Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/6/2019 12:01:00 AM

El drama de Venezuela es casi como el colapso de la Unión Soviética

El default o deuda que no ha pagado el vecino país a los tenedores de bonos y otros acreedores, ya se acerca a los US$10.000 millones, de acuerdo con cálculos de IIF.

La falta de cifras oficiales sobre el estado real de la economía en Venezuela hace difícil estimar la verdadera dimensión de la crisis que hoy enfrenta este país. Sin embargo, este no ha sido un obstáculo para que entidades multilaterales y centros de pensamiento económico hagan sus propios cálculos sobre cuál es el estado real de esta economía.

Y el más reciente reporte del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés) hace una radiografía que resulta muy preocupante no solo para las autoridades sino también para quienes tienen relación de acreedores con Venezuela.

El último informe de IIF compara la profundidad de la crisis económica que vive el vecino país desde 2013 y hasta la fecha, con lo que representó el colapso de la Unión Soviética. Además, señala que los niveles de inflación que hoy exhibe Venezuela resultan extremadamente altos, incluso si se compara con los estándares de hiperinflación que en el pasado han registrado algunos países alrededor del mundo. En otras palabras, en términos de destrucción de la riqueza e inflación, las políticas adoptadas por el actual gobierno en Venezuela están ‘fuera de concurso’ por los niveles históricos que han alcanzado.

Le recomendamos: Qué significa que Venezuela decida "reestructurar y refinanciar" su deuda externa

Los expertos del IIF señalan que los vacíos de los datos oficiales los llevaron a explorar uno de los temas que mayor estupor está generando entre los inversionistas del mundo: el tamaño y futuro de la deuda venezolana.

En este punto, estiman que la falta de financiación con que cuenta el gobierno venezolano desde hace varios meses lo obligó a reducir de manera abrupta la importación de productos, pero no ha solucionado un tema de fondo: cómo les responderá a los cientos de acreedores que hoy están a la expectativa de las decisiones que se adopten para recuperar sus recursos.

Las estimaciones de IIF muestran que los montos de deuda externa acumulados durante la última década por el gobierno venezolano estarían cercanos a los US$160.000 millones y de ellos la mayor proporción la tienen tanto el gobierno como la estatal petrolera Pdvsa.

Sin embargo, anota que la deuda pública del gobierno, así como los bonos de Pdvsa, suman una cifra superior a los US$140.000 millones y la cifra restante corresponde a deuda del sector privado. Sin embargo, tanto los préstamos bilaterales otorgados por países como China y Rusia a Venezuela como los bonos colocados por Pdvsa en los mercados internacionales, han comenzado a sufrir un deterioro importante, pues los atrasos en los pagos siguen creciendo.

Lea también: Pobreza, escasez e inflación, el peligroso cóctel que enciende la crisis en Venezuela

“El stock de deuda y el servicio de la deuda son muy altos en relación con las exportaciones y las reservas extranjeras, especialmente en la perspectiva internacional” asegura el informe de IIF, que indica que desde 2014 Venezuela perdió el acceso a los mercados de financiación, y a esto se suma que desde ese año se ha registrado una acumulación importante de pagarés y se ha dejado de pagar puntualmente a los acreedores.

La preocupación radica en que los mercados internacionales ven que todos los frentes están sufriendo un deterioro importante pues hay morosidad en el pago de intereses y capital de los bonos de Pdvsa, en los préstamos bilaterales y en las responsabilidades derivadas de los casos de arbitraje internacional.

“La creatividad de los formuladores de políticas para aprovechar fuentes alternativas de financiamiento se deterioraron y los mercados de bonos cerraron, lo que resultó en una composición de deuda atípica para los estándares de los mercados emergentes. Los préstamos bilaterales, especialmente de China y Rusia, son grandes, al igual que los atrasos de Pdvsa con los proveedores”, asegura en uno de sus apartes el informe.

Los datos de incumplimiento en los arbitrajes internacionales ante el Ciadi, en los que Venezuela ha salido con fallos en contra, son un buen indicador del estado calamitoso que enfrenta el pago de estas deudas: hay unos 20 casos pendientes, instaurados por empresas que fueron expropiadas y que buscan un resarcimiento económico.

Lea también: La crisis en Venezuela, un riesgo político y económico para Rusia

Aunque en varias ocasiones el presidente Nicolás Maduro ha señalado que el país está cumpliendo con el pago de sus obligaciones, lo cierto es que los acreedores no están de acuerdo con esta afirmación. Desde finales de 2017 el país dejó de pagar las obligaciones que tiene con los bonos y se estima que el default ese año ascendió a US$8.000 millones de dólares y que en 2018 habría registrado otros atrasos por una cifra cercana a los US$2.000 millones.

La ausencia de cifras oficiales hace difícil calcular el tamaño exacto del PIB venezolano. Sin embargo, los expertos de IIF creen que en relación con el tamaño de la deuda externa los niveles son críticos y difíciles de moderar, en buena medida por las tasas de cambio vigentes y la hiperinflación.

Es claro que la deuda en Venezuela sigue creciendo a pesar de que el gobierno no puede endeudarse. Esto lleva a pensar a los expertos que la perspectiva puede ser muy compleja en los próximos años, cuando los ciudadanos tendrán que cargar con el pesado lastre del endeudamiento del gobierno de Nicolás Maduro, que en su afán por mantenerse en el poder, no midió el daño detener el futuro hipotecado.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.