| 2/28/2019 8:35:00 PM

Colombia: crece la brecha laboral contra la mujer. ¿Por qué?

El Dane reveló que la tasa de desempleo para enero del 2019 fue de 12,8%, lo que refleja un aumento de un punto porcentual con respecto al mismo periodo del año anterior. La brecha de género también aumentó hasta los 7,1 puntos porcentuales, es decir que mientras que los hombres desocupados llegan al 9,8%, las mujeres al 16,9%, cifra preocupante, si se tiene en cuenta que población femenina en Colombia es mayoritaria.

Este aumento en la brecha de género, puede ser causado por diferentes razones, sin embargo para Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia, este aumento en la brecha es completamente normal cuando el mercado laboral no va bien, pues generalmente cuando se presenta un aumento en los niveles de desempleo, los principales afectados son los trabajadores temporales, los menos calificados y las mujeres.

Para Nadia Sánchez representante de la ONG She is, que promueve la equidad de género desde la economía este comportamiento negativo obedece a varios factores, el primero de ellos es la oferta inequitativa, pues según cálculos de esta ONG el 78% de las ofertas laborales van dirigidas a hombres y en su mayoría las personas que aplican a estas ofertas son mujeres.

Lea también: Empresas: así se logra la inclusión laboral

Sánchez también aseguró que los empresarios tienen buena  parte de la responsabilidad en esta materia, dado que muchos se resisten a contratar mujeres por factores como la maternidad, al considerar que los costos que acarrea este estado son muy altos, al verse en la necesidad de contratar a otra persona temporalmente, para que supla las funciones de la mujer que se encuentra en licencia.

En este sentido Farné y Sánchez coinciden, al considerar que la maternidad es vista como un problema para los empresarios, no solo por la licencia a la que tienen derecho las mujeres luego de un parto, sino también porque las responsabilidades del hogar como el cuidado de los hijos y los quehaceres domésticos  representan funciones adicionales para las mujeres, que pueden ser vistas por los empresarios como factores que disminuyen su productividad.

En este mismo sentido, She is considera que la falta de confianza en las capacidades de las mujeres, es otro factor que aumenta esta brecha, teniendo en cuenta que muchas de las ofertas laborales están diseñadas para hombres, porque los empleadores generalmente tienen  la concepción equivocada de que las mujeres no pueden suplir las funciones que tradicionalmente han desempeñado los hombres. Este comportamiento se evidencia principalmente en rubros como el transporte, la construcción y todos aquellos que demanden algún esfuerzo físico.

Lea también: Rompiendo el techo de cristal

A las barreras para el acceso al trabajo hay que sumarle la brecha en términos salariales que podría inclusive ubicarse en 30%. Esto significa que si a un hombre le ofrecen un salario de 100, a la mujer, cumpliendo las mismas funciones, la oferta no supera 70.

Todo indica, sin embargo, que algo está cambiando, pues según datos del Departamento Nacional de Estadística, Colombia es uno de los países de la región, donde la participación de las mujeres en cargos de alto nivel  es más alta. Aquí factores como la educación de posgrado, especialmente, la realización de un MBA contribuye en que las mujeres puedan cerrar dicha brecha.

Para el Gobierno, la disminución de la brecha de género es una labor que tiene que contemplarse a largo plazo, por lo que ha incluido un componente importante en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022. El gobierno le está proponiendo al Congreso un Pacto por la equidad de las mujeres,  el cual tiene como objetivo principal aplicar estrategias de participación igualitaria para las mujeres en el mercado laboral.

Dicho componente contempla  iniciativas como el mejoramiento y reestructuración del sello de equidad laboral  Equipares, el cual es un sistema de gestión en igualdad para las empresas del sector privado que funciona desde el 2013, y busca precisamente incentivar que las compañías implementen medidas para disminuir la brecha de género, en temas como el reclutamiento, selección,  capacitación y la remuneración.

El articulado del Plan también contempla importantes esfuerzos en el sector público, ya que el Ministerio de Trabajo pretende desarrollar un modelo de inclusión laboral con enfoque de género, para mejorar las condiciones de acceso al empleo para las mujeres.

Lea también: Colombia será sede de la cumbre mundial de economía para mujeres

Así mismo, el  Servicio Público de Empleo buscará eliminar  los sesgos de género en las ofertas laborales que brindan las empresas, dándole así un enfoque de género a las rutas de inclusión laboral.

Con estas iniciativas el Gobierno se  propone para el final del cuatrienio, insertar a más de 800.000 mujeres en el mercado laboral y al mismo tiempo disminuir la brecha salarial entre hombres y mujeres que actualmente supera el  17%.

No obstante, para lograr estas metas, es necesario cambiar la mentalidad e incentivar mejores ambientes laborales para las mujeres. Esta es una tarea pendiente en el país.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.