Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/12/2020 12:01:00 AM

Mercado Libre le apuesta a ser la empresa fintech más grande de Latinoamérica

Esta compañía logró convertirse en el gran disruptor del comercio electrónico en América Latina. Hoy quiere serlo en el mundo financiero. Marcos Galperin, CEO y cofundador, le contó a Dinero sus planes y cómo se preparan para ello.

El mundo recordará 2020 como el año en el que el comercio electrónico se consolidó. Las medidas de aislamiento generaron un cambio sin precedentes en los hábitos de consumo de los ciudadanos, que convirtieron las ventas en línea en un mecanismo de abastecimiento para los hogares y de supervivencia para miles de negocios.

Esto, sin duda, significó un festín para las empresas que ya prestaban servicios de ventas online. Amazon y Alibaba han logrado en los últimos meses récords históricos en términos de ventas y usuarios.

El fenómeno tocó también a América Latina, donde se estima que más de la mitad de la población compró por primera vez en internet. Allí, la penetración del comercio electrónico creció más del 300%, según los analistas.

Puede leer: Mercado Libre generará más de 1.000 empleos en nuevo centro de distribución

En esa explosión, Mercado Libre se ha convertido en uno de los grandes beneficiarios y hoy se acerca a tocar las campanas de victoria ante una crisis sin precedentes.

Esta empresa nació en 1999 en un garaje del barrio Saavedra de Buenos Aires. Su fundador y CEO, Marcos Galperín, conformó una compañía de subastas de bienes usados en línea y dio sus primeros pasos para una revolución tecnológica que apenas comenzaba. “Cuando empezamos teníamos la misión de democratizar el comercio en América Latina y estábamos convencidos de que internet cambiaría el mundo y que lo haría para mejorar. Nosotros queríamos ser protagonistas de este cambio, viendo que había una posibilidad de construir algo muy grande”, dijo.

Ese cambio grande era la democratización del comercio y otros servicios. Estos, con el paso de los años, la han convertido en la empresa de tecnología más grande de Latinoamérica, en el top diez de los e-commerce más importantes del mundo.

Opera en 18 países de la región y tiene más de 11 millones de vendedores y 70 millones de compradores en el continente. Ha evolucionado a tal punto que hoy ha pasado de plataforma de ventas a todo un ecosistema digital con cinco unidades de negocio. Se trata de su marketplace Mercado Libre, su solución para pymes Mercado Shop, su área de clasificados y ads Mercado Libre Publicidad, su operación logística Mercado Envíos y su brazo fintech Mercado Pago.

Y todo esto apenas comienza.

Recomendado: El e-commerce salvó miles de pymes

Hitos en pandemia

Al igual que Amazon y Alibaba, Mercado Libre ha registrado cifras sorprendentes durante la pandemia. Su base de usuarios activos creció en más de 30 millones entre marzo y septiembre. Ha vendido más de 205 millones de artículos en la región y cada una de sus cinco unidades de negocio crece a tasas superiores al 100%.

En su más reciente informe trimestral, la compañía reportó por primera vez una facturación de US$1.000 millones y logró un volumen de transacciones de más de US$6.000 millones en su plataforma.

A esto se unen varios hitos. Fue la única compañía latinoamericana incluida en la lista de las 100 empresas que han prosperado durante la pandemia del diario británico Financial Times.

Además se consolidó como la empresa más valiosa de la región, incluso por encima de grandes compañías brasileñas, como la minera Vale y la petrolera Petrobras. Lo hizo luego de romper en agosto el récord de su valor, al alcanzar US$60.000 millones en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Siguiendo la tendencia de las firmas tecnológicas, en lo que va del año los títulos de Mercado Libre acumulan un alza del 121,9%. Se trata de una de las acciones que más suben en la plaza neoyorquina, por encima de empresas como E-bay y Twitter.

Lea también: Siete de cada diez ventas de mipymes colombianas se realizan en línea

Para Galperín, los resultados se deben al acelerado y sostenido crecimiento del comercio electrónico durante la pandemia, así como a los 20 años de preparación para enfrentar la alta demanda. “Veníamos tomando las decisiones correctas para enfrentar una demanda que se veía venir, claramente no en un contexto como el que vivimos por cuenta del coronavirus. Mercado Libre ha venido creciendo sistemáticamente y la pandemia aceleró aún más ese crecimiento, poniéndonos hoy donde tal vez habríamos llegado en tres años”, dijo.

