| 6/3/2018 12:01:00 AM

Las pequeñas empresas no tienen incentivos para migrar hacia el comercio electrónico

Colombia necesita estímulos que ayuden a impulsar el comercio y la industria hacia los medios de pago electrónicos, indicó Victoria Virviescas de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

La ola del comercio electrónico está inundando paulatinamente el mundo. Grandes empresas y marcas en el planeta ya lo tienen dentro de sus políticas de gestión como algo natural para su funcionamiento y otras están a punto de terminar procesos que les permitan hacer parte de esta onda digital. Sin embargo, en Colombia la situación no funciona así.

Y es que en el país aún hay recargos para los comerciantes que quieran implementar pagos electrónicos o el dinero plástico que, de alguna manera, los desmotivan a adoptar estas medidas, ya sea para no elevar los precios finales o para no hacer que el consumidor final sea el que asuma estos costos. Generalmente estos recargos están rondando el 4% adicional a los precios finales.

Por eso hay un gran porcentaje de comerciantes, incluyendo algunas cadenas de supermercados de descuento duro, que le dicen ‘NO’ a este tipo de pagos, pues terminan por ser cargos adicionales afectando sus ventas o ingresos, sobre todo en el caso de los micropagos y las mipymes.

Al respecto Victoria Virviescas, presidente ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), sostuvo que sería edificante para el sector que el Estado colombiano pudiera estimular estas nuevas tecnologías y esa migración digital por medio de una reducción o eliminación de asuntos impositivos que se traducen en impuestos para los comerciantes.

Precisó que con estos costos adicionales le es muy complicado competir a una empresa, en especial si es pequeña. Frente a esta problemática, la entidad se ha reunido con el Gobierno –sobre todo ad portas de aprobaciones de reformas tributarias- para que se creen incentivos que permitan la masificación del comercio electrónico.

“Eso no depende solo de nosotros o la banca. Tienen que ver muchos actores convencidos de que el e-commerce se logra mediante incentivos impositivos”, explicó Victoria Virviescas.

Puede interesarle: ¿Por qué los carros también son actores potenciales en el ecommerce?

E-commerce colombiano

Según la ejecutiva, la migración al e-commerce es una alternativa para el comercio y debe considerarse en las diferentes compañías sin importar la actividad, tamaño y ubicación en el país, pues el ejercicio del comercio electrónico optimiza los recursos y aumentar la facturación de las empresas en Colombia y el mundo. Y, además, le brinda al consumidor una calidad de vida mucho más alta de la que está acostumbrado.

Dentro del comercio electrónico, considerado como una gran cadena de valor de la economía digital, se ubican diferentes actividades que enriquecen el proceso: la compraventa, actividades de marketing y publicidad, actividades de pago electrónico -que muchas veces no se da como un pago electrónico sino como un pago presencial- la entrega física del bien al consumidor, y la etapa posventa que, según Virviescas, es fundamental para el proceso.

Frente a la falta de conocimiento, alcance y confianza a las nuevas tecnologías entre muchos de los colombianos, la presidente ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico aseguró que la entidad está trabajando para generar conocimiento a aquellas personas que no tienen acceso a las TIC –ya sea por recursos, ubicación o conocimiento-.

“Hemos hecho alianzas público privadas, intergremiales, para proporcionar con expertos ese conocimiento que muchas personas están demandando día a día, ya que el comercio electrónico de hace un año es diferente al de hoy porque es un mundo de constante aprendizaje”, resaltó Virviescas.

Por otro lado, la Cámara está llevando a cabo diferentes estrategias para que se le generen incentivos a las empresas del país y así poder emprender un camino hacia el comercio electrónico, sobre todo en los micropagos, como lo hizo en su momento Corea del Sur. Pues se espera que se llegue a estimular, no solo al consumidor, sino a la industria para que la cadena de valor –hasta el pago- sea digital.

“Hoy en día en Colombia tenemos la alternativa del pago contraentrega y el pago que se hace en efectivo o con datáfono. No es que estemos en contra de esas opciones, sino que quisiéramos que se siguiera facilitando el pago electrónico y que esa facilitación le dé al final del día al consumidor una calidad de vida”, sostuvo la jefe de la CCCE.

La mujer y el comercio electrónico

Para Victoria Virviescas, el papel de la mujer en los diferentes roles de la economía digital es fundamental. Y se mostró optimista con el e-Commerce Institute que está promoviendo un programa para capturar tutoras –en nuevas tecnologías- y aprendices que quieren también ser permeables al conocimiento, y que les pueda generar el grupo de las tutoras expertas en el tema.

Visite: Transacciones digitales aumentan un 36% en Colombia en 2017

“Nosotros como gremio celebramos esta iniciativa que se lanzó en la novena versión del e-Commerce Day. Nosotras como mujeres tenemos un gran compromiso con las compañías, somos estrategas. Y en el ejercicio del management entregamos resultados con creces”, indicó la dirigente gremial.

A título personal, Virviescas expresó que faltan profesionales mujeres en el sector tecnológico y que también se difunda una cultura en la economía digital para que se pueda demostrar la capacidad que tiene la mujer para acceder a los cargos de primer nivel.

El futuro…

En Colombia se trabaja para promover un entorno favorable del comercio electrónico. En ese sentido, la CCCE adelanta procesos para construir políticas públicas, además, de buscar confianza y conocimiento para lograr adoptar el e-commerce de lleno.

“Propendemos por una evolución de comercio electrónico de manera exponencial y armónico. Tenemos expectativas de ser el país número uno en penetración del comercio electrónico en la región”, concluyó Victoria Virviescas, presidente ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE).

EDICIÓN 544

PORTADA

5.000 empresas: Dos décadas de evolución empresarial

Hace 25 años nació Dinero y para esta edición hemos querido traer no solo 25 historias empresariales que ejemplifiquen las transformaciones que han tenido las compañías en Colombia –a través de 5 grupos–, sino también la evolución del ranking en estos últimos años.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 544

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.