Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/12/2020 9:32:00 AM

El Club del 30% busca que más mujeres lleguen a juntas directivas en Colombia

La iniciativa del Club del 30% buscará que más mujeres lleguen a juntas directivas en Colombia, país en el que estas están integradas en un 17,5% por mujeres, una cifra muy superior al 7,9% que es el promedio en Latinoamérica, según un informe del CESA.

En relación con el lanzamiento del Club del 30% Colombia, Dinero conversó con una de las directoras de la iniciativa, Marcela Carrasco, quien destacó cuál será el papel de este grupo.

Dinero: ¿Cómo ha avanzado el país en los últimos años en materia de paridad de género en altos cargos?

Marcela Carrasco: El Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del CESA, nuestro aliado académico, encontró que a nivel global, según la OIT, Deloitte y Catalyst, la participación de las mujeres en las juntas directivas se encuentra en alrededor del 17,5%.

Lea también: Orden de detención contra Germán Efromovich en Brasil fue suspendida

Para el caso de América Latina y el Caribe, es del 7,9%, y para el caso de Colombia, nos encontramos en el 17% para 2020. Esto significa que por cada 100 puestos en juntas directivas de compañías que emiten valores en Colombia, solo 17 son ocupados por mujeres.

D: ¿Cómo han visto el avance en los últimos años en este sentido?

MC: Hemos observado un crecimiento sostenido, pero aún muy lento y poco representativo. Alrededor del 88% de las juntas directivas de emisores de valores no tiene o solo tiene a una mujer en sus grupos. Con el Club del 30% buscamos acelerar esta paridad a través de experiencias propias y compromisos concretos.

D: ¿Sigue habiendo un rezago a pesar de las leyes en este sentido?

MC: El aumento de las leyes alrededor del bienestar de la mujer y la equidad de género es una buena noticia que evidencia lo prioritaria que es la toma de decisiones alrededor de este tema. Sin embargo, el desafío que observamos, y sobre el cual estaremos trabajando, radica en que la mayoría de las empresas no cuenta con una política de equidad de género en relación con la posición de mujeres en cargos de liderazgo, ni de participación en las juntas directivas.

D: ¿Este tipo de normas sobre paridad de género sí funciona o debería ser un tema más estructural de educación y cultura?

MC: Las políticas internas de las empresas permiten trazar objetivos claros con herramientas eficientes. En muchas ocasiones existe una sinergia y un diálogo con las normas expedidas por las autoridades nacionales y que permiten unificar esfuerzos.

Así mismo, se torna fundamental trabajar sobre la educación y la cultura, principalmente en cuanto al entendimiento de los beneficios que representa para una empresa contar con al menos un 30% de participación femenina en juntas directivas y cargos gerenciales. Estos beneficios son tanto económicos como reputacionales, de talento humano, de sostenibilidad, entre otros.

D: ¿En qué consiste el Club del 30%?

Esta iniciativa de negocio nació en noviembre de 2010 en el Reino Unido, con el objetivo de alcanzar para 2015 un mínimo del 30% de representación femenina en las juntas directivas de las 100 compañías con mayor valorización en la Bolsa de Valores de Londres.

El objetivo inicial se cumplió en septiembre de 2018 para el Reino Unido. Desde entonces, 14 capítulos a nivel global se han sumado para llevar a las empresas a alcanzar el verdadero balance de género.

El Club del 30% que se lanza en Colombia es una iniciativa privada, que cuenta con el apoyo del Gobierno, y que busca involucrar a presidentes de juntas directivas y gerentes generales comprometidos con mejorar los índices de participación femenina en el más alto nivel del gobierno corporativo, como lo son las juntas directivas. 

D: ¿Por qué 30% y no una cifra más alta?

MC: El 30% es el mínimo necesario para generar una diferencia. Existe amplia evidencia en relación con el balance de género en las juntas directivas, y la generación de resultados financieros, administrativos y humanos extraordinarios. Actuamos con base en evidencia científica, como es la encontrado por el CESA. De tal manera, la meta del 30% no es un techo sino un objetivo mínimo, un punto de partida que consideramos que es cuando se empiezan a ver los resultados.

D: ¿Cómo está Colombia en este sentido en comparación con la región?

MC: Nos encontramos cercanos a la media mundial del 17,5% de mujeres en juntas directivas y por encima de la media regional, del 7,9%. No obstante, la mayoría de las juntas directivas en Colombia sigue sin contar con una mujer dentro de sus puestos o solo logra tener una. Ejemplo de ello es que alrededor del 70% de los 130 emisores de valores en Colombia no tiene o solo tiene a una mujer en sus juntas directivas.

D: ¿Cuáles son las ventajas de la paridad de género en las juntas directivas?

MC: Fomentar el balance de género en las juntas directivas trae varios beneficios para los negocios, las empresas y, finalmente, la economía en general. Las empresas mejoran el retorno de la inversión (ROI) y el país, el PIB. Con una inclusión de al menos el 30% en juntas directivas, las empresas alcanzan entre el 8% y el 13% de incremento en el rendimiento sobre los activos (ROA); con el 25% de las mujeres en posiciones de liderazgo, se genera en promedio un incremento del 4% sobre los retornos de los flujos de caja y del 8% en crecimiento de ventas (lo cual es lógico si se tiene en cuenta que el 50% de los habitantes del país es mujer y en el 80% de los casos son ellas quienes toman las decisiones de compra). Estos resultados pueden hasta duplicarse si el balance es del 50%.

Lea también: Disminución de desempleo y pobreza, los retos de Colombia en 2021

Adicionalmente, las empresas con una mejor representación femenina en las juntas directivas tienden a tener políticas de recursos humanos más inclusivas y diversas, mayores niveles de transparencia, mejores estándares sociales y ambientales, y una mejor comprensión de sus audiencias y públicos de interés.

D: ¿Qué tan importante es que el sector privado y el público trabajen de la mano en este tipo de iniciativas?

MC: El trabajo mancomunado entre el sector privado y público permite acelerar el posicionamiento de la equidad de género empresarial como una prioridad a nivel nacional. Así mismo, permite mantener canales de interlocución para la transferencia de experiencias exitosas mientras se trazan objetivos unificados. En Colombia, este trabajo conjunto ha sido clave para el lanzamiento mismo del Club del 30%.

D: ¿Quiénes pueden hacer parte del Club del 30%?

MC: El Club del 30% es una iniciativa en la que participan personas con ideas afines. Acogemos y promovemos las solicitudes de membresía de todas las empresas, incluyendo aquellas que ya tienen más del 30% de representación femenina en sus juntas, para que puedan compartir sus experiencias y añadir su voz a la nuestra. Este es un proyecto abierto que busca crear sinergias. Invitamos a todos los interesados en este tema a seguirnos en LinkedIn en Club del 30% Colombia, donde podemos intercambiar experiencias y opiniones.

EDICIÓN 603

PORTADA

Las 1.000 pymes más grandes del país

Si bien la pandemia ha golpeado con fuerza al sector empresarial y, en especial a las firmas pequeñas y medianas, su tamaño también se convirtió en una ventaja y muchas lograron salir a flote más rápido que las grandes compañías.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.