Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/01/26 00:01

    Arranque del año con coletazos internacionales

    Los principales riesgos que afrontará la economía nacional están relacionados con el sector externo y el desempeño de las exportaciones de petróleo.

COMPARTIR

Probablemente el crecimiento del PIB colombiano durante todo 2018 estará ubicado sobre el 2,8% un poco por debajo del ansiado 3%, sin embargo, la tasa de inflación que cerró en 3,18%, muy cerca del objetivo de 3% fijado por el Banco de la República, ayudará a enfrentar una posible desaceleración permitiendo que el banco central utilice otra reducción de tasas desde el 4,25% para impulsar la economía en caso de que sea necesario.

Algunos indicadores de la economía muestran una evolución favorable pese a la coyuntura, la producción industrial ha venido creciendo impulsada por mayores exportaciones que se han beneficiado de la depreciación del peso frente al dólar que conservó el tipo de cambio por encima de $3.100 por dólar la mayor parte del año. La tasa de desempleo, aunque con una informalidad que ronda el 50%, ha logrado mantenerse por debajo de 10% y el uso de la capacidad instalada de las empresas viene incrementándose poco a poco desde el mínimo de 70% de uso que vimos en años anteriores. La producción petrolera subió hasta 865.000 barriles reflejando los éxitos de la campaña de exploración y producción de Ecopetrol y la recuperación de los precios del Brent que permaneció hasta el final del tercer trimestre.

Los indicadores de la actividad comercial sorprendieron en diciembre con los comerciantes reportando mejores ventas que las esperadas, una situación que puede cambiar rápidamente este primer trimestre si la confianza de los consumidores continúa deteriorándose como vimos durante los últimos meses de 2018 cuando cayó a -8,3% en diciembre. La construcción de obras civiles, en particular las 4G no han logrado tomar vuelo afectadas por los riesgos de crédito materializados por el efecto Odebrecht y la tortuosa gestión predial y ambiental que retrasan los desembolsos y en otras ocasiones los impiden, de continuar esa dinámica, en lugar de ser un motor de impulso para la economía servirán solo como un factor estabilizador para el sector sin mayores aportes al crecimiento.

Le puede interesar: Ecopetrol vender o no vender el 8,5%

Con la confianza del consumidor contrayéndose, el desempeño del sector constructor va a estar ligado al mercado de viviendas por debajo de los $350 millones, un segmento que depende ampliamente de los apoyos del Gobierno en subsidios a las tasas de interés (French), a la cuota inicial, y otros como VIPA, Mi Casa Ya etc. particularmente en el segmento VIS. La construcción en estratos altos no despega y el segmento comercial y dotacional prácticamente está parado con numerosos inventarios disponibles.

Por su parte sector externo sigue mostrando un ambiente retador para la economía local. Primero, una posible recesión o fuerte desaceleración de Estados Unidos puede afectar significativamente las exportaciones colombianas puesto que el país del norte compra el 26% de las exportaciones, así mismo el boom del Shale Oil mantiene presión sobre los precios del crudo que a su vez responde por el 52% de las exportaciones. Segundo, la FED ha dicho que durante 2019 hará otras tres subidas de la tasas de 0,25% cada una para llevar la tasa de los fondos prestables al 3% esos movimientos van a restringir los flujos de capital hacia Colombia y otras economías emergentes.

Le sugerimos: La media vuelta del petróleo Brent

Segundo, China  empezado a pasar de un crecimiento con ritmos de expansión superiores al 10% hacia uno más moderado entre el 6% y 7% afectando la demanda por materias primas como el petróleo, hierro, carbón y cobre. Además, el enfrentamiento comercial con Estados Unidos empieza afectar las exportaciones y por esa vía su expansión económica que por sus vínculos afecta el crecimiento de Europa y sus proveedores de materias primas entre ellos Colombia. Tercero, el Brexit y la incertidumbre que plantea la salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea afecta no solamente el crecimiento global, también puede provocar que esa región compre menos desde Colombia. A la Unión Europea le vendemos cerca de US$5.000 millones siendo el segundo socio comercial después de Estados Unidos.

Un crecimiento mayor al 3,2%, fijado como meta por el Gobierno, dependerá de la forma como se solucionen los cuellos de botella internos, y las presiones fiscales para cumplir la regla fiscal, ambos pueden ser controlados si se toman las medidas económicas correctas. El ambiente externo desafortunadamente es lo que ahora presenta la mayor debilidad puesto que las ventas externas siguen ligadas a materias primas cuyos precios dependen del desempeño de nuestros principales clientes.

Lea también: Una romería de emprendedores

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.