Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/10/2019 4:16:00 AM

Bloqueo de fusión de Siemens y Alstom resucita debate sobre "regulación obsoleta"

El ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, advirtió que el bloqueo es un "error político" que "favorece los intereses económicos de China".

El mundo empresarial del Viejo Continente tambaleó hace algunos días cuando la Comisión Europea bloqueó la fusión entre Siemens y Alstom. El veto fue ampliamente criticado por Francia y Alemania, pero en medio de todo resucitó el debate sobre la obsolescencia de las reglas de competencia.

Las autoridades en Gran Bretaña, Holanda, Bélgica y España expresaron su preocupación por la posición de dominio que tendría la empresa resultante, que superaría a los fabricantes más pequeños y aumentaría los precios en el mercado.

Le puede interesar: Así se mueve la caja de los abogados en Colombia

De haber tenido luz verde, se habría creado un gigante ferroviario capaz de hacer frente al chino Crrc. El ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, advirtió que el bloqueo es un "error político" que "favorece los intereses económicos de China".

De otro lado, el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, pidió la víspera una política que favorezca las fusiones europeas de escala, para tener "igualdad" de condiciones a nivel internacional.


"¿No hay sectores como el de la aviación, los ferrocarriles, los bancos en que deben tomar en cuenta el mercado mundial como referencia en vez del europeo?", aseguró el Ministro, en referencia a la opción de Bruselas de referirse al perímetro europeo para tomar su decisión.


Por su lado, la comisaria europea para temas de competencia, Margrethe Vestager, que anunció oficialmente el veto de Bruselas a la fusión, nunca cuestionó la necesidad de crear grandes empresas europeas, pero no desdeñando las reglas establecidas.


También defendió "el derecho a la competencia de la UE". "Para ser competitivos en el extranjero, la competencia tiene que prevalecer en casa", insistió.


Para Le Maire este argumento no es válido. "Si no queremos ver al mundo tal como es, en unos años estaremos inermes", alertó.


El ministro francés anunció además que presentaría junto a su colega alemán "propuestas" para "refundar las reglas de competencia y permitirnos tener una política industrial mucho más ambiciosa en relación a nuestros competidores estadounidenses y chinos".

Vea también: ¿Qué pasa con el Brexit tras cancelación del voto en el Parlamento británico?


Los ministros analizan presentar el mercado mundial como referencia y no sólo el europeo, así como dar lugar a los jefes de gobierno europeos para que "no seá únicamente una decisión técnica".


Del lado de los industriales el mensaje es el mismo frente a la amenaza china. "En este mundo (...) la relación de fuerza existe", recordó el martes Jean-Dominique Senard, ex presidente de Michelin y presidente de Renault, en un coloquio anual de la agencia de crédito a la exportación Coface.


"Sería sano que este diálogo actual en el mundo no sea puramente sino-estadounidense", explicó. "Europa tiene que dotarse de una fuerza política que sea naturalmente una fuerza económica", añadió.


El presidente de Siemens, Joe Kaesser, también denunció la decisión de la Comisión. "Proteger los intereses de clientes a nivel local no significa que haya que privarse de estar en pie de igualdad frente a países líderes como China y Estados Unidos".


En un informe de 25 páginas publicado en enero, la poderosa Federación de la industria alemana (BDI) reclamaba una actitud más firme frente a Pekín y que la legislación europea de competencia se adapte.


No obstante, los países de la UE se habían puesto de acuerdo en noviembre de 2018 sobre un marco europeo de control de inversiones extranjeras en la UE, destinado a responder a las inquietudes de algunos miembros por las compras, principalmente chinas, en sectores estratégicos.


Así y todo, dos visiones del derecho a la competencia se oponen en Europa. Una, de inspiración liberal, defiende una estricta aplicación de las reglas. La otra defiende una mayor flexibilidad para proteger el made in Europe.


La Comisión Europea dispone desde 1989 de un derecho a veto sobre los principales proyectos de fusión. Pero no lo utiliza mucho. En casi treinta años, se aprobaron más de 6.000 fusiones y menos de 30 fueron vetadas.

*Con información de AFP y AP.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.