| 6/28/2019 4:21:00 AM

Así le va a ir a la economía de Brasil este y el otro año

El índice de desempleo en Brasil registró en el trimestre marzo-mayo su segunda caída consecutiva, de 12,5% a 12,3%, pese a las escasas señales de recuperación económica en el país amenazado por la recesión. Dinero habló con Munir Jalil, nuevo director de Investigaciones Económicas (Macro Research) del banco de inversiones BTG Pactual Colombia, sobre la economía del gigante sudamericano, las polémicas reformas sociales que se vienen y el balance de los seis meses de gobierno de Jair Bolsonaro.

En el periodo marzo-mayo había 13 millones de personas en busca de trabajo, frente a 13,2 millones en febrero- abril, precisó el instituto oficial de estadísticas IBGE, que actualiza sus informes sobre la base de trimestres móviles.

Es el segundo retroceso de la tasa de desocupación, después de tres alzas consecutivas desde enero, cuando el débil crecimiento económico del país en los últimos años se desaceleró aún más, en un marco de rápida decepción de los inversores ante las dificultades del nuevo presidente Jair Bolsonaro para implementar su programa de reformas promercado.

El PIB de Brasil se contrajo 0,2% en el primer trimestre del año respecto al trimestre anterior, en la primera caída de ese registro desde fines de 2016, cuando la mayor economía latinoamericana se aprestaba a salir de dos años de recesión.

Le puede interesar: Bolsonaro y Macri creen inminente un acuerdo Mercosur-Unión Europea

Y las proyecciones de crecimiento para este año marcan una nueva degradación: el Banco Central redujo el jueves las suyas de 2% en marco a 0,8%, un índice inferior al 1,1% de 2017 y 2018.

La mejora del índice de desempleo se debe principalmente al aumento de "trabajadores por cuenta propia", que incluye gran cantidad de oficios precarios con estatuto de autoemprendimientos.

En marzo-mayo había 24 millones de "cuentapropistas", un número récord, frente a 23,8 millones en el periodo concluido en abril. Ese contingente de "desalentados" totalizaba en marzo-mayo 4,9 millones de personas.

En el trimestre marzo-mayo había 28,5 millones de personas subutilizadas, 100.000 más que en febrero-abril y un nuevo récord para esa categoría que incluye a los desocupados, a los subocupados con menos de 40 horas semanales -y que querrían trabajar más- o a personas con potencial para trabajar pero que no logran buscar o comenzar un empleo por "motivos diversos".

Aumentó además a 11,4 millones el número de trabajadores informales, frente a 11,2 millones en febrero abril, señaló el IBGE, que realiza sus estudios con visitas a miles de domicilios. 

El número de personas "desalentadas", que dejaron de buscar trabajo por falta de oportunidades, se mantuvo por su lado "estable" en 4,9 millones.

Le sugerimos: ¿Qué dijo Bolsonaro que tumbó las acciones de Petrobras 8%?

Dinero habló con Munir Jalil, nuevo director de Investigaciones Económicas (Macro Research) del banco de inversiones BTG Pactual Colombia, para saber cuál es su percepción de estos seis mese de gobierno de Jair bolsonaro y cómo ve la economía del gigante sudamericano. 

DINERO: El presidente Bolsonaro se negó a construir una coalición, ahora parece estar demasiado solo en su Gobierno, pues ni el Senado ni la Cámara baja aprueban nada de lo que propone. ¿Qué efectos económicos tiene el fracaso de Bolsonaro para construir una coalición de derechas en Brasil?

Munir Jalil: La prioridad de la agenda de la administración actual es la aprobación de una reforma integral de la Seguridad Social. Uno de los principales obstáculos es que dicha propuesta requiere cambios en la Constitución, y los criterios para la aprobación de una enmienda constitucional son mucho más estrictos que para la aprobación de una ley ordinaria. En Brasil, las enmiendas constitucionales requieren una mayoría de 3/5 votos y dos rondas de votación en cada cámara del Congreso (Cámara Baja y Senado). Por lo tanto, se necesita un amplio apoyo en el parlamento.

Las administraciones anteriores se organizaron bajo un sistema de coalición multipartidista para reunir tales votos y garantizar suficiente apoyo en el Congreso. Esto generalmente se implementó a través de un reparto equilibrado del poder, es decir, las posiciones en el gabinete y en el gobierno que se asignaron a los partidos de peso pesado en el Congreso. Pero el presidente Bolsonaro fue elegido con la promesa de campaña de ir en contra de la tradición de formar coaliciones y, siguiendo sus promesas de campaña, optó por formar un gabinete principalmente con tecnócratas. Por lo tanto, muchos expertos políticos siguen preocupados por la "gobernabilidad" y el destino de la agenda de reformas en una administración sin la mayoría del Congreso.

Le recomendamos: La solución de la crisis de Venezuela pasa por Brasil

Sin embargo, a pesar de la falta de una coalición organizada, la reforma clave de pensiones está avanzando en el Congreso. También se han aprobado otras medidas menos sensibles desde el punto de vista político (medidas provisionales, proyecto de ley de la oficina de crédito positiva, apertura del sector de la aviación civil) o se espera que pasen (marco del sector de agua y alcantarillado, entre otras).

Como resultado, hasta ahora se ha evitado la principal consecuencia económica potencial del nuevo modelo político, los efectos negativos de la interrupción de las reformas en el Congreso. Y, una vez que se apruebe la reforma de las pensiones, se espera que se desate una larga lista de otras medidas / reformas económicas (reforma fiscal, apertura de la economía, reducción de subsidios, etc.). Sin embargo, los inversores controlarán si los incentivos dentro del sistema político permanecerán alineados y cómo evolucionará la agenda con un gobierno minoritario en el Congreso que no está dispuesto a seguir el modelo tradicional de coalición política.