Precisamente, en plena pandemia la compañía mostró su as bajo la manga: la logística. Galperín señala que, gracias a las inversiones realizadas para fortalecer su capacidad de entregas, pudieron enfrentar con buenos resultados la abultada demanda.

Cuentan con más de 100 centros de distribución. En Colombia, por ejemplo, en plena emergencia, la compañía anunció inversiones por el orden de US$70 millones, que incluían un centro de distribución y almacenamiento de 52.000 metros cuadrados, desde donde proyectan reducir en un 20% los tiempos de entrega en el país y generar unos 2.000 empleos.

Además, hace unas semanas anunció una importante inversión en una flota propia de ocho aviones que operarán en México y Brasil. Esto les permitirá realizar entregas en menos de 24 horas y, en los próximos años, ampliar las rutas a otros países, comenzando por Chile.

“En Latinoamérica estamos muy bien en términos de comercio electrónico. Tenemos una red logística de primer nivel y seguiremos creciendo en los próximos años. Es una inversión que no termina nunca, por lo que constantemente iremos agregando distintas formas de envío que permitan entregas más rápidas, ecológicas y con precios bajos para los consumidores”, afirmó.

Recomendado: Visa y Mercado Libre crearon alianza para reactivar pymes

En el último trimestre, la compañía reportó que su línea Mercado Envíos entregó 187,6 millones de artículos, con un aumento interanual del 131,1%.

Imparable

Tras cumplir su objetivo de democratizar el comercio en la región, la empresa más importante de Argentina ahora se prepara para convertirse en un actor clave en la democratización del sector financiero en el continente. Y ya está dando grandes pasos.

Al estilo de Alibaba con Alipay, Mercado Libre está gestando la fintech más grande de América Latina, que seguramente dominará esta industria en la región.

Mercado Pago nació como una solución para que compradores y vendedores realizaran sus transacciones dentro del marketplace. Luego, tras ver que muchas empresas necesitaban contar con una solución para hacer transacciones en línea, abrieron la plataforma. Y hoy es todo un sistema financiero digital.

Además de una billetera móvil, esta empresa ha integrado servicios como crédito y ahorro, que poco a poco empiezan a conquistar millones de usuarios en la región. En pandemia ha registrado más del doble de crecimiento habitual y las descargas de la aplicación están a punto de igualar las de Mercado Libre en algunos mercados. A esto se une que las compras en Mercado Libre hoy alcanzan el 35% del total de transacciones del brazo fintech de la compañía.

En Colombia, Mercado Libre avanza en esos planes y, de hecho, ante la Superintendencia Financiera circula una solicitud de licencia para avanzar en su expansión en el sector financiero.

Le puede interesar: Mercado Libre adoptará una jornada flexible entre casa y oficina

En diálogo con Dinero, Galperín explica sus planes.

Dinero: ¿Cuál es su balance de la pandemia?

Marcos Galperin: La pandemia lo que ha hecho en la región, y en el mundo, es acelerar las tendencias tecnológicas, que ya venían marcándose, como el comercio electrónico o la educación y el entretenimiento digital. Desde nuestro rol, hemos colaborado para que millones de empresas puedan seguir operando sin despedir empleados, haciéndolo de forma remota. Además, millones de compradores encontraron en la plataforma soluciones para seguir comprando bienes esenciales. Mercado Libre ha tomado un rol de utilidad, de bien público.

D: ¿Cuáles han sido los principales cambios detectados en el consumidor y que para usted permanecerán tras la pandemia?

MG: Resaltaría dos. El primero, la gente mayor acercándose al mundo digital. En nuestro caso, hubo un importante número de personas mayores que probaron la plataforma por primera vez y hoy son usuarios frecuentes. Era un grupo de compradores a los que les costaba hacer el cambio a lo digital. El segundo, por el lado de los vendedores, es que tanto grandes como pequeñas empresas tenían reticencia a utilizar este tipo de plataformas por temas de competencias y porque preferían tener su propia experiencia. Hoy entendieron que una cosa no le quita a la otra y que se puede tener un propio sitio al tiempo que se capitaliza el tráfico y el volumen de ventas que ofrece Mercado Libre.

D: ¿Cómo está Latinoamérica hoy en comercio electrónico?

MG: En la región tenemos una industria de ventas en línea y de pagos digitales muy competitiva. Podría decirse incluso que estamos por delante de países como España, Italia o Francia. En estos 21 años, el trabajo de Mercado Libre y el de muchas otras empresas competidoras ha permitido que se les brinde a los usuarios de Latinoamérica una solución que es digna de cualquier región del mundo con buenas herramientas de pagos digitales y de logística para el comercio. Por eso vemos las tasas de crecimiento que estamos presentando.

