| 1/9/2019 5:37:00 PM

¿Ser formal sí paga?

El Gobierno Nacional acaba de lanzar una política para lograr reducir los altos niveles de informalidad empresarial en el país que se estima podría rondar el 75% del total de empresas del país. ¿Lo logrará?

Así quedó establecido en un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) que fue aprobado este miércoles y que define una estrategia para reducir los niveles de informalidad entre las empresas colombianas. Según el subdirector general sectorial del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Rafael Puyana, en Colombia no existen muchas estadísticas sobre informalidad empresarial; uno de los datos claves es de la una encuesta de micronegocios del Dane donde se evidencia que 74,6% de los encuestados no tienen ni Registro Mercantil ni RUT.

Por eso es claro que se necesita de un proceso que permita aumentar el número de empresas que cumplen con los requisitos para operar formalmente en Colombia.

Según Puyana, la estrategia tiene algunos principios generales. Inicialmente, es claro que el problema de la informalidad no es binario: “Tenemos que cambiar la mentalidad frente a la informalidad. La empresas no son solo informales o formales. Por ejemplo, hay empresas que tienen registro mercantil, pero que contratan informalmente. Otras declaran impuestos, pero no llevan una contabilidad seria. Así que el problema no es binario, sino que hay múltiples dimensiones de la informalidad”, comentó el funcionario, uno de los encargados de coordinar la elaboración del documento Conpes que será publicado eventualmente este jueves.

Lea también: Cajas de compensación piden estrategias para acabar con la informalidad

El otro principio de la política es que la decisión de ser informal es completamente racional, por cuenta de la relación costo beneficio de mantenerse al margen del cumplimiento pleno de las normas empresariales. Por eso, la estrategia consta en total de 65 acciones que permitirán en términos generales, hacer más atractivo y generar incentivos para que los empresarios decidan dar el paso hacia la formalización.

En consecuencia, la primera estrategia busca reducir el costo de la carga tributaria en cada una de esas fases de conformación empresarial y reducir cualquier otra barrera y costo injustificado.

“El Conpes habla de varios de esos costos -comentó Puyana-. El primero es el tributario”. Para ello se hará pronto la reglamentación del nuevo impuesto simple que básicamente consiste en un monotributo abierto a todos los sectores: así, los que se acojan a este esquema pagarán un único impuesto que cubre la obligaciones de imporrenta, industria y comercio, los gravámenes complementarios de avisos y tableros y el de consumo. Para el caso de las tiendas pequeñas y las peluquerías, ese pagó también cubre la obligación del IVA.

Lea también: Campaña “Estado Simple, Colombia Ágil” lleva 40 trámites intervenidos en un mes

A esto se sumarán múltiples canales físicos y virtuales para el pago de esas obligaciones e implementar la ventanilla única empresarial para que los empleadores puedan hacer todo el registro de pensiones, riesgos profesionales, salud y cajas de compensación. Así mismo se podrá cumplir con todos los trámites de seguridad social en el portal único del Mintrabajo. La idea es que ningún empresario pierda horas de trabajo para cumplir con trámites de seguridad social”, explicó Puyana.

En este frente -el de reducir el costo de trámites e impuestos- se espera rediseñar la tarifa de registro mercantil para que sea menor para las nuevas micro, pequeñas y medianas empresas. Así mismo al crear la “Ventanilla Única Empresarial” se centraliza la creación de empresas. A esto se suma una estrategia para mejorar el trámite del registro sanitario con la herramienta “Invima a un clic”.

Costo - beneficio

Aún así, es claro que es necesario generar incentivos para la formalidad. Por eso, los últimos dos elementos de la estrategia son aumentar los beneficios de ser formal y mejorar el enfoque de los órganos de vigilancia y control como la Dian y la Ugpp.

Para aumentar los beneficios de ser formal, se está adelantando un trabajo conjunto entre el Ministerio de Comercio y las Cámaras de Comercio para permitir a las empresas crecer antes de formalizarse.

Lea también:Las “invitaciones” a pagar de la Ugpp

“Siempre se les ha dicho a las empresas: formalícese y va a crecer por ‘arte de magia’. Ahora queremos identificar las empresas con potencial de crecimiento, que las Cámaras de Comercio les presten asistencia técnica y el resultado va a ser que se van a formalizar. La consigna ahora es ‘desarrollo empresarial para la formalidad’ no ‘formalidad para el desarrollo empresarial’”, dijo el subdirector del DNP.

Esta clase de medidas permitirán generar una dinámica de crecimiento en las empresas pequeñas y medianas, con lo que después se les presentará necesario formalizarse para facilitar el acceso al financiamiento o acceder a productos de fintech.

Igualmente se diseñará una estrategia de beneficios derivados del registro, por ejemplo, en los procesos de compras públicas, acceso gratuito a la base de datos del Rues de Confecámaras. Así mismo se establecerá el sello “Buena paga” para las empresas que cancelen las facturas de sus proveedores a 30 días, lo que genera un beneficio para las pequeñas empresas formalizadas que son ofrecen servicios y productos a otras empresas.

Lea también: Grandes cadenas hoteleras buscan combatir la informalidad con calidad

Finalmente, en lo que tiene que ver con mejorar las inspección vigilancia y control, el objetivo es igualmente cambiar el enfoque: actualmente entidades como la Dian y la Ugpp buscan irregularidades entre las empresas “formales” y no ponen la lupa masivamente sobre los actores informales. Así que se establecerán herramientas para facilitar, por ejemplo, que muchas empresas que no han renovado su registro mercantil, lo hagan antes que las autoridades adopten medidas.

Es claro que uno de los problemas económicos que el país tiene que resolver pronto es el alto nivel de informalidad en su tejido empresarial: ésta genera competencia desleal a los actores formales que hoy son la minoría. Con este paquete de medidas el gobierno hace una apuesta por obtener resultados en el mediano plazo, pues es una estrategia a 10 años. En la tarea  de formalización no se puede dar marcha atrás.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.