| 7/9/2019 11:58:00 AM

650 millones de personas reciben menos del 1% del ingreso mundial

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reveló cifras preocupantes de inequidad laboral en el mundo, donde se compara la situación en 189 países. El dato de ingreso global se ha mantenido casi igual en los últimos 13 años. 

Aunque la desigualdad ha sido motivo de profundas reformas en todo el mundo aún se mantienen abiertas las grandes brechas laborales globales y eso lo refleja un nuevo conjunto de datos relativo a la proporción del ingreso laboral y su distribución, conocido como el Labour Income Share and Distribution dataset, que administra el Departamento de Estadística de la OIT. 

Según el reporte, el 10% de los trabajadores recibe casi la mitad de la remuneración mundial, una estimación que se hizo por primera vez y muestra que la desigualdad salarial sigue siendo un problema extendido en el mundo del trabajo. Las conclusiones se derivan de una nueva base de datos que incluye estadísticas nacionales, regionales y mundiales.

De acuerdo con las cifras, la desigualdad a escala mundial ha disminuido en los últimos 15 años, pero eso no se debe a una reducción en la desigualdad en los países: en realidad la desigualdad de remuneración a nivel nacional está aumentando. Más bien, es consecuencia de la creciente prosperidad en las economías emergentes, específicamente China e India. En general, señalan las conclusiones, la desigualdad del ingreso sigue siendo un problema extendido en el mundo del trabajo. 

El Labour Income Share and Distribution dataset contiene datos provenientes de 189 países y se basa en la mayor colección mundial de datos armonizados procedentes de estudios sobre la fuerza de trabajo. Presenta además dos nuevos indicadores para evaluar las principales tendencias en el mundo del trabajo, a nivel nacional, regional y mundial. El primer indicador ofrece, por primera vez, cifras comparables a escala internacional del porcentaje del PIB que va a los trabajadores –en vez que al capital– a través de los salarios y las ganancias. El segundo analiza la manera en que el ingreso laboral está distribuido. 

Le tenemos: Nadal está cansado del debate sobre la brecha salarial en el deporte

Es más, la información disponible concluye que a nivel mundial está disminuyendo la proporción del ingreso nacional que va a los trabajadores, pasando de 53,7% en 2004 a 51,4% en 2017. “Los datos muestran que en términos relativos, el incremento de los salarios laborales más altos están asociados con pérdidas para todos los demás, ambos, los trabajadores de la clase media y los que perciben los ingresos más bajos, están viendo disminuir parte de sus ingresos", indicó Steven Kapsos, Jefe de la Unidad de producción y análisis de datos de la OIT.

Evaluación por segmentos

Al analizar la distribución del salario medio entre los países, constata que la parte recibida por la clase media (el 60% de los trabajadores de nivel medio) descendió entre 2004 y 2017, pasando de 44,8%  a 43%. Al mismo tiempo, la proporción recibida por el 20% de las personas mejor remuneradas aumentó, de 51,3% a 53,5%. Los países donde las personas de rentas más altas vieron su parte del salario nacional aumentar de al menos un punto porcentual incluyen Alemania, Indonesia, Italia, Pakistán, el Reino Unido y Estados Unidos.

“Sin embargo, cuando la parte de los ingresos laborales de los trabajadores de ingresos medios y bajos aumenta, las ganancias tienden a ser distribuidas de manera más amplia, beneficiando a todos los trabajadores, a excepción de los que reciben los salarios más altos”, indicó Kapsos.

Siga leyendo: Salarios, brechas y deficiencias en el mercado laboral digital

Los países más pobres tienden a registrar niveles de desigualdad de los salarios mucho más altos, lo cual exacerba las dificultades de las poblaciones más vulnerables. En el África subsahariana, el 50% de los trabajadores en el nivel más bajo de la escala recibe sólo 3,3% de los ingresos laborales, mientras que en la Unión Europea reciben 22,9% del ingreso total pagado a los trabajadores.

Roger Gomis, economista del Departamento de Estadística de la OIT, señaló: “La mayoría de los trabajadores del mundo subsiste con un salario notablemente bajo y para muchos tener un empleo no significa ganar lo suficiente para vivir. A nivel mundial, el salario promedio de los trabajadores en la mitad inferior de la distribución de los ingresos es de apenas US$ 198 mensuales y el 10% más pobre tendría que trabajar tres siglos para ganar lo mismo que gana el 10% más rico en un año”.

La publicación de esta nueva serie de datos cumple con una recomendación del informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT, que puso de manifiesto la necesidad de crear nuevos indicadores para medir de manera más precisa los progresos en materia de bienestar, sostenibilidad del medioambiente e igualdad y de adoptar un enfoque centrado en las personas.

Dinero recomienda: Mujeres expertas en tecnología ganan 15% menos que los hombres

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.