Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/24/2019 7:04:00 AM

Lecciones de improvisación para las empresas

Improvisar dentro de una empresa es adaptarse rápidamente a lo que el medio propone, reaccionar a los cambios y solventar los problemas de la mejor forma para tener un flujo de trabajo eficiente.

Antes de improvisar se necesita un conocimiento experimentado sobre el tema del que se trabaja, así pues se puede actuar sobre la marcha sin fallar. Esta premisa es la que trata de promover el músico y escritor Ricardo Gómez Garzón en su libro Musiconomía quien asegura que si todos los equipos de trabajo aprendieran a improvisar como lo hacen los músicos de jazz, las empresas se ahorrarían muchísimo dinero en la toma de decisiones.

Gómez, quien además es creador y fundador de la empresa Envivo, con la cual transforma organizaciones a través de manifestaciones artísticas como la música, el teatro, el cine y la gastronomía, aplicado a proyectos individuales, organizacionales y culturales afirma que la implementación de las empresas no quiere decir que estas deben hacer lo primero que se le viene a uno a la mente, sino que por el contrario se trata de reaccionar adecuadamente a los cambios del entorno y adaptarse rápidamente a lo que el medio propone.

Por tal motivo alude a la música y en especial al jazz, como género en el que por excelencia se trabaja a partir de la improvisación, para explicar su estrategia. “Para poder improvisar, los músicos de jazz deben conocer muy bien la técnica, es decir, el manejo del instrumento, y las estructuras musicales sobre las que van a trabajar. Son disciplinados, practican constantemente, y no le tienen miedo a practicar con otros músicos; reaccionan positivamente a los estímulos que le proponen los otros músicos; es decir que la reacción siempre es constructiva para que no se interrumpa el flujo”, explica el escritor.

Esto se traduce a que en el campo empresarial un dirigente o en general un líder debe conocer su profesión a profundidad de tal forma que sea capaz de reconocer cómo puede solventar cualquier eventualidad que se le presente. Así pues, un empresario debe tener las aptitudes necesarias de tal forma que puede reaccionar asertivamente al cambio a pesar de no tener tanta técnica, puede leer rápidamente el talento de las personas que lo acompañan y empoderarlas.

Gómez aclara que la improvisación se ve reflejada en la toma de decisiones y en la agilidad para reaccionar rápidamente a los cambios del entorno. “Un jazzista se acomoda muy fácil porque está entrenado para ello”, afirma.

La metodología que se debe aplicar para lograr una correcta improvisación depende de proponer soluciones de valor a partir de los recursos que tiene y crear un flujo de trabajo constante que ayude a mejorar la forma en que se desarrollan las funciones. En el jazz, es la creación constante y colectiva con el fin de mantener el flujo. Por eso son tan extensas las improvisaciones. Lo que busca el jazz es mantener al equipo en flujo. Para Gómez, el problema con las empresas y los empresarios es que no siempre buscan mantener fluyendo a su equipo, sino conservar una estructura rígida, casi siempre jerárquica, vertical, que no permite el flujo.

“Es imposible no improvisar”, afirma el escritor, “desde que nos levantamos, los humanos estamos constantemente improvisando, nuestros diálogos y nuestras reacciones frente a la cotidianidad son una improvisación permanente. Solo si estamos entrenados para improvisar, podemos sacarle jugo a lo que nos sucede”. Esta analogía es justamente a la que alude con los músicos de jazz en el escenario. 

Es importante tener claro que improvisar puede tener riesgos, estos deben ser vistos como una oportunidad para que a partir de estos se puedan crear distintas soluciones. Los problemas pocas veces se pueden prever de modo que se debe manejar la situación de forma constructiva y buscar un flujo que ayude a mejorar la situación.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 592

PORTADA

Coronavirus: ¿vamos perdiendo la pelea?

En los próximos dos meses, Colombia llegará a su pico de contagios de coronavirus. A final de año o antes podría alcanzar los 3,6 millones de infectados y superar los 40.000 muertos, según estimaciones del Gobierno. Luego de tres meses de confinamiento, apenas viene lo más duro.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.