Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/2/2019 7:10:00 AM

¿Qué tan mal va hidroituango?

Los últimos 7 días han sido muy movidos para este megaproyecto: desde investigaciones, hasta la participación en la subasta de energía. ¿Qué ha pasado?

La semana que termina fue muy agitada para el proyecto hidroeléctrico de Ituango (Hidroituango). Mientras los ingenieros empiezan a entrar a verificar el estado de la caverna de máquinas para determinar su afectación, y tras conocerse el resultado del análisis de la denominada causa raíz de la crisis; el proyecto, las directivas y contratistas están en el ojo del huracán por cuenta de las investigaciones de los organismos de vigilancia y control.

Esta semana, la Fiscalía aseguró que el contrato con el que Empresas Públicas de Medellín (EPM) se quedó con el desarrollo del proyecto bajo el esquema de construir, operar, mantener y posteriormente transferir (BOOMT, por sus siglas en inglés) fue adjudicado a dedo e imputó cargos a Luis Guillermo Gómez Atehortúa, exgerente de la sociedad Hidroituango, y a Luis Javier Vélez Duque, exgerente de EPM Ituango, firma que fue creada en su momento para realizar la construcción. Ellos deberán responder por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales. 

Le puede interesar: El costosísimo impacto de Hidroituango

La adjudicación del proyecto a EPM vivió hechos polémicos. Como lo destacó Dinero en su edición del 20 de agosto de 2010, hasta 2008, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea) y EPM tenían la misma participación accionaria. Sin embargo, ese año el Idea decidió aumentar su participación comprándoles a minoritarios y de esta manera quedó con el control del proyecto. El hecho generó tensiones entre EPM y el Idea, que llegaron incluso a diferencias entre el Departamento y la Alcaldía de Medellín. Posteriormente, la sociedad Hidroituango estructuró un proceso para que un jugador, nacional o internacional, desarrollara el proyecto. En la lista final de proponentes quedaron empresas de Corea, China, Brasil y Colombia. Sin embargo, en el proceso quedó consignado que podría adjudicarse directamente, sin necesidad de ir a una subasta. Hacia el segundo trimestre de 2010 se iniciaron fuertes presiones políticas y empresariales en Antioquia para que el proyecto lo desarrollara EPM. El último impulso lo dio el entonces presidente Álvaro Uribe, ante quien el 4 de julio pasado, el Idea y EPM firmaron un acuerdo de voluntades para lograr un arreglo.

La Fiscalía también encontró presuntas irregularidades en la fase precontractual y en la celebración de los contratos, los estudios de diseño y ejecución de la obra, así como en las adiciones autorizadas a la firma contratista.

Pero no es la única investigación abierta. Durante la semana, Fernando Carrillo, procurador general, y Carlos Felipe Córdoba, contralor general, encabezaron una audiencia pública en Medellín, en torno a la situación de Hidroituango. Y estos organismos tienen sus agendas en la investigación: mientras la Procuraduría tiene los ojos puestos en presuntas irregularidades en el contrato BOOMT, en la construcción del tercer túnel y su licencia ambiental, también, promoverá una acción popular con los gobernadores de la Costa Caribe para atender la crisis que se generó por el desastre ambiental en el río Cauca.

También lea: Hidroituango una costosa lección de ética

Por su parte, la Contraloría General de la Nación, a través de un control excepcional sobre Hidroituango, puso la lupa sobre las obras para determinar, un presunto detrimento patrimonial, posibles responsables y la situación del proyecto.

Y para cerrar esta semana, EPM presentó los resultados del análisis causa raíz física que dio origen a la contingencia en el proyecto Hidroituango. Los resultados determinan que la hipótesis de mayor probabilidad es que la obstrucción del túnel auxiliar de desviación (GAD) se debió a la “erosión progresiva de zonas de debilidad de la roca”, localizadas en el piso del túnel.

Las zonas de debilidad de la roca no fueron tratadas adecuadamente, debido a una deficiencia en el diseño durante la etapa de asesoría, el cual estuvo a cargo del Consorcio Generación Ituango (Integral – Solingral) y le corresponderá a este dar las explicaciones técnicas pertinentes.

El estudio fue realizado por Skava Consulting, firma internacional noruego-chilena.

Le recomendamos: La mirada de Hidroituango desde el Congreso

Y finalmente, Hidroituango participó en el proceso de subasta de energía por cargo por confiabilidad, pero solo accedió a un poco más de 3 gigavatios hora día, apenas el 1,8% de la asignación total. Es necesario recordar que el proyecto llevó cerca de 1000 MW en pasadas subastas que tenía ya comprometidas y hoy se encuentra en un proceso de averiguación para determinar la ejecución de las garantías por retrasos “graves e insalvables”, que significó la no entrada del proyecto en diciembre pasado.

Cada día la agenda en Hidroituango está cargada de nuevos hechos y los capítulos por venir serán claves no solo en el desarrollo y futuro del proyecto, sino en determinar qué responsabilidades hubo en la crisis que ya va a cumplir cerca de 10 meses.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.