Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/12/2019 1:01:00 PM

El eterno retorno: un panorama general de las elecciones regionales

El próximo 27 de octubre se celebrarán en Colombia las primeras elecciones regionales y locales, después de firmado el acuerdo de paz con las Farc. El desarrollo de estos comicios será un termómetro fundamental para medir y evaluar el comportamiento político del país, en un contexto de postconflicto y construcción de paz, que paradójicamente, ha estado marcado por una fuerte polarización y desconfianza política. Así pues, nos encontramos ante un momento histórico, que podría empezar a trazar el rumbo del país en materia electoral y de participación ciudadana. Entonces, ¿qué nos deparan estas nuevas elecciones? Análisis de Mariana Perea.

En primer lugar, uno de los elementos fundamentales para evaluar en estos comicios es la violencia política. Según datos de las Naciones Unidas y de la Misión de Observación Electoral (MOE) en los períodos electorales en Colombia se dispara la violencia, la inseguridad y la amenaza contra los líderes políticos y la población civil. La firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc fue fundamental para disminuir la violencia política y el libre ejercicio del sufragio. Tanto así, que en los comicios presidenciales del 2018 tuvimos las “elecciones más pacíficas” en las últimas dos décadas. Según el Ministerio de Defensa y el Fiscal General Néstor Humberto Martínez, “la jornada se desarrolló en total tranquilidad en todo el territorio nacional”.

No obstante, parece que no seremos capaces de repetir la historia en estas elecciones regionales. Según la información recogida por la MOE, la violencia política va en aumento en este 2019. Así pues, desde octubre del 2018 hasta junio de 2019 se han registrado 265 víctimas de violencia política, que incluyen amenazas, desapariciones, atentados y asesinatos: el 43% de los casos están dirigidos hacia los dirigentes políticos y un 42% hacia los líderes sociales. Además, dice el informe, que hasta junio de 2019 se han reportado 7 asesinatos a precandidatos y todo indica que la violencia tenderá a empeorar, a medida que se acerque la fecha del sufragio.

Temas relacionados:

Este preocupante panorama de violencia y persecución política pone sobre la mesa otro tema importante, que es, la incidencia de nuevos actores armados en el poder territorial y la financiación ilegal de las campañas políticas. Según el Director de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) León Valencia, el encarecimiento de las campañas políticas y los grandes escándalos de corrupción de las empresas privadas en la financiación electoral (como el caso de Odebrecht) ha propiciado el escenario ideal para la entrada (nuevamente) de dineros de las economías ilícitas y las alianzas con grupos ilegales, en la política local. Según una reciente investigación de la fundación Pares, actualmente hay 98 aspirantes a alcaldías y gobernaciones, cuestionados por vínculos con la parapolítica u otras organizaciones ilegales. Esto resulta alarmante, pues en esta investigación tan solo revisaron 236 candidatos, de los 5.363 postulantes a estas dignidades, por lo que la cifra podría ser mucho mayor.

A todo esto se le suma una fuerte desinstitucionalización de la política colombiana, especialmente en el ámbito regional. Cada vez más, los partidos políticos están perdiendo su papel en la representación de los ciudadanos y no logran agrupar causas sociales ni ideologías y mucho menos principios. La proliferación de personalismos y matrimonios por conveniencia están a la orden del día en estas elecciones. Los partidos políticos se convirtieron en “repartidores de avales” al palo que más les dé sombra, para no quedarse sin un pedacito de la torta burocrática.

Por esto vemos alianzas tan excéntricas, como el caso del candidato a la Gobernación de Antioquia, Aníbal Correa, que tiene el apoyo de partidos tan “distantes” como el Partido Verde y Cambio Radical, además de contar con el aval del Partido de la U y del Partido Liberal. Otro de estos matrimonios extraños, es el de Kaleb Villalobos, candidato a la gobernación del César, que cuenta con el aval del partido cristiano Colombia Justa Libres, y el del partido verde al mismo tiempo. Lastimosamente, los candidatos que coleccionan múltiples avales no son casos excepcionales en esta contienda electoral, más bien son el común denominador. 

Los partidos políticos, sin excepción de ser “alternativos” o “tradicionales”, hacen alianzas hasta con el mismísimo patas, con tal de no quedarse por fuera de la repartición del poder. Esto es perjudicial para la democracia, pues en primer lugar, la coalición de estas fuerzas políticas no se hace en torno a acuerdos programáticos o visiones de gobierno, sino que responden más bien, a cálculos electoreros de partidos políticos que no tienen suficiente peso ni apoyo ciudadano, para ser opción de gobierno por sí mismos. De igual manera, imposibilita la independencia de los candidatos, que al llegar al poder tendrán que pagar con los bienes públicos los favorcitos políticos. Además, perjudica la rendición de cuentas, pues los partidos no responden por los avales asignados a aspirantes que resultan implicados en casos de corrupción.

La crisis de los partidos políticos también ha posibilitado la entrada de corporaciones religiosas en la política colombiana. Particularmente, el partido cristiano Colombia Justa Libres ha contado con un importante apoyo ciudadano, y presentó candidatos (sin colación) a las gobernaciones de grandes departamentos como Atlántico, Antioquia y Valle del Cauca. Para la directora de la MOE, Alejandra Barrios, el resurgimiento de la mezcla entre religión y política debe ser un asunto que se merece un “debate de fondo”, pues de por medio está la discusión sobre los derechos civiles en un Estado laico, que podrían estar en juego por las agendas políticas de estas fuerzas religiosas.

Finalmente, otro asunto importante en estas elecciones es la participación política del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc). Este partido que nació por la negociación con la guerrilla se enfrentará a un proceso electoral, donde medirá su apoyo ciudadano. La Farc ha presentado 14 candidatos a alcaldías en zonas donde su presencia y control fue histórica, como los municipios de Planadas e Icononzo. El partido de la antigua guerrilla tiene el desafío de darle la vuelta a los paupérrimos resultados que obtuvo en las elecciones de congreso del 2018 (85.134 votos) para consolidarse como un colectivo con representación democrática real. Al mismo tiempo, la participación del partido Farc también representa un reto para Gobierno, pues es el encargado de asegurar las garantías en la participación política y la protección a los miembros de esta colectividad.

En conclusión, los resultados de estas elecciones locales marcarán el futuro de la democracia colombiana y serán vitales para la implementación del acuerdo de paz. La respuesta gubernamental para mitigar y prevenir la violencia política será un aspecto determinante en estos comicios. De igual manera, se define también el fortalecimiento de grupos y economías ilegales, que están aprovechando la coyuntura política para reafirmar su control regional. Así las cosas, el proceso de paz pasará como una bella ilusión, mientras nuestra democracia seguirá condenada al eterno retorno de exclusión, violencia y corrupción.

Banner suscripci�³n

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.