Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/28/2019 11:11:00 AM

Impuestos a los ricos: ¿el socialismo del siglo XXI llega a EE.UU.?

¡Suban los impuestos a los ricos! es un slogan que está tomando fuerza en las campañas de políticos que abogan por reducir la desigualdad. Sin embargo, la fórmula de cómo llevar a la práctica esta idea, genera más polémica que la propuesta en sí misma.

{code:java} {code};
BBC

Cuando el historiador holandés Rutger Bregman se paró frente a un auditorio de influyentes líderes reunidos en la última conferencia de Davos y lanzó un par de frases provocadoras, el video se hizo viral.

Le dijo a los millonarios que la filantropía es "estúpida" y que simplemente deben pagar más tributos (además de un par de palabrotas de fuerte calibre).

Y aunque la idea de subirle los impuestos a los más ricos suele estar presente en campañas electorales por la gran popularidad de la misma entre alguna gente, el cómo hacerlo es la parte complicada donde la discusión se entrampa.

Le puede interesar: La economista trans que defiende al libre mercado no al socialismo

En Estados Unidos poco a poco se está calentando el debate de cara a las elecciones presidenciales de 2020 y el tema se ha vuelto a poner una vez más sobre la mesa, cuando ha pasado poco más de un años desde que Donald Trump implementara la "reducción de impuestos más grande en los últimos 30 años".

El recorte de US$1.5 billones implementado en enero de 2018 -que rebajó los tributos que pagan las empresas del 35% al 21%, entre otras medidas- es considerado un éxito por sus partidarios, quienes argumentan que impulsó la economía y generó empleo.

Sus detractores, en cambio, argumentan que aumentó el déficit fiscal a US$621.000 millones en 2018, el más alto en una década, y provocó una disminución de los ingresos federales cercana al 1% del PIB.

Estas son tres propuestas que defienden tres políticos del Partido Demócrata que han sido calificados de "socialistas" por los conservadores, para subirles los impuestos a los más ricos,.

1. 70% sobre ganancias de más de US$10 millones

La propuesta de una tasa del 70% sobre los ingresos para los que ganen más de US$10 millones, la planteó la demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, miembro de la Cámara de Representantes, para contribuir a la financiación de la propuesta sobre un nuevo acuerdo ambiental (Green New Deal, en inglés).

Le sugerimos: Crónica de un socialismo corrupto

Desde su perspectiva, deberían existir 8 tramos de impuestos (en vez de siete).

DólaresBill Gates dice que el impuesto a los ingresos no es la mejor fórmula. Foto: GETTY-BBC. 

Ocasio-Cortez sostiene que los que ganan entre US$500.001 y US$10 millones, deberían pagar 37% en impuestos federales.

Y cualquiera que tenga ganancias sobre los US$10 millones, debería pagar 70%. En este caso, no es que la persona deba pagar el 70% sobre todas sus ganancias, sino sobre aquellas que superen los US$10 millones.

Bill Gates, quien ha dicho públicamente que debería pagar más tributos, ha dicho que esta propuesta no considera el panorama general. Los ricos "tienen ingresos que corresponden al valor de sus acciones, que si nos las venden, no aparecen como ingresos", dijo en una entrevista.

2. Que paguen cuando se mueran

Esta es la propuesta del senador y candidato presidencial Bernie Sanders. Se trata de gravar las herencias superiores a US$3.5 millones.

Desde el último recorte de impuestos, solo los que reciben de herencia más de US$11 millones debe pagar impuesto al patrimonio.

Bernie SandersBernie Sanders propone aumentar el impuesto a la herencia. Foto: GETTY-BBC. 

Bajo la perspectiva de Sanders, deberían existir diferentes tramos tributarios para las grandes herencias, comenzando con un 45% y llegando a 77% en el caso de las herencias de más de US$1.000 millones.

El equipo del senador estima que el plan conseguiría ingresos fiscales equivalente a US$2.2 billones.

Le recomendamos: Quién convirtió en comunista al líder cubano Fidel Castro

3. Que paguen según la riqueza, no solo los ingresos

Esta es la propuesta de la senadora Elizabeth Warren, también candidata presidencial. Su idea es que los hogares que tengan una riqueza superior a US$50 millones, paguen un 2% de impuesto a la riqueza.

Elizabeth WarrenElizabeth Warren argumenta que la mejor fórmula es subir el impuesto a la riqueza, no los ingresos. Foto: GETTY-BBC. 

En el caso de los hogares cuya riqueza supere los US$1.000 millones, deberían pagar un extra 1% por sobre los anterior.

Esta política, afectaría a cerca de 75.000 hogares ricos estadounidenses y se aplicaría sobre cualquier bien que posean, en cualquier pate del mundo.

Los críticos

Estas tres propuestas, sin embargo, no convencen a todo el mundo.

"La principal razón por la que los aspirantes demócratas quieren subir los impuestos es que les preocupa la desigualdad de ingresos y de riqueza", le dice a BBC Mundo Ryan Bourne, investigador del centro de estudios CATO Institute.

"No he visto evidencia convincente que demuestre que una alta desigualdad por sí misma tiene efectos dañinos para la economía", afirma.

AutoLos detractores de la idea sostienen que las propuestas demócratas causan más daño que beneficios. Foto: GETTY-BBC. 

En los últimos 30 años China se volvió más próspero, explica Bourne, y al mismo tiempo se hizo más desigual.

Reino Unido, por su parte, vio caer la desigualdad tras la crisis financiera, porque todo el país se volvió más pobre, pero especialmente los más ricos.

"En vez de focalizarnos en la desigualdad, nos deberíamos centrar en el crecimiento económico y especialmente en el crecimiento de los ingresos de los más pobres", apunta Bourne.

Sobre la propuesta de Alexandria Ocasio-Cortez, señala que no es viable.

"Sabemos que las personas con altos ingresos tienen mayor libertad de movimiento y tienen abogados y contadores que pueden arreglar sus asuntos".

La idea, explica, aumentaría la tasa de evasión y sería un incentivo para disuadir a las personas de tener ingresos sobre los US$10 millones.

"Esa alza de impuestos solo desalentaría a algunos emprendedores de buscar actividades innovadoras, empeorando sustancialmente el bienestar económico", asegura Bourne.

¿Qué dicen las encuestas?

Karlyn H. Bowman, experta en análisis de opinión pública del centro de estudios American Enterprise Institute, ha investigado el tema y sostiene que los datos sugieren que los estadounidenses no admiran ni tampoco les molestan especialmente los ricos.

En contexto: Capitalismo democrático no es una panacea

"Se ven a sí mismos como una amplia clase media y la mayoría no piensa que se volverán ricos. Tampoco piensan que los ricos son más felices que ellos", le dice Bowman a BBC Mundo.

"Creen que tener una clase compuesta por personas ricas beneficia al país, aunque las diferencias entre republicanos y demócratas sobre este tema han aumentado con el paso del tiempo".

Mirando las tendencias de opinión hechas por la encuestadora Gallup desde 1992, "los estadounidenses creen que la gente con mayores ingresos no paga una parte justa de impuestos y creen que los impuestos deberían ser mayores para los ricos", agrega.

Aunque falta mucho para las elecciones en Estados Unidos, previstas para noviembre de 2020, los motores ya comenzaron a calentarse y el debate recién comienza.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.