DINERO: ¿Qué es la reforma de la seguridad social que propone el gobierno y por qué enfrenta tanta oposición en la población? ¿Traerá beneficios económicos? 

 M.J.: La Reforma a las pensiones (PEC 6/2019) propuesta por la administración es exhaustiva. Los principales puntos de la PEC son: (i) el establecimiento de una edad mínima de jubilación de 65 años para los hombres y 62 para las mujeres; (ii) la definición de las mismas reglas de seguridad social para los nuevos empleados del sector privado y los funcionarios públicos; (iii) tasas progresivas de contribución a la seguridad social, (iv) restricciones a reglas amplias y generosas en el sistema (pensión de muerte, etc.) y (v) un nuevo método para calcular el valor de los beneficios. El ahorro generado por la propuesta (PEC 6/2019) asciende a 1.2 billones de reales en 10 años. El gobierno también presentó una reforma para los militares (a través de un proyecto de ley), que incluye una reestructuración de la carrera. 

La oposición a la reforma de la seguridad social ha ido disminuyendo. De hecho, es correcto decir que nunca ha habido tanto apoyo dentro y fuera del Congreso para una reforma de pensiones en Brasil. Una encuesta reciente, publicada por un thinktank local, mostró, en mayo pasado, que la mayoría de la población (59%) ya está de acuerdo con que el sistema de seguridad social debe reformarse, a pesar de un menor apoyo a algunos de los puntos de la propuesta.

Le puede interesar: EE.UU. y Brasil "más cerca que nunca" tras cita de Trump-Bolsonaro

DINERO: ¿Por qué han renunciado tantos ministros de Bolsonaro? ¿La inestabilidad del gobierno influye en la recesión económica?

M.J.: Es natural ver algunos ajustes en las posiciones al comienzo de una nueva administración. Más importante aún, los puestos clave en el gabinete, incluso dentro del núcleo del equipo económico, no se han visto afectadas por estos cambios. La principal fuente de atención de los inversionistas locales y extranjeros ha sido la aprobación de la (vital) Reforma de Seguridad Social. Hasta este punto, a pesar del largo proceso de la reforma, continúa avanzando en el Congreso y se espera que concluya pronto.

DINERO: Si Brasil no crece como se esperaba, ¿podría afectar la economía de la región o, en cambio, sería una oportunidad para que otros países emergentes, como Colombia, se conviertan en importantes centros financieros?

 M.J.: El crecimiento es ciertamente decepcionante este año. Las estimaciones comenzaron en un 2,5% de crecimiento y ya apuntan a una expansión modesta (inferior al 1 por ciento), más baja que en 2018. Hay varias razones detrás del crecimiento mediocre en 2019, como los efectos rezagados de los choques que la economía sufrió el año pasado, la desaceleración del crecimiento mundial (incluido en Argentina) y los efectos temporales a principios de 2019 (desastre en el sector minero). Sin embargo, atribuimos gran importancia a la persistente incertidumbre sobre la sostenibilidad fiscal que afecta las decisiones de inversión y consumo. Con la aprobación de la reforma pensional, esperamos una reducción de las incertidumbres y un efecto expansivo resultante. Una serie de reformas estructurales dentro de la agenda económica liberal del gobierno también se desatarán, lo que hará que la economía se acelere hacia un crecimiento de aproximadamente el 2% en 2020. Dicho esto, el sector público continuará enfrentándose a los cinturones apretados y no esperamos La inversión pública se expandirá significativamente en los próximos años.

El mejor escenario para otros países de la región probablemente esté más asociado con los escenarios de crecimiento benigno para Brasil, con más reformas implementadas, incluida la apertura de la economía, más acuerdos comerciales e integración financiera, los cuales son parte de la actual Agenda liberal de la administración.

En contexto: Bolsonaro asume la presidencia entre esperanzas y temores

DINERO: El número de desempleados aumentó de 7.6 millones en 2012 a 13.4 millones este año ¿Por qué? 

 M.J.: Las mareas cambiaron en el mercado laboral en Brasil a fines de 2014. De hecho, después del deterioro sustancial de la actividad económica en los últimos cinco años, no esperábamos una mejora brusca de las condiciones del mercado laboral en el corto plazo. Dicho esto, la disminución muy gradual de la tasa de desempleo ha sido decepcionante, lo que indica un bajo dinamismo y una gran holgura. Las medidas de subutilización de la fuerza laboral se encuentran en niveles históricamente altos. Por lo tanto, el débil desempeño del mercado laboral ha sido el resultado de la fuerte contracción del PIB en 2015-2016.

DINERO: Durante la campaña electoral, la moneda brasileña, el real, se recuperó con fuerza cuando quedó claro que Bolsonaro ganaría las elecciones. Fue un signo de confianza de los inversores en el exterior ¿Qué cambió desde entonces?

 M.J.: Hubo conductores nacionales y externos que explicaron el comportamiento volátil del BRL desde fines del año pasado. En el frente interno, el largo pasaje procesal requerido por la nueva propuesta de Reforma de la Seguridad Social ha dado lugar a márgenes de riesgo más volátiles, que se han deteriorado a principios de 2019 pero que han mejorado últimamente. En el frente internacional, el dólar más fuerte y los precios de los productos básicos algo más débiles a principios de 2019 actuaron a favor de un Real más débil y otras monedas de mercados emergentes. 

* Con información de AFP. 



EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.