| 7/16/2019 6:01:00 AM

Los planes de Uber para lanzar su carro volador

La compañía promete carros voladores a nivel comercial en 2023. ¿Cuáles son los planes para Colombia?

Los carros voladores al mejor estilo de la ciencia ficción podrían ser realidad en un futuro cercano. Uber planea llevar su modelo de transporte compartido al cielo y esta apuesta puede tener elementos adicionales, Las proyecciones resultan ambiciosas: las pruebas piloto de UberAir iniciarían en Dallas, Los Ángeles (Estados Unidos) y Melbourne (Australia) en 2020; darían el salto comercial en 2023 y los autos serían autónomos en 2030.

La compañía ha avanzado notablemente en el desarrollo tecnológico de los ‘taxis’ aéreos que permitirían dejar atrás los trancones; por ejemplo, se aliaron con la Nasa para desarrollar el nuevo sistema de control aéreo. Sin embargo, el gran reto es lograr la certificación para operar. Su tercera edición del Uber Elevate Summit se realizó en Washington D. C. a mediados de junio, no fue una decisión al azar, necesitan el visto bueno de los reguladores y por eso eligieron la capital de Estados Unidos. Al evento asistió la Administración Federal de Aviación (FAA, por su sigla en inglés), que hasta el momento no ha avalado ningún auto volador.

Lea también: Uber quiere igualar la competencia

Masificar el uso de vehículos voladores tiene un requerimiento básico: la seguridad de los pasajeros. Ya existe la cabina del UberAir, fue presentada en el Elevate, y está pensada para transportar cuatro pasajeros y un piloto, antes de ser autónoma, a una velocidad de crucero de 150 millas por hora, con un motor eléctrico.

Mientras en Colombia todavía no se resuelven los problemas regulatorios con Uber, la compañía avanza en otras partes del mundo para consolidar su visión del futuro del transporte en las grandes urbes. La idea que tienen en mente no es ser la competencia de los taxistas, sino hacer parte de la revolución del transporte. Se trata de un modelo de transporte multimodal, porque Uber quiere integrar otros servicios, como los carros, las patinetas y las bicicletas con los taxis aéreos, para convertirse en una solución completa de transporte. De hecho, Uber ya cuenta con helicópteros en los que se puede viajar del centro de Nueva York al aeropuerto en 30 minutos, menos de la mitad del tiempo que tardaría en un carro. Pero este servicio sigue siendo costoso, los carros voladores prometen ser a largo plazo tan económicos como un viaje en Uber X.

Los eVTOL (despegue y aterrizaje vertical eléctrico, por su sigla en inglés) probablemente tardarán muchos años en aterrizar en Colombia, ya que la compañía todavía no tiene una fecha para su implementación en América Latina. Dinero conversó con Justin Kintz, vicepresidente de Política Pública y Comunicaciones de Uber, sobre los ‘taxis’ voladores y los retos de la compañía en Colombia. Aunque se mostró abierto al diálogo, advirtió que el tema político sigue pesando mucho.

Le sugerimos: Taxistas arremeten contra centro de atención de Uber en Bogotá

En Colombia, Uber es considerado un servicio ilegal, ha existido una oposición férrea de los taxistas, ¿qué piensan al respecto?

Justin kintz: En Colombia el servicio de Uber ha tenido mucho éxito, pero a nivel político ha sido muy difícil. Mientras en otros países de América Latina han otorgado licencias y regulado el servicio, en Colombia, después de seis años, todavía hay un gran debate sobre si debería o no otorgarse. Es un poco desalentador que el ritmo de la regulación haya sido tan lento, porque Uber está abierto a que eso pase. Creo que el debate sobre cómo afecta Uber a los taxistas está mal enfocado, es como decir que Amazon es solo una librería. Queremos ser una plataforma de movilidad en la que incluso los taxis puedan acceder a esta tecnología. Creo que es hora de que Colombia tenga una regulación para el servicio de viajes privados, y luego podremos invertir mucho más para mejorar los servicios que prestamos.}

Los eVTOL despegarían y aterrizarían en puertos aéreos que se alzarían en forma de torres.

Una reciente norma de tránsito ordena la suspensión o cancelación de la licencia de conducción hasta por 25 años a quien provea transporte público en carros privados, ¿eso no significa que el Gobierno se está oponiendo a servicios como los de Uber?

JK: Estamos ansiosos por trabajar junto al Gobierno para cumplir con las reglas. Solo queremos un campo de juego nivelado con las otras empresas. Por ejemplo, somos una de las pocas empresas de nuestra industria que realmente pagan IVA, en el semestre pasado este impuesto fue de $35.000 millones. Eso es algo que no ve nuestra contraparte. Entendemos que es difícil, pero nos comprometemos a trabajar junto con otras partes interesadas, como el gremio de taxistas, para darles la tranquilidad de que nos gustaría cumplir con las reglas, siempre y cuando permitan la libre competencia. Uber invertirá US$40 millones en la apertura de su Centro de Excelencia en Bogotá, lo cual generará cerca de 600 empleos en los próximos cinco años. Esperamos que el Gobierno reconozca esto a la hora de regular.

A raíz de esta normatividad, tanto los conductores de Uber como algunos usuarios tienen miedo de ser sancionados, ¿qué les dice a ellos?

JK: Sí, y creo que eso se podría arreglar si el Gobierno regulara el servicio. Por el momento nos hemos autorregulado implementando estándares de seguridad y pagamos impuestos a pesar de que el Gobierno no nos reconoce, pero lo hacemos porque queremos proteger a los conductores y a los usuarios.

¿Cuándo llegará UberAir a Colombia?

JK: Tan pronto como sea posible, primero queremos asegurarnos de que podamos garantizar operaciones seguras. UberAir se probará primero en Dallas, Los Ángeles y Melbourne. Después buscaremos expandirnos a otras ciudades. Uno podría imaginar que Bogotá, en particular, podría beneficiarse realmente de UberAir por su tráfico, ya que se podría viajar más rápido de un lado a otro. Trabajaremos junto con el Gobierno para ver si apoyarían algo así.

¿Cómo cumplirán con las regulaciones de los países para implementar los autos voladores?

JK: Por suerte, los vuelos nacionales ya han sido regulados por los gobiernos. Existen reglas claras para el transporte de pasajeros y también se están desarrollando políticas para los drones. Por lo tanto, simplemente debemos cumplir con esas reglas y tal vez actualizar algunas regulaciones obsoletas a medida que se desarrolle la tecnología.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.