| 9/29/2017 1:02:00 PM

Interés de empresas venezolanas y cubanas en firmas de vigilancia preocupa al gremio

Algunos empresarios del sector colombiano de seguridad privada y vigilancia han alertado al gremio pues afirman que han recibido ofertas procedentes de venezolanos y cubanos para comprar sus empresas. ¿Por qué preocupa esto al gremio?

Los gremios de las empresas de seguridad privada y vigilancia informaron durante el segundo Congreso Intergremial de Seguridad Integral que algunas empresas del sector han recibido ofertas de compra por parte de interesados procedentes de Venezuela y Cuba.

Según Gloria Muriel Botero, vicepresidente de la Junta Directiva de Empresas Colombianas de Seguridad (Ecos), “teniendo en cuenta que en Cuba no existe un desarrollo de la industria de la seguridad privada y en Venezuela no existe al parecer actualmente capital para la adquisición de este tipo de empresas, nos surge la inquietud de dónde vienen esos capitales”.

Y es que, según fuentes del gremio, una empresa de seguridad privada costaría desde los US$3 millones, debido al alto componente tecnológico, la fuerza laboral y en especial  los permisos para manipular armas.

Por estos motivos, los gremios han conversado con la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada para alertarla de estos procesos. Afirman además, que  aún no es oficial el proceso de investigación y por ende hacen un llamado a los entes de control para que se hagan efectivas.

Lea también: Cobasec se va a reorganización, dice que la multa de la SIC aceleró su crisis

A su vez, alertan a todos los actores del sector para que “abran los ojos” ante este tipo de negociaciones pues les preocupa el origen de estos capitales y les genera un alto grado de incertidumbre.

Por su parte José Saavedra, presidente de Ecos afirmó que la legislación que regula a las empresas de seguridad privada y vigilancia no permite el ingreso de capital extranjero.

“Esperamos que actúen los filtros que pone el decreto 356 para la compra y venta de compañías de vigilancia para el ingreso de capital extranjero en nuestro sector pues, según nuestro conocimiento, de acuerdo con la Constitución Nacional y la sentencia CC23 de la Corte Constitucional, está totalmente prohibida la inversión extranjera”, sentenció Saavedra.

Le recomendamos: Grupo Altum, uno de los principales empleadores en el campo de la seguridad

Y reiteró que “incluso con cédulas nacionales, deberá pasar el filtro de la Superintendencia de Vigilancia, así como el estudio y análisis de sus hojas de vida. Para comprar una empresa de seguridad privada se requiere un protocolo particular, no es como comprar una panadería.”

¿Exguerrilleros vigilando?

Otro de los puntos que se trataron durante el Congreso , desarrollado en el municipio de Paipa Boyacá, es la posibilidad de que exguerrilleros de las Farc entren a trabajar en el sector de la vigilancia y seguridad privada.

José Saavedra, presidente de Ecos, afirma que los exguerrilleros necesitan un proceso de reinserción adecuado: “son colombianos que estuvieron mucho tiempo al margen de la ley, en donde les inculcaron que ese era el lado bueno. Ahora hay que hacerle un trueque a ese pensamiento y hay que traerlos a la legalidad”.

Por eso las compañías de vigilancia piensan que sí hay que darles el espacio, pero con un proceso de reinserción real que “conlleve no solamente lo social sino también lo académico y lo sicológico que nos permita saber que estos colombianos que llegan a la legalidad pueden realmente  ocupar cargos delicados como es cuidar las cosas y las vidas de los ciudadanos colombianos”, afirma Saavedra.

Lea también: Un ‘culebrón’ de película

Un argumento importante en este sentido es que hace pocos días unos reinsertados asaltaron a los escoltas que estaban encargados de su cuidado.

El presidente de Ecos aseguró que los exquerrilleros maniataron a los escoltas y les robaron las armas, lo cual calificó como el “resultado de lo que fue una reinserción a la carrera”. Por eso reiteró que pretenden “que el empresariado colombiano y todos los que utilizan nuestros servicios estén tranquilos y seguros de que esta nueva mano de obra que ha llegado a las compañías de vigilancia es una mano de obra calificada y especialmente conocen la línea delgada entre el bien y el mal.”

Por su parte, Juan Carlos Pinzón, exministro de Defensa y precandidato presidencial expresó que estaba en desacuerdo frente a la inclusión de los excombatientes.

Le recomendamos: Avanzan beneficios para quien cree empresa en zona de conflicto

“Espero que no tengan ninguna clase de inclusión, una cosa es que haya una reconciliación nacional y que personas que antes actuaban con violencia frente a los colombianos ya no lo hagan y otra cosa es entregarle armas a esas personas que precisamente dedicaron su vida a la delincuencia”, afirmó Pinzón.

Y propuso que “ojalá las empresas de seguridad privada se sigan alimentando de miembros de nuestras fuerzas armadas, que cuando llegan al retiro son personas muy jóvenes y pueden seguir prestando un buen servicio a la sociedad”.

 

EDICIÓN 546

PORTADA

Especial de abogados: las firmas más grandes de Colombia

Los bufetes de abogados en Colombia facturaron cerca de $1,5 billones en 2017 y, aunque fue un año no tan fácil para la economía, les abrió nuevas oportunidades de negocio. Panorama de la industria legal en el país.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 546

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.