| 6/20/2012 6:00:00 PM

La guerra del sexo

Boston Medical Group y Houston Medical Center, libran una dura pelea por el mercado de la salud sexual masculina. La estrategia es ganar clientes.

Los problemas sexuales masculinos se han convertido en una oportunidad de negocios. Primero fueron los medicamentos para la disfunción eréctil, que registran ventas superiores a $45.000 millones en Colombia. Según cifras de la analista IMC, el país consumió 19 millones de pastillas, jarabes e inyecciones para este fin en el último año; un crecimiento de 9%.

El tratamiento de disfunciones masculinas también abrió nuevos segmentos a los centros médicos. Dos clínicas se han enfrascado en una batalla por los consumidores: Boston Medical Group y Houston Medical Center, que atienden al día entre 14 y 20 personas en cada sucursal.

Según cifras de la Superintendencia de Sociedades, Boston Medical Group reportó ingresos el año pasado por $4.177 millones. Los datos de Houston Medical Center aún no aparecen en esta fuente.

Para José Pablo Saffon, gerente general de Boston Medical Group en Colombia, existen clínicas sin las condiciones adecuadas para prestar un servicio acorde con las necesidades de los pacientes. “En nuestro caso, contamos con estándares de calidad aprobados por autoridades de Estados Unidos y Europa, pues hacemos parte de un grupo que tiene más de 100 clínicas en todo el mundo”.

Jonathan Piraquive, quien coordina el equipo médico de Houston Medical Center, dice por su parte que su entidad presta un servicio muy parecido al de su competidor, al punto que varios de sus especialistas trabajaron allí algunos años. La gran diferencia –en su concepto– es que cuentan con precios más asequibles. “Obviamente, estas instituciones médicas tienen un interés comercial. Lastimosamente, Boston se ha sentido atacada y sus directivas pensaron que se podía acabar el mercado. Nuestra respuesta ha sido enfocarnos en los pacientes, sin pelear”, dice Piraquive.

La publicidad, especialmente en radio, se ha convertido en un referente de este sector. Boston Medical Group es el más dinámico: en los últimos 5 años ha invertido más de $4.700 millones en publicidad, de acuerdo con cifras de Ibope y cálculos de algunas agencias de medios; en Houston Medical Center la cifra es de $70 millones para este año.

“La publicidad ha hecho que los pacientes pierdan el miedo a acercarse hasta estos centros. Inicialmente llegaron personas mayores de 40 años, ahora también vemos jóvenes que sufren de eyaculación precoz”, comenta Piraquive.

Saffon resalta que Boston Medical Group registra un crecimiento de 30% en las visitas a sus clínicas ya establecidas en Bogotá, Cali y Medellín. “A esto se suman los pacientes en otras ciudades, como Bucaramanga, donde continuamos el proceso de expansión. Para 2013 esperamos llegar al Eje Cafetero y los Llanos Orientales”, explica.

Mientras la batalla publicitaria continúa, el potencial de este atractivo mercado promete aumentar el número de competidores, para beneficio de los usuarios.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Cuáles son los principales problemas de Cartagena?

    close
  • Empresas: así se logra la inclusión laboral

    close
  • La franquicia colombiana que hace helados en 60 segundos

    close
  • "La creatividad es importante, pero si no se aplica no pasa nada": gerente de CasaLuker

    close
  • Gerente de Oracle incita a redefinir modelos de negocio

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 554

PORTADA

¿Qué está pensando Alberto Carrasquilla?

La propuesta de ajuste tributario que el Ministro de Hacienda le presentó al país parece no haberle gustado a nadie. ¿Hacia dónde nos quiere llevar quien es considerado por muchos uno de los mejores economistas de la región?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.