| 7/11/2019 7:01:00 PM

El poderoso constructor que empezó su emporio en una cantera

Dinero habló en exclusiva con Carlos Cerdas, fundador de la mayor constructora de América Central, Meco. El empresario afirma que ya invirtió en Colombia US$200 millones y cuenta sus planes en el país.

La costarricense Meco y su socio local, Mario Huertas, lograron lo que parecía imposible: terminar 3 concesiones viales 4G en el presupuesto y tiempos contratados. Ahora los ‘ticos‘ van por más y se proyectan como un jugador importante en el sector de la construcción en Colombia.

Meco no solo es la décima constructora más grande de América Latina y la mayor en Centroamérica por facturación- También es el socio que escogió Mario Huertas Cotes para entrar de lleno en el programa 4G. Carlos Cerdas, cofundador de esta compañía, habla por primera vez con la prensa colombiana sobre sus planes en este país en esta entrevista exclusiva.

¿Cómo empezó la historia de Meco?

Carlos Cerdas: La fundamos mi padre (Ángel Cerdas) y yo en 1977. Él había hecho cosas en la producción de agregados y era una persona muy humilde, sin preparación académica. Yo apenas era un joven, por eso empezamos alquilando equipo y después cogiendo obras pequeñas.

En los años siguientes, cuando teníamos cierto tamaño, empezamos a ver que el país era muy chiquito, y que si queríamos crecer teníamos que salir. Aprovechamos que en 1992 salió el gobierno sandinista en Nicaragua y asumió Violeta Chamorro, vimos una oportunidad para llegar a ese país.

¿Y cómo dieron el salto?

CC: Empezamos a proveer agregados a una constructora que estaba haciendo una carretera en la ciudad de Cartago. Luego, empezamos a darle otros servicios de equipos. Ahí comenzamos a interesarnos en la construcción.

¿Cómo apalancaron ese crecimiento?

CC: Con mucho esfuerzo. Tenía un amigo que era dueño de un banco pequeño; fue el primero que me empezó a dar líneas de crédito para trabajar. Los distribuidores de maquinaria eran muy celosos también para financiarnos equipo, nos costó mucho todo. También por esto al comienzo nos tocó solo con equipos usados.

¿En algún momento pensaron en llegar a ser la empresa de hoy?

C.C:Jamás. En la fundación y crecimiento de la empresa se dio una situación muy compleja y es que mi padre murió muy joven en un accidente con mi madre. Entonces tuve que asumir en el año 1992 la presidencia de la compañía; yo tenía 26 años.

Antes de eso mi padre era una persona muy conservadora con el crédito, él le había costado eso demasiado. Me decía que no me podía endeudar.

Le puede interesar: Tigo adquiere operaciones de Telefónica en Panamá Costa Rica y Nicaragua

Luego de Nicaragua en 1992, ¿qué vino?

CC: Pasamos a Honduras, Panamá, Belice y Guatemala. En Panamá tenemos 25 años de operación y vimos una oportunidad en ese país cuando Estados Unidos (operador del Canal en ese entonces) empezó licitaciones para movimientos de tierra.

¿Y cómo llegó a Colombia?

CC: Desde 2010 definimos expandirnos a Suramérica. Llegamos solos a Colombia con unas obras y ventas de agregados con el Distrito de Bogotá. Luego abrimos oficinas en 2012.

¿Qué los atrajo del país?

CC:Cuando ves los números del Banco Mundial sobre la falta de infraestructura que ha habido en Colombia, no había que ser muy hábil para ver dónde estaba el mercado. Colombia era un destino muy interesante. El activo humano que hay es un plus de este país. Cuando hemos ingresado a otro hemos tenido que meter un montón de extranjeros. En Colombia ha sido lo contrario.

¿Y cómo llegaron a Mario Huertas?

CC:Lo conocimos en una reunión social y empezamos a hablar de 4G, empezamos a analizar las empresas y vimos que éramos muy complementarios.

En 4G tienen avances muy importantes...

Entre Meco y MHC ganamos los 3 proyectos en una proporción 50%-50%. Después empezamos a buscar aliados estratégicos para cada una de esas concesiones. Hicimos la venta de participaciones para bajar el riesgo y buscar alianzas estratégicas.

¿Qué otro aporte hicieron?

CC: Nos ha gustado ir adelante en tecnología y buscar lo mejor que hay en el mundo en ese tema. Tenemos unos técnicos especializados en prefabricado y los pusimos a pensar en eso junto con la gente de MHC para el tema del viaducto en Cartagena. Se construyó en tiempo y presupuesto.

Si no hubiéramos investigado y hubiéramos hecho nuestro trabajo técnico, yo creo que todavía estaríamos haciéndolo.

¿Ustedes también hacen parte de la negociación que tiene MHC con fondos canadienses para vender esas concesiones?

CC:Sí, totalmente. La idea nuestra es vender una o dos de las concesiones cuando estén totalmente terminadas. Estos proyectos demandan mucho dinero de equity. Meco ha invertido US$150 millones para estas concesiones 4G.

Algo que no les haya gustado en Colombia…

Todo es muy similar a los demás países.

¿El tema de las consultas previas y permisos ambientales?

CC: En otros países no es tan complicado como en Colombia, pero sí hemos lidiado con casos en Panamá y Costa Rica que son parecidos.

Creemos que en 4G falta un poco más de apoyo del Gobierno para arreglar algunas cosas, en gestión contractual especialmente para que todo sea un éxito.

¿Qué otras obras están ejecutando?

CC:A Metrocali le hicimos dos obras y otra está en ejecución. A la Aerocivil participamos en 4 aeropuertos: Cúcuta, Aguachica, Santa Marta y San Andrés. En Leticia hicimos todo el aeropuerto que se entrega en diciembre, con una operación temprana en julio.

También tenemos 4 proyectos con Invías, como la Circunvalar de San Andrés y Circunvalar de Galeras, que incluye un voladizo de 640 metros y 120 pilotes. Estamos haciendo, además, una doble calzada en La Tebaida de $160.000 millones.

¿Qué viene para Meco en Colombia?

CC:No llegamos a un país para estar 5 años y salir. Venimos para hacernos una empresa local. Desarrollamos la parte privada, industrial y pública. En 10 años queremos ser una empresa local. En Centroamérica somos el mayor productor de agregados y el mayor productor de asfaltos.

¿Cuáles son esos planes?

CC: Estamos viendo el sector privado e industrial. Ir incursionando en la producción de agregados, estamos viendo varios sitios en diferentes ciudades. Empezar a participar en el sector privado, estamos buscando algunos clientes. Entregaremos soluciones en obras civiles para minería, proyectos de desarrollos comerciales y también en proyectos eólicos, pues hemos participado en proyectos de energía en Centroamérica. En resumen, estamos migrando a otras partes de la infraestructura para ir consolidando nuestra presencia en Colombia.

Le sugerimos: ¿Por qué Mario Huertas sí pudo construir sus 4G?

¿Y han pensado en otros países de Suramérica?

CC:Nunca abrimos dos países al tiempo. Colombia nos va a llevar 3 o 4 años más de consolidación para después ver otro mercado.

¿Cuánto ha invertido Meco en Colombia?

CC:Entre ejecución de obras, capital, maquinaria, equipo, cerca de US$200 millones.

¿Cómo se van a financiar?

CC:Nunca hemos pensado en bonos. Nos ha apoyado la banca local. Con eso podemos seguir.

¿Cuánto factura Meco?

CC:Nuestra facturación en 2018 fue de US$693 millones, mientras que Cóndor facturó US$180 millones y Conconcreto cerca de US$200 millones. En 2019 creemos que podremos facturar cerca de US$720 millones solo en temas de construcción. Tenemos 7.000 colaboradores.

Lea también: Argos: cemento a un click

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.