Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/27/2019 5:17:00 AM

La estrategia de la Fundación Grupo Social

La Fundación Grupo Social es una estructura compleja que combina la sostenibilidad empresarial con una estrategia social. Hoy es un fuerte grupo con activos por más de $16 billones. ¿Cuáles son sus planes?

Hace más de un siglo, el sacerdote jesuita José María Campoamor empezó a desarrollar modelos de negocio bajo conceptos que hoy son conocidos, como sostenibilidad, inclusión y hasta bancarización, pero que en esa época eran novedosos.

En 1911 creó una obra social –el Círculo de Obreros de San Francisco Javier–, que se basó en la generación de actividades productivas, no asistenciales. Abrió una sección de ahorros para que los pobres se fueran empoderando de su propio desarrollo; años más tarde empezó la construcción de viviendas –que hoy serían calificadas como de interés social– que en principio fueron arrendadas y después vendidas, pero no regaladas. Se inventó una mutual de seguros, puso a funcionar por ese tiempo una caja pensional, creó granjas de alimentos, pero siempre con lógica empresarial y económica para que esas operaciones fueran sostenibles y rentables, en condiciones justas, inclusivas y asequibles a la gente. Y, al mismo tiempo, desarrollaba actividades de promoción social, por ejemplo en educación, construyendo escuelas por el país. Podría decirse que el padre Campoamor fue todo un visionario.

Este modelo fue el cimiento de lo que hoy se conoce como la Fundación Grupo Social, una entidad con distintos frentes desde lo financiero hasta la construcción, bajo el mismo modelo: un quehacer empresarial con viabilidad, pero con un potencial muy claro de inclusión.

En la actualidad, la Fundación Grupo Social es una holding que, a diciembre del año pasado contaba con más de 9.000 empleados, 2.800 puntos de servicios en casi 300 municipios del país, con 5,4 millones de clientes y activos consolidados por $16,6 billones.

Como menciona su presidente Eduardo Villar, “es una organización rara, porque es un grupo empresarial/obra social. Y eso es rarísimo”. La holding es controlante total de empresas como el Banco Caja Social, Colmena Seguros, Colmena Fiduciaria, Colmena Capitalizadora, Colmena Inversora, Deco Constructora, Promotora de Inversiones y Cobranzas, Gestora de Proyectos Empresariales y Corporación Servir.

Pero recientemente creó una más: se trata de la Inversora Grupo Social que surgió a partir de la Ley de Conglomerados. Al tener negocios diferentes, decidió crear este vehículo, con un solo accionista –la Fundación Grupo Social–, al que se le transfirieron la propiedad de las entidades financieras. En la estructura quedaría la holding como la cabeza, y en el segundo nivel la Inversora Grupo Social.

Le puede interesar: Conozca los atractivos de la banca-retail

También hacen parte de su estructura otras empresas en las que está en asociación con diferentes firmas: Vehigrupo –una originadora de crédito a vehículos–; Digitex Servicios, cuyo socio es Comdata Group; Inversora Lilium, una firma que creó con Seguros Santa Lucía de España para el desarrollo de servicios funerarios y de asistencia a la tercera edad, todas con participaciones cercanas a 50%.

Eduardo Villar, presidente de la Fundación Grupo Social.

Y finalmente tiene participaciones minoritarias en otras firmas como Colmédica –la antigua Salud Colmena–, con 10%, y a través del Banco Caja Social está en la Titularizadora, Credibanco, ACH, la Bolsa de Valores y Redeban.

Al mismo tiempo, este grupo lidera una red de fundaciones que ejecutan acciones en distintos territorios: Promoción del Caribe, Projuventud en Bogotá, Fundación Desarrollo Integral local y Emprender Región, y el premio Emprender Paz. Y, por otro lado, adelanta 9 programas de desarrollo de atención integral en 19 municipios, llegando a cerca de 4 millones de personas con sus programas.

Le sugerimos: Las razones (y riesgos) del multimillonario desembarco de bancos de Colombia en Centroamérica

Lo que viene y la coyuntura

“En este momento –agrega Villar– estamos en una selección de en qué frente incursionaremos. No puedo ser más específico, pero con toda certeza vamos a hacer algo en el sector rural; es una decisión tomada desde el punto de vista estratégico”.

No tienen pensado salir de alguno de los negocios. Ese proceso ya se dio en el pasado, por ejemplo en televisión, donde la Fundación era dueña de la programadora Cenpro, y más recientemente en el negocio de la administración de pensiones y cesantías Colmena, en la que primero se aliaron con AIG y luego los dos socios vendieron a Santander, que posteriormente negoció con Protección.

El sector financiero y de construcción es un importante termómetro de la economía, y en los últimos años la desaceleración fue evidente. ¿Cómo los golpeó? “Salimos bien librados en la coyuntura, dice Villar. Entre otras cosas porque somos muy prudentes, para algunos puede que seamos muy tímidos, pero preferimos eso. Es evidente que el deterioro de la economía se veía venir y hace mucho rato. Me llama la atención que cuando sobrevienen cosas en la economía parece que vinieran de marte de un día para otro y son sorpresa. Pero las variables de la economía desde hace tiempo mostraban amenazas”.

Desde 2016 decidieron quitar el pie del acelerador y su dinámica de colocación fue bastante moderada. Eso les costó en crecimiento, pero con una cartera sana. No participan de créditos a grandes empresas ni en modelos de financiación como los de las concesiones de 4G. Lo grueso son personas de ingresos medios para abajo, microempresas, Pymes y, obviamente, constructores.

Al cierre de 2018, del total de la cartera de vivienda del Banco Caja Social, 58,8% correspondió a otorgamiento de créditos para adquisición de vivienda de interés social (VIS) –el sistema llega a 30,6%–; 63,1% del total de ahorros depositados suma saldos inferiores a $182 millones –en el mercado esa cifra es de 26,8%–; 78% de los clientes recibe menos de dos salarios mínimos o son microempresarios y 71% de las afiliaciones a riesgos laborales de Colmena Seguros es para micros, pequeñas y medianas empresas.

Ahora, mostrándose como el conglomerado que es, la Fundación Grupo Social se prepara para el reto de continuar la visión del padre Campoamor, todo un adelantado de su época.

Lea también: ¿Cuáles bancos han bajado tasas de interés para crédito de vivienda?

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.