pruebas Saber 11 optan por el Sena o por programas no acreditados. No es justo con los muchachos más pobres que su única opción de formación en educación superior sea el Sena, entidad que acoge más del 70% de la matrícula en formación tecnológica en el país (la formación técnica es casi inexistente en Colombia) y que, en la mayoría de los casos, no es de buena calidad ni pertinente. Futuros alcaldes y gobernadores se requiere crear centros de formación técnica y tecnológica en educación superior u obligar al SENA a mejorar sus programas. A propósito, señores del MEN, ¿cuándo van a promover o por lo menos facilitar a las entidades territoriales la creación de centros tecnológicos? 
  4. Calidad de la educación básica y media: Es claro que no existe una receta única o una ruta expedita para alcanzar la calidad de la educación. En principio, los candidatos deben reconocer que se requiere una acción integral e interinstitucional de apoyo a los colegios y a los maestros para facilitar los procesos de aprendizaje de los estudiantes; también que los profesores, a través de su formación, compromiso y estímulo, son indispensables para avanzar en la calidad de la educación. Para subir el listón de la calidad en educación se requiere que los padres de familia asuman su responsabilidad y que los estudiantes tengan motivaciones claras para estudiar (acceso a la educación superior, empleo y mejor calidad de vida), así mismo se debe consolidar la formación ciudadana. Otro requisito para mejorar los resultados de la educación oficial en Colombia es contar con electores informados y que exijan compromisos concretos en educación a los futuros alcaldes y gobernadores. Los electores deben saber que en nuestro ordenamiento legal los niños tienen derechos preferentes y la educación es un derecho fundamental. 

Además, Colombia es signatario de diversos acuerdos internacionales, como por ejemplo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que obliga a los países a adoptar medidas de gobierno para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Uno de los 17 Objetivos es lograr una educacióninclusiva y de calidad para todos, que busca asegurar que todas las niñas y niños completen su educación primaria y secundaria gratuita para 2030. También aspira a proporcionar acceso igualitario a formación técnica asequible y eliminar las disparidades de género e ingresos, además de lograr el acceso universal a educación superior de calidad”.

En el estado colombiano hay responsabilidades en materia educativa descentralizadas en municipios, distritos y departamentos, por ello en las elecciones de octubre los colombianos deberían evaluar cuáles candidatos se comprometen a apoyar y a mejorar, de manera concreta, en su periodo de gobierno los resultados de la educación pública, por ellos hay que votar. 

Le puede interesar:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 594

PORTADA

La billonaria crisis de los transmilenios

Por cuenta de la crisis, los sistemas masivos están al borde del abismo. ¿Cómo va a ser la movilidad en la pospandemia y cómo evitar que las ciudades colapsen?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.