| 8/13/2019 5:21:00 AM

Justo & Bueno abre tiendas en Cali y Pasto, por plan de expansión

La pelea por los consumidores colombianos se extendió al sur del país, donde la cadena de descuento inaugura este martes 13 de agosto su primer punto de venta. Pero quiere expandirse rápido en la región.

Pocas regiones del país quedan ya por ‘colonizar’ por parte de las cadenas de descuento, que en los últimos años se han convertido en todo un fenómeno en el comercio colombiano y se han extendido por toda la geografía del país.

O casi toda, porque en el sur del país todavía las tres cadenas que compiten en este negocio, Ara, D1 y Justo & Bueno no han llenado ‘de banderas’ a las ciudades con mayor número de habitantes de sus departamentos.

Aunque en el Valle del Cauca ya llegó una de estas cadenas, D1 –que fue la primera que ingresó al mercado colombiano con este formato en 2009–, sus demás competidoras no habían hecho presencia en la región. Hasta ahora.

El nuevo anuncio es que la cadena Justo & Bueno acaba de llegar a la región para explorar los mercados del sur del país, donde planea desarrollar alrededor de 100 puntos de venta a mediano plazo. Arrancando por el Valle del Cauca, en cuya capital, Cali, inaugura este martes 13 de agosto su primer local en Tequendama, sobre la avenida Roosevelt.

Se trata de la primera ‘bandera’ que esta cadena de comercio instala en Cali, pero no será la única pues sus directivos tienen entre sus planes abrir, en el corto plazo por lo menos unos 30 puntos de venta en la capital del Valle y en algunas de sus localidades vecinas.

Para la próxima semana está previsto que se oficialice la apertura de la primera tienda de Justo & Bueno en Pasto, pues la idea de los directivos de esta cadena de comercio es ‘poblar’ rápidamente de tiendas de bajo costo también a ese departamento para avanzar en su plan de expansión.

La cadena, que arrancó en abril de 2016, cuenta actualmente con casi 800 puntos de venta en el país y genera más de 5.000 empleos directos en todo el país. Cada nueva apertura de puntos de venta equivale a la generación de entre 6 y 8 empleos, lo que se convierte de paso en una buena oportunidad para los habitantes de las ciudades y municipios a donde llega esta cadena.

La meta de los directivos de la Mercadería SAS, empresa que maneja la marca Justo & Bueno, es lograr que en el mediano plazo en estos departamentos estén operando alrededor de 100 tiendas.

Estos locales se caracterizan por contar con una oferta importante de productos de la canasta familiar que incluye alimentos, cuidado personal y cuidado del hogar en espacios de entre 300 y 500 metros cuadrados, donde se venden entre 600 y 800 productos.

La principal promesa de las cadenas de bajo costo como D1 -de Valorem, que arrancó en 2009-, Justo & Bueno -del Grupo Reve- y Ara -de la portuguesa Jerónimo Martins, que inició en 2013-, es contar con productos con precios muy competitivos, y por esta razón buena parte de los bienes que comercializan allí son de marcas propias, elaboradas en buena medida por empresas pequeñas y medianas del país.

De hecho, la receptividad que su modelo ha tenido en el país les ha permitido a las tres empresas alcanzar una participación de mercado cercano al 16%, de acuerdo con datos de Kantar Worldpanel.

También les ha permitido ganar participación de mercado y convertirse en uno de los principales competidores en el segmento de comercio moderno. Hace solo un par de meses D1 celebró la inauguración de su tienda número 1.000 en el mercado colombiano, mientras que Ara cuenta con 540 tiendas y Justo y Bueno ya tiene cerca de 800.

La llegada de nuevas empresas al sur del país sin lugar a dudas se convertirá en una buena noticia no solo para el sector inmobiliario, pues las cadenas de descuento requieren locales comerciales en arriendo para desarrollar sus actividades. También dinamiza el empleo y genera nuevas oportunidades para pequeños y medianos empresarios, pero sobre todo para el consumidor.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.