| 7/11/2019 7:01:00 PM

Socio de Amarilo se alista para su tercer proyecto en Colombia

El matrimonio empresarial entre Amarilo de Colombia y Spectrum de Guatemala parece dar buenos frutos. Primero fue el centro comercial Fontanar de Chía donde se invirtieron US$200 millones, este año se abrirá Arkadia en Medellín y se prepara una tercera apuesta para 2020 posiblemente en la Costa Caribe.

Spectrum de Guatemala y Amarilo de Colombia crearon Cimento en 2011 para construir centros comerciales. Luego de Fontanar, viene este año Arkadia en Medellín y se prepara una tercera apuesta que puede ser la Costa Caribe. Un matrimonio con buen ‘cimento’.

Spectrum es el brazo inmobiliario del grupo Pantaleón, uno de los conglomerados agroindustriales más grandes de América Central. Llegó a Colombia en 2011 cuando se cerró una alianza con la Constructora Amarilo para construir el centro comercial Fontanar, en Chía. Las inversiones superaron los US$200 millones y ya se está en una fase de ampliación. El gerente de Spectrum, Ramiro Alfaro, también habló con Dinero sobre los planes de esta compañía guatemalteca en Colombia.

¿Qué los llevó a invertir en Colombia?

Ramiro Alfaro: En 2009 teníamos la inquietud de crecer fuera de Centroamérica, buscando mercados con mayor capacidad de crecimiento; y países con múltiples ciudades que contaran con poblaciones superiores a un millón de habitantes. Colombia nos llamaba mucho la atención por sus ciudades y el crecimiento de su clase media.

¿Y cuál es el balance de esa apuesta?

RA: En noviembre de 2015 inauguramos la primera fase de Fontanar, al norte de Bogotá, en Chía. Actualmente, estamos ejecutando una primera ampliación, aprovechando la oportunidad del mercado y complementando la mezcla comercial.

Durante el último trimestre de 2019 estaremos inaugurando nuestro segundo proyecto, Arkadia, en Medellín. Pronto estaremos anunciando nuestro tercer proyecto.

Le sugerimos: La firma que canalizó US$545 millones para construir en Colombia

¿Más empresarios de América Central deben seguir apostando por Colombia?

RA: Definitivamente creo que sí. Obviamente dependerá del tipo de negocio y de las estrategias específicas de cada grupo empresarial. ¿Qué enseñanzas le deja Colombia como inversionista? Lo bueno, lo malo...por corregir..

Seguramente, lo mejor fue encontrar un excelente socio local con el cual compartimos valores, una actitud de excelencia y una visión de largo plazo.

Quizá lo malo ha sido estar expuesto a una economía con alta dependencia en factores externos (el precio del petróleo, minerales y la inversión de capital golondrina) lo cual tiene impacto en la fluctuación de la moneda local, a lo cual nosotros no estamos acostumbrados; además de la volatilidad de la política fiscal.

Por corregir diría que hay mucho… Somos una empresa que cree en la mejora continua. Hemos aprendido mucho del nivel competitivo de los empresarios colombianos, lo que nos ha ayudado a mejorar nuestro modelo de negocios y creemos que todavía nos falta más por aprender.

Lea también: La "propuesta de valor" que se replica en los centros comerciales

¿Por qué estas dos regiones (América del Sur y América Central) parecían tan lejanas?

RA: Es difícil entender por qué no existía mucho más acercamiento entre estas dos regiones con anterioridad. Supongo que lo que detona la convergencia tiene mucho que ver con el desarrollo de la infraestructura de telecomunicaciones y tecnología que se inicia a finales de los noventa y toma pleno auge en la década pasada, al mismo tiempo que las economías de Latinoamérica se van estabilizando en los noventa e inician un proceso de crecimiento que aún no termina. Creo, en general, que en todo Latinoamérica existen más rasgos culturales que nos unen, que aquellos que nos separan.

Hay mucho que ganar desde todo punto de vista, en especial de continuar unificando a toda la región.

Le puede interesar: Con intenciones de negocios por US$60 millones cerró Expoconstrucción

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.