D: Menciona los sistemas de pago, en los cuales Mercado Libre ha tenido protagonismo gracias a su brazo fintech Mercado Pago. ¿Cómo ha evolucionado este producto?

MG: Cuando creamos Mercado Pago, lo hicimos porque necesitábamos una solución para los pagos por internet. Al implementarlo notamos una necesidad de muchas empresas. Lo abrimos y evolucionó a los pagos por teléfono, a brindar alternativas de ahorro y crédito para vendedores y consumidores. El día de hoy, tenemos resultados como los del último trimestre, cuando vimos un volumen de transacciones del orden de US$15.000 millones de pagos hechos por Mercado Pago y de US$5.000 millones transados en Mercado Libre. Mercado Pago es tres veces más grande por fuera de Mercado Libre que dentro de esta.

D: ¿Eso significa que serán actores clave en la inclusión financiera?

MG: Sí. Más de la mitad de la población en América Latina no tiene acceso al sistema financiero. Nosotros, a través de inteligencia artificial, podemos sentirnos cómodos, por ejemplo, ofreciendo crédito a gente que no tiene la documentación formal para acceder a un préstamo bancario. Podemos brindar una billetera digital en la que las empresas y los usuarios pueden pagar impuestos, servicios y pagarse entre sí. Antes, esto era imposible.

D: Estas innovaciones han traído retos regulatorios y en la región son varios los países que ya han iniciado esa discusión para dirigir la transición hacia la banca digital. ¿Cuál es su perspectiva al respecto y qué deben tener en cuenta los reguladores?

MG: Básicamente, lo que sucederá es que agrandaremos la torta, se quintuplicará el tamaño del mercado financiero y será positivo para muchos jugadores. Nos obligará a ser más innovadores y eficaces. En ese sentido, es importante que los reguladores vean el bosque y no se dejen marear por los árboles. Una de las prioridades de los reguladores es garantizar que el sistema sea estable y sólido, que no haya instituciones que generen riesgo sistémico. También deben comprender que lo que buscamos es beneficiar a la mayor cantidad de población posible y que la regulación debe encaminar a ello.

D: ¿Aspira Mercado Pago a convertirse en el Ant Group Latino?

MG: Alibaba se asemeja mucho a Mercado Libre, tanto en sus orígenes como en su estrategia. Si bien nosotros no tenemos una solución en la nube, en toda la parte de comercio electrónico y pagos digitales somos muy similares. Nosotros, a diferencia de este gigante chino, hemos mantenido Mercado Libre y Mercado Pago en una misma empresa, siendo esa quizás la diferencia más grande que tenemos con Alibaba.

Además, mantener la operación en un solo país hace que sea más fácil tener los crecimientos que a lo largo de los años ha registrado esta compañía. Nosotros operamos en 18 países, cada uno con su regulación, con sus propias y diversas autoridades económicas. Por eso nuestro crecimiento es más lento.

Lea también: Mercado Libre lanza Salón Virtual del Automóvil en Colombia

D: ¿Cuándo veremos en Colombia soluciones como el crédito? 

MG: Colombia es un mercado importante para nosotros y está creciendo a tasas muy altas. En lo que va del año hemos crecido más del 200% en el comercio electrónico y un 700% en Mercado Pago. Seguiremos haciendo importantes inversiones en logística y llevaremos a Colombia las soluciones que tenemos en los demás países. Todo a su debido tiempo.

D: ¿Qué proyecciones tienen para la empresa, el comercio electrónico y la industria fintech?

MG: El comercio electrónico seguirá creciendo, pero a ritmos similares a los registrados antes de la pandemia. El consumidor seguirá demandando más y mejores soluciones, lo que nos obligará a seguir creciendo, innovando y tomar riesgos para que, en los próximos años, brindemos mejores servicios. Queremos también acompañar los procesos de reactivación económica invirtiendo y generando empleo, tanto a profesionales como a aquellos que no tienen educación terciaria. Claramente, aspiramos a consolidar nuestra operación en un mercado con 600 millones de consumidores, para lo cual aún tenemos mucho terreno por avanzar.

EDICIÓN 602

PORTADA

Mercado Libre le apuesta a ser la empresa fintech más grande de Latinoamérica

Esta compañía logró convertirse en el gran disruptor del comercio electrónico en América Latina. Hoy quiere serlo en el mundo financiero. Marcos Galperin, CEO y cofundador, le contó a Dinero sus planes y cómo se preparan para ello.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.