| 4/26/2018 12:01:00 AM

Empresas buscan posicionar las ventas de carros eléctricos en el país

En Colombia la venta de carros eléctricos e híbridos es mínima, pero las empresas están ampliando el portafolio con la idea de consolidar este segmento de movilidad limpia. Este es el panorama.

A velocidad lenta pero segura avanza el mercado de vehículos eléctricos e híbridos en el país. Si bien Colombia tiene un bajo nivel de motorización con índices inferiores a la región y ventas totales que el año pasado alcanzaron 238.000 unidades, este segmento todavía es muy pequeño, pues apenas representa 0,06% del total.

Sin embargo, el panorama de lo que puede suceder a mediano y largo plazo es positivo. Oliverio García, presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores (Andemos), considera que al haber una política pública con unos incentivos fiscales importantes, la venta de este tipo de vehículos puede dinamizarse como se ha evidenciado en los primeros meses del año.

Datos de esta misma Asociación muestran que en el primer trimestre se vendieron 103 vehículos entre híbridos y eléctricos, mientras que en 2017 fueron 196. Esta evolución hace prever que este año la cifra podría estar por encima de las 400 unidades.

Entre enero y marzo de este año, según Andemos, se registra un crecimiento de 68% frente a la cifra registrada en igual lapso del año pasado, cuando se vendieron 61 vehículos de este segmento. Si se miran las cifras de marzo, el aumento es de 44%, al pasar de 27 unidades el año anterior a 39 en el mismo mes del año en curso.

Crece la oferta

Renault lidera el segmento de eléctricos, mientras que BMW lleva la delantera si se miden eléctricos más híbridos.

La marca francesa fue la primera en incursionar en el segmento de eléctricos en 2011 y en 2014 inició la comercialización de estos vehículos con el Renault Kangoo Z.E., bajo la modalidad de flotas, y en 2015 introdujo al mercado el Twizy.

“En 2016 se comercializaron en todo el país 199 vehículos eléctricos, de los cuales 171 fueron Renault: 154 unidades del Twizy, siendo el más vendido en Colombia y 17 del Kangoo Z.E. De esta forma, 86% del total de las ventas de eléctricos correspondió a esta marca”, dicen sus voceros.

En 2017 la empresa vendió 71 unidades, con una participación de 49% en este segmento y en el transcurso de 2018 han comercializado 24, alcanzando una participación de 61%.

Lea también: Inauguran cinco estaciones de carga para vehículos eléctricos en Colombia

La firma acaba de lanzar el Renault ZOE, un vehículo 100% eléctrico, con autonomía de 300 kilómetros.

Andrés Fuse, gerente de Autogermana, importador del BMW Group, precisa que este segmento representó alrededor de 3% de las ventas de la marca el año pasado y que desde que inició la comercialización de las primeras unidades de los BMW i3 eléctricos las ventas han registrado un crecimiento constante.

En sus palabras, “ya hay más de 100 unidades de este vehículo rodando por las principales ciudades del país. A este se suma la gama de carros híbridos conectables BMW i Performance y Mini Phev”. Esta empresa prevé un crecimiento de 10% en sus ventas de eléctricos e híbridos, tanto de BMW como de Mini.

Nissan es otra de las marcas que le apuesta a este segmento. Juan Carlos López, gerente nacional de mercadeo de Dinissan, dice que para este año tienen previsto superar las 40 unidades de su vehículo eléctrico cero emisiones, el Nissan LEAF.

Iván Peña, gerente general de Kia Colombia, por su parte, manifiesta que con la llegada del nuevo Kia Niro la empresa proyecta alcanzar el liderazgo en el segmento, con la venta de 50 unidades mensuales.

Por ahora la marca coreana cuenta con el modelo Soul EV completamente eléctrico y este año introducirá el Niro, que es una camioneta híbrida de doble motorización y que tendrá un costo inferior a los $100 millones.

Hace falta infraestructura

Para los empresarios es claro que este segmento podría tener un mejor desempeño, si se contara no solo con la infraestructura adecuada para su recarga, sino con más subsidios que permitan el desarrollo del segmento.

Andrés Fuse considera que, aun cuando el Ministerio de Hacienda eximió de aranceles a eléctricos e híbridos, hace falta apoyo del gobierno nacional en materia de subsidios para compra y reposición del parque movilizado con tecnologías térmicas, tal como sucede en Europa.

De igual forma, en el país hay una deficiencia estructural en lo que se refiere a infraestructura de carga, no obstante los esfuerzos de alcaldías como la de Medellín. En esta ciudad en la que hay un apoyo decidido a estas tecnologías, al punto de que, además de la creciente infraestructura pública de carga, tanto eléctricos como híbridos no tienen pico y placa, como sí sucede en otras ciudades como Bogotá, en donde, si bien los eléctricos están exentos, los híbridos no.

Visite: La prohibición de los motores de combustible fósil un desafío para China

“Está mal enfocado el tema de la restricción vehicular. Más de 50% del parque automotor en el país tiene más de 10 años; si se quiere restringir se debería poner pico y placa ambiental para todos los vehículos, sin excepciones”, dice García.

Juan Carlos López, de Dinissan, dice que la falta de electrolineras se convierte en el principal limitante. Agrega que el éxito de los autos eléctricos depende de la red con la que se alimentan sus baterías. En su concepto es necesaria mayor infraestructura que permita la recarga de estos automóviles a lo largo y ancho del país.

Otra de las apuestas es que haya una reglamentación que permita que en las construcciones de vivienda nuevas, en los centros comerciales y en los parqueaderos públicos haya puntos de carga estandarizados. Sin embargo, se requiere incentivar a través de beneficios fiscales, como apoyo en renta o en ICA. “Esta es una industria que requiere mucho subsidio para que despegue”, agrega.

En Renault consideran, por su parte, que debe haber un plan claro de promoción de movilidad eléctrica, por ejemplo, a través de reducción de impuestos de movilidad (más bajos para los vehículos eléctricos) que se sumen a la excepción de pico y placa.

También debe haber Infraestructura para el manejo del reciclaje de la batería, de tal forma que se puedan reducir los costos de la disposición en el fin de vida y planes de reposición de taxis con vehículos eléctricos, de manera que se pueda masificar el transporte público con estas características.

No cabe duda de que con la implementación de nuevas políticas, este segmento de vehículos acelerará sus ventas en los próximos años.

Recomendado: Top 5 de sistemas de transporte público sin diesel

EDICIÓN 560

PORTADA

¿Llegó la hora del fracking en Colombia?

El país debe decidir pronto. La ausencia de nuevos descubrimientos pone en problemas las prospectivas de autosuficiencia petrolera. Si le dice no al fracking, hay que buscar el reemplazo de unos US$24.000 millones en exportaciones y por lo menos $10 billones en ingresos fiscales.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.