Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/19/2020 12:01:00 AM

5 ejecutivas exitosas que vale la pena conocer

Estas 5 mujeres rompieron el techo de cristal y escalaron en sus empresas hasta niveles directivos. ¿Cómo lo lograron? Aquí sus historias.

Ecopetrol

Pionera constante

La primera elección profesional de Francy Edith Ramírez, vicepresidente de la Regional Oriente de Ecopetrol, no estuvo basada en sus gustos sino en la búsqueda de una carrera que le permitiera devengar rápido para apoyar financieramente a su familia. Por eso, estudió pedagogía y pronto era maestra de niños de primaria. Un poco después su familia se mudó a Neiva y la situación se había mejorado, así que pudo empezar su segunda carrera, esta vez como ingeniera de petróleos. En Ecopetrol fue una de las primeras mujeres operadoras en Barrancabermeja, manejando los fluidos que llegaban a la refinería. De ahí pasó a Putumayo como supervisora y luego, en 2003, se convirtió en la primera jefe de producción mujer en los 52 años que para ese momento completaba la empresa. Así fue recorriendo el país y escalando posiciones hasta llegar a su cargo actual, que ocupa desde 2014. Ahora no solo está a cargo de los mayores pozos petroleros del país, sino que forma parte del programada de equidad de género de la empresa y allí ha entendido muchas de sus vivencias personales, pues acepta que su gremio es muy machista y que no ha sido sencillo ser jefe de tantos hombres. Confiesa que una de sus ventajas al liderar equipos es que aprovecha la ventaja de las mujeres de escuchar y ser empáticas. "Mi fortuna es que empecé como ingeniera rasa y entiendo todos los procesos", admite.

Francy Edith Ramírez, