Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/24/2019 12:01:00 AM

Agostinho Almeida y la Cuarta Revolución Industrial

Con Blockchain, internet de las cosas e inteligencia artificial, el director del Centro para la Cuarta Revolución Industrial atenderá problemáticas como la corrupción y generará oportunidades equitativas para las personas.

Es portugués, pero habla con acento paisa y además dirige el Centro Afiliado al Foro Económico Mundial para la Cuarta Revolución Industrial, inaugurado recientemente en Medellín y gestionado por Ruta N.

El Centro es el quinto de este tipo en el mundo y el primero en Hispanoamérica, además de los que existen en San Francisco, Tokio, Beijing y Mumbai.

Agostinho Almeida es biólogo y doctor en Ciencias de la Salud de la Universidad do Minho. Pero también realizó un MBA en la Porto Business School, donde se especializó en emprendimientos de base tecnológica. Por eso tiene sentido que sea el director del Centro: como él mismo lo dice, tiene su zona de confort en el cambio.

Le puede interesar: La convergencia de múltiples tecnologías y la conectividad

Se considera aventurero y sabe navegar en medio de la incertidumbre. Toda su experiencia profesional ha estado ligada a empresas nuevas u organizaciones que enfrentan transformaciones.

Y es que mientras terminaba el doctorado trabajó como investigador y profesor en una facultad de medicina recién fundada. Después, con cuatro amigos que conoció durante el MBA, fundó una startup de consultoría para apoyar iniciativas de innovación disruptiva de base tecnológica e invertir capital en nuevas empresas.

Ahora tienen tres compañías: una de desarrollo de software en el sector minero energético, otra que desarrolla vacunas y una última que se dedica a la investigación y al desarrollo de nanomateriales a partir de nanotecnología.

Llegó a Colombia en 2003 a la Corporación para Investigaciones Biológicas, uno de los centros de investigación en ciencias de la vida más antiguos del país ubicado en Medellín. Ahí realizó una parte de su doctorado durante una pasantía. Y en esa ciudad conoció a su futura esposa.

Después de vivir varios años en Portugal, decidieron devolverse para Colombia. A su regreso trabajó en Tecnnova, una entidad que conecta la universidad con la empresa y el Estado. Luego, trabajó cuatro años en los fondos de Intercapital en Medellín y posteriormente llegó a Ruta N a ocupar el cargo de Director de Operaciones.

Le sugerimos: Inauguran en Medellín el primer Centro para la Cuarta Revolución Industrial de Hispanoamérica

Jamás pensó que fuera a ser profesor. Y esta profesión lo ha llevado a vivir en varios países. Ha dictado materias como biología celular, clínica y molecular, bioquímica, microbiología y neurociencias, pero también innovación, transferencia de tecnología, emprendimiento y gestión de estrategias. “Soy profesor hace 20 años y creo que nunca dejaré de serlo. Fui profesor de medio tiempo en Eafit mientras trabajaba en Ruta N, y creo que todos en algún momento de su vida deberían ser docentes. No hay mejor forma de aprender, pues estás obligado a responder preguntas todo el tiempo. Además, considero que ayudar a generar conocimiento es uno de los privilegios más grandes de la vida”.

Durante 16 años ha vivido la transformación del ecosistema de la tecnología e innovación en Colombia. Y entre todos los aspectos, considera que el país tiene una gran ventaja en el talento humano de alto nivel. “Lo más importante es que los ingredientes para fortalecer el ecosistema ya existen, lo que falta es que se desarrollen con el tiempo. Primero, la cultura del emprendimiento ya está arraigada. Segundo, los recursos financieros ya están disponibles. Tercero, hay talento especializado. Y cuarto, ya se han desarrollado grandes iniciativas de base tecnológica con metas globales que han atraído a inversionistas extranjeros, como Rappi”.

Es optimista con la tecnología, pues dice que hoy somos lo que somos gracias a los avances tecnológicos.

En 5 años se ve entregando el liderazgo del Centro para la Cuarta Revolución Industrial con los primeros proyectos consolidados. Ahora tiene doble nacionalidad, portuguesa y colombiana. Y lo que más le gusta del país es la gente, de la que destaca su capacidad de transformación y empeño para enfrentar los retos. “Me identifico con esa capacidad de ver en las dificultades nuevas oportunidades. Por eso ahora, con mucho orgullo, me siento también colombiano”.

Lea también: Cuarta Revolución Industrial pasa cuenta a Volkswagen

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.