| 2/23/2019 2:07:00 PM

Cinco sectores que ganan con la reactivación económica de Venezuela

Las privatizaciones de empresas clave como las de petroquímica, energía o aluminio, nacionalizadas por el régimen chavista, atraerán inversión extranjera y de paso, reactivarán cadenas productivas binacionales.

La creciente expectativa por una eventual transición hacia la democracia en Venezuela tiene al mundo económico haciendo cuentas sobre cómo será el proceso de recuperación de la economía. Anticipándose a los hechos, ya los opositores al régimen de Nicolás Maduro han diseñado una hoja de ruta con las principales medidas que se podrían adoptar.

Entre los múltiples escenarios contemplados en el que se conoce como Plan País, el día después, presentado hace unas semanas por el presidente interino Juan Guaidó, se destaca un tema con enorme impacto en la reactivación económica: las privatizaciones de algunas empresas que fueron nacionalizadas durante el régimen chavista, y cuyo deterioro ha ocasionado pérdidas no solo para la economía venezolana sino también para empresas del exterior con las que tenían negocios. ¿Cuáles son las industrias con alto potencial para la privatización?

El diagnóstico del que parten quienes buscan poner a andar de nuevo la economía venezolana no es halagüeño. Alejandro Grisantti, el director de Ecoanalítica, un centro de investigación económica, asegura que por ser la crisis económica venezolana la más profunda que haya experimentado cualquier país de América Latina, 12 veces la que vivió Estados Unidos en 2008 y casi el triple de la Gran Depresión de Estados Unidos, se requerirán tres fases: primero, un plan de emergencia con ayuda humanitaria y con dinero para hacer que el país produzca y vuelva a tomar paulatinamente su marcha.

Le puede interesar: EEUU: El sufrimiento del pueblo venezolano va a aumentar

En segundo lugar, una fase de estabilización para salir de la hiperinflación y lograr que sea competitivo el aparato productivo, y, en tercer lugar, unas reformas estructurales, con leyes que permitan retomar la senda de crecimiento.

Entre las reformas se contempla devolver al sector privado algunas empresas con alto potencial de retomar el rumbo del crecimiento, y que resultan de gran interés para los empresarios colombianos, que en el pasado tuvieron estrechos lazos de comercio. Estos son los cinco sectores que podrían potenciar no solo el crecimiento de Venezuela, sino también las relaciones con Colombia.

1. Hidrocarburos y petroquímica. Venezuela pasó de ser un país que exportaba 3,5 millones de barriles de crudo diarios hace una década, a 1,5 millones de barriles en noviembre pasado -hay quienes aseguran que hoy es menos de un millón diario- y esta destrucción de la industria petrolera está generando una enorme pérdida de riqueza para el país.

En el Plan País está contemplado que el sector de hidrocarburos será fundamental en la reactivación de la economía, y por eso será necesario permitir el ingreso de inversión privada al sector, para poner a andar de nuevo la industria. Además, hay quienes dan por descontado que una empresa como Pequiven, especializada en petroquímica, podría ser privatizada.

La reactivación de este sector genera enormes oportunidades para la integración binacional pues Colombia ha modernizado sus refinerías y existen muchas posibilidades de complementarse para crear un clúster que compita internacionalmente.

Lea también: India se convirtió en el más grande comprador de petróleo venezolano

2. Automotor. Hace dos décadas estaban ubicadas en Venezuela algunas de las plantas más grandes de producción de vehículos, pero a raíz de los controles de cambios y de precios, y de las erráticas medidas económicas adoptadas por el chavismo, este sector se vino a pique al punto que hoy algunas plantas han cerrado o se han ido del país, y otras operan a su mínima capacidad de producción.

En un eventual cambio de gobierno, todo apunta a que este será uno de los sectores ganadores, que podrá además reactivar sus alianzas con productores colombianos de piezas y partes para vehículos, generando nuevos flujos de comercio.

3. Hierro, acero y aluminio. Venezuela llegó a ser uno de los mayores productores latinoamericanos de acero y aluminio, por los ricos yacimientos con que cuenta de mineral ferroso y bauxita. Sin embargo, la política de nacionalizaciones de las últimas dos décadas ha llevado a pique esta producción: en el caso del acero, su principal siderúrgica, Sidor, producía en 2007 unos 4,3 millones de toneladas pero a finales de 2017 apenas llegaba a las 260.000 toneladas de acuerdo con el diario El Universal.

El caso del aluminio no es diferente y la mala gestión de la compañía, unida a problemas con los trabajadores, tienen a la compañía estatal Venalum, produciendo a solo el 6,1% de su capacidad instalada según medios venezolanos.

La recuperación productiva de estos dos sectores generaría mayor riqueza para el pueblo venezolano, y la oportunidad para empresarios colombianos de conseguir materias primas y generar alianzas de complementación productiva que, según el presidente de la Cámara Colombo Venezolana, Germán Umaña, serían un verdadero ‘gana-gana’ para los dos países.

4. Agroindustria. La provisión de alimentos será una de las prioridades en el proceso de recuperación de la economía de Venezuela desde dos puntos de vista: en las ventas finales de aquellos que hoy no tienen producción local, y también en la reactivación de las industrias de alimentos que operan en ese país y que hoy tienen problemas de capital, de modernización y mantenimiento de sus equipos e incluso de mercadeo. Este es uno de los sectores en los que claramente hay muchas oportunidades de exportación para los colombianos, pues Venezuela ha sido tradicionalmente un mercado natural.

Le sugerimos: "¿Cómo luchar con hambre?": chavista que protesta encadenado contra la corrupción

5. Comercio. Cada año desaparecen miles de establecimientos de comercio en el vecino país por efectos de las medidas económicas adoptadas por el régimen chavista, que persigue el capital y desestimula la iniciativa privada. Según Consecomercio, el gremio que representa este sector en Venezuela, el número de establecimientos comerciales pasó de 120.000 en 2012 a solo 50.000 a finales del año pasado, lo que ha presionado aún más la crisis de abastecimiento de bienes que vive el vecino país. Con el cambio de gobierno que se espera en el país, este sería uno de los sectores de alto potencial de inversión, pues la recuperación de la economía pasa por la reconstrucción de tejido industrial y comercial.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.