| 3/4/2019 5:05:00 PM

China y Estados Unidos lograrían acuerdo antes de lo previsto

Los medios reportan la intención de los presidentes de reunirse prontamente, abriendo espacio en sus agendas para que esto suceda este mismo mes.

Análisis Internacional

China y Estados Unidos podrían alcanzar un acuerdo comercial pronto aunque todavía quedan desafíos pendientes. Reino Unido busca definir texto legal con la Unión Europea que limite controversia parlamentaria.

Pese a la extensión de 60 días en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, los acuerdos se estarían alcanzando con mayor agilidad que el plazo establecido. Los medios reportan la intención de los presidentes de reunirse prontamente, abriendo espacio en sus agendas para que esto suceda este mismo mes. Lo anterior no es un detalle menor pues, en teoría, la reunión serviría para cerrar temas remanentes complejos de acordar. China negociaría revertir los últimos aranceles estadounidenses de US$200.000 millones, que fueron interpuestos en septiembre de 2018, con tasa 10%. Sin embargo, aún no se conoce la postura estadounidense pues, de antemano, no aumentar el arancel a 25% ya se leería como una concesión a China. Por su parte, la negociación estadounidense se concentraría en, primero, la realización de reformas estructurales en propiedad intelectual y transferencia de tecnología; y, segundo, la reducción del desbalance comercial, que al cierre de 2018 superó -US$400.000 millones. Al respecto, los negociadores estadounidenses proponen que el país asiático realice mayores compras, sin definirse los bienes objetivo, de tal forma que el desbalance sea reducido en US$200.000 millones para 2020.

Más allá del acuerdo que eventualmente se alcance, el desafío se concentra en mantenerlo, pues se estaría evaluando el cumplimiento de manera frecuente, hecho que también supeditaría el éxito del acuerdo a factores políticos. En otras palabras, Estados Unidos podría retomar el incremento de aranceles argumentando incumplimiento de lo pactado.

Recomendado: Incertidumbre por acuerdo de desnuclearización con Corea afecta al mercado

Cambiando de región, el fiscal general británico se reunirá el martes con el negociador del Brexit de la Unión Europea (UE), M. Barnier, para lograr cambios legalmente vinculantes frente al término fijo que tendría el backstop, punto que el parlamento británico objetó del acuerdo que alcanzó T. May con la UE finalizando el año pasado. Si ese cambio legal se logra, será más probable que el 12 de marzo el parlamento británico respalde el acuerdo del Brexit.

Análisis Tasa de Cambio

Deterioro en cuenta corriente podría agudizarse en 2019 con el débil desempeño que vienen presentando las exportaciones. Justamente, en enero las ventas al exterior completaron dos meses consecutivos de contracción.

Los resultados de la cuenta corriente en 2018 confirmaron la postura de Investigaciones Económicas (IE) frente al desempeño del sector externo, pues los registros recientes mostraban que el espacio de ajuste adicional había culminado, al menos en el corto plazo. El déficit de la cuenta corriente el año anterior fue -3,8% del PIB, levemente por encima de la estimación del Banco de la República (BR) de -3,7% del PIB. El rubro que registró el mayor deterioro fue la renta factorial, pues el desbalance pasó de -2,7% del PIB en 2017 a -3,4% el año anterior. El egreso de recursos por esta vía ascendió a US$17.253 millones, de los cuales 59% correspondió a la renta obtenida por empresas con Inversión Extranjera Directa (IED). En relación a este concepto, en los últimos meses la balanza cambiaria ha mostrado un repunte significativo en los flujos de IED, principalmente al sector de hidrocarburos. Así, si bien se beneficia el desempeño del sector con la mayor inversión, también genera un mayor egreso de recursos vinculado a la repatriación de utilidades que se giran al exterior.

Lea también: Inversión de portafolio se recupera en febrero

En perspectiva, la cuenta corriente en 2019 podría continuar deteriorándose, aunque por una vía diferente. Esto debido a los resultados recientes de la balanza comercial, que muestran importaciones con una dinámica conjunta favorable, mientras que las exportaciones presentaron en enero su segunda caída consecutiva. En efecto, las ventas al exterior se contrajeron -7,8% anual, caída que estuvo respaldada por el débil desempeño de los bienes tradicionales. Esta clasificación retrocedió -14,2% anual, como resultado del descenso de las exportaciones de petróleo de -10,2% anual, el mayor desde octubre de 2016. Incluso al excluir esta mercancía, las exportaciones presentan una caída de -6,4% anual. Por su parte, un factor a resaltar en medio de este resultado fue el repunte de los bienes no tradicionales que avanzaron 5,3% anual en enero, lo que moderó la caída total de las exportaciones.

Análisis Deuda Pública

Cifras del mercado laboral no estarían contemplando el efecto total de los flujos migratorios de Venezuela. El desempleo en los últimos meses ha sido superior al compatible con la recuperación de la actividad económica.

La actividad mostró un repunte en 2018 luego de tres años de desaceleración. Sin embargo, la recuperación de la economía aún no se ha extendido al mercado laboral, pues la tasa de desempleo en enero fue 13,7%, aumentando en +0,3pp anual y alcanzando el registro más alto para este mes desde 2016. Pese a esto, cabe notar que el mercado laboral también actúa de forma rezagada al desempeño del PIB.

Puede interesarle: Reserva Federal hace caer el dólar

Uno de los principales interrogantes en el reciente deterioro de las cifras de empleo es el efecto de la migración venezolana. Sin embargo, a partir de la información que recoge la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) del Dane, los resultados del mercado laboral no estarían contemplado el impacto total de los flujos migratorios. Esto debido a que una de las condiciones necesarias para ser tenido en cuenta por la GEIH es cumplir con la condición de ser “Residente Habitual”. Esta figura busca que la persona entrevistada garantice un periodo mínimo de permanencia en la vivienda para ser considerado residente, tanto en el país como del domicilio. Lo anterior podría ser una de las razones por las cuales la GEIH no refleja el efecto total de la migración de Venezuela, ante el movimiento constante que puedan presentar los migrantes, no solo entre domicilios, sino también entre ciudades.

Retornando a la relación entre empleo y actividad, Investigaciones Económicas estimó la tasa de desempleo urbano a partir del crecimiento económico medido por el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE), buscando cuantificar si existe un efecto de la migración en el mercado laboral, más allá del desempeño de la actividad. Los resultados evidencian que en los últimos seis meses la tasa de desempleo estuvo en promedio 0,4pp por encima de aquella que se deriva del comportamiento del ISE. En otras palabras, el desempleo ha sido algo más alto del compatible con el PIB. Esto podría ser evidencia del impacto migratorio. Sin embargo, es importante destacar que el deterioro en el empleo también obedece a una leve moderación en el ritmo de crecimiento.

Recomendado: China y Estados Unidos logran calmar los mercados

EDICIÓN 560

PORTADA

¿Llegó la hora del fracking en Colombia?

El país debe decidir pronto. La ausencia de nuevos descubrimientos pone en problemas las prospectivas de autosuficiencia petrolera. Si le dice no al fracking, hay que buscar el reemplazo de unos US$24.000 millones en exportaciones y por lo menos $10 billones en ingresos fiscales.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.