Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/22/2020 6:53:00 AM

Emisores colocaron $861.277 millones en bonos en BVC en dos meses

En 60 días de cuarenta la demanda del mercado por los bonos corporativos fue de $1,84 billones. ¿Tendrán las colocaciones de bonos este año el impulso del 2019, o por el contrario el Covid-19 frenará las metas de la BVC y el apetito del mercado?

Aún en medio de la pandemia por el Covid-19 y por la crisis que esta ha desatado en los mercados financieros a nivel global, el mercado colombiano se ha mantenido activo y entre abril y marzo se han colocado $861.277 millones en bonos y la demanda alcanzó los $1,84 billones.

A esto se le debe sumar que las colocaciones logradas en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) no sólo alcanzaron el monto máximo a colocar sino que fueron sobredemandadas por los inversionistas hasta en 3,6 veces; como fue el caso de Celsia Colombia.

Durante los 60 días de cuarentena obligatoria en Colombia, tres emisores han realizado colocaciones 100% virtuales en la BVC. La primera compañía en hacerlo fue Celsia Colombia (anteriormente Empresa de Energía del Pacífico) el pasado 20 de abril cuando colocó $200.000 millones y tuvo una demanda por $544.351 millones.

A la filial de Celsia le siguió Credifamilia que colocó $61.280 millones en el cuarto lote de sus bonos hipotecarios el pasado 28 de abril; esta emisión tuvo una demanda de $101.374 millones.

El último emisor en acudir a la BVC fue el Distrito de Bogotá este jueves 21 de mayo; jornada en la que recibió una demanda $1,19 billones y finalmente colocó $599.997 millones, con un bid to cover de 1,99 veces.

Le puede interesar: Grupo Energía Bogotá hace exitosa colocación de bonos

Frente a esta colocación, José Roberto Acosta, director Distrital de Crédito Público, explicó que lo se está haciendo es mandarle un mensaje a todo el país y la Nación que los mercados no duermen y que acceder a los recursos es fácil.

Además, el realizar esta emisión en medio de esta coyuntura fue una apuesta. Desde marzo se comenzó a discutir en la Dirección Distrital de Crédito Público la posibilidad de adelantar la colocación de bonos aprobada a comienzos del año para mediados de mayo, cuando se esperaba ya estuvieran más “calmadas” las tasas de los TES y la liquidez los de bancos centrales irrigara el mercado.

El resultado de esta colocación fue exitoso, pues según comentó Acosta, “las apuestas estaban entre dos y tres veces el bid to cover. Además, esperábamos unas tasas más altas y la sorpresa es que las tasas fueron muy bajas frente a las expectativas”.

Apetito del mercado

Los resultados de estas tres colocaciones han demostrado que el mercado está dispuesto a prestarle a las compañías y entidades y comprar su deuda, incluso a una mayor medida de lo esperado debido a la alta volatilidad de los mercados financieros en todo el mundo.

Para José Germán Cristancho, gerente de Investigaciones Económicas y de Estrategia de Davivienda Corredores, “aunque los volúmenes de negociación han bajado bastante, en la medida en que el Banco de la República baje las tasas e implemente medidas para garantizar la liquidez del mercado, ha habido un buen apetito; sobre todo por los títulos en tasa fija, porque lo que está claro es que las tasas de interés en el mundo y Colombia han bajado y puede que bajen aún más”.

Según una estadística del Fondo Monetario Internacional con expectativas del mercado, se calcula que casi el 80% de la deuda soberana de los mercados desarrollados puede rentar por debajo del 1% por los próximos dos años.

Además, para Cristancho los títulos en tasa fija cuentan con una serie de factores a favor entre los cuales se encuentran la disminución de tasas junto con las expectativas de tasas extremadamente bajas en economías desarrolladas, incluso con la posibilidad de que se vuelvan negativas. Otro factor, corresponde a la inflación y a las expectativas de inflación bajando rápidamente (pronósticos por debajo del 2%).

Sin embargo, a este tipo de títulos les juega en contra, y que mantiene los spreads entre deuda privada y deuda pública amplios (140-150 puntos básicos), es que muchas empresas van a tener dificultades por la coyuntura, al igual que un previsible deterioro de la cartera de los bancos, agregó el gerente de Investigaciones Económicas.

Hay que recordar que en 2019 la Bolsa de Valores de Colombia cerró el segundo mejor año de su historia en cuanto a colocaciones de bonos se refiere. Durante el año pasado se colocaron en el parqué colombiano papeles por 13,7 billones de pesos y se recibió una demanda por 26,3 billones de pesos; valores que se esperaba superar este año ante las mejores condiciones macroeconómicas previo al impacto del coronavirus.

Al del cuatro de marzo de este año, en la Bolsa de Colombia se habían colocado $3,04 billones, sin tener en cuenta las dos ofertas de la Titularizadora Colombiana por $176.842 millones. Sin embargo, una vez comenzaron a conocerse los efectos del coronavirus y de las medidas de aislamiento obligatorio, la colocación de bonos se frenó.

¿Se podrá superar el monto colocado en 2019?

Para el equipo de Investigaciones Económicas de Davivienda Corredores, por la coyuntura no habrá más emisiones de deuda que el año pasado. Sin embargo, resaltaron que inicialmente se pensaba que este año sería muy bueno debido a que se tienen vencimientos de deuda por cerca de ocho billones de pesos, por lo que se esperaba un año activo como el 2019.

Aunque, se debe aclarar que lo más probable es que las emisiones se continuarán reactivando en el segundo semestre, esto debido a que “por más que haya un spread más amplio lo que estamos viendo es que las emisiones que se están haciendo están teniendo una sobredemanda alta. Además, se irán reactivando por las bajas tasas de interés”, agregó Cristancho.

Hay que agregar que durante la coyuntura los títulos más preferidos por los inversionistas, y los que se seguirán comprando, según Davivienda Corredores, son los bonos en tasa fija, en parte por los precios en mercado. Los papeles en tasa fija se han valorizado mientras aquellos en IPC se han desvalorizado, y los que se encuentran en IVR y DTF continúan sin ser atractivos debido a que las tasas del Banco Central continuarán bajando.

Le puede interesar: Perspectivas de crecimiento y oportunidades de inversión durante la crisis

EDICIÓN 590

PORTADA

La pandemia volvió a Carrasquilla el hombre más importante del Gobierno

La covid-19 convirtió al ministro de Hacienda en el hombre más importante del Gobierno. Su legado, bueno o malo, pasará a la historia. ¿Cuál es el balance?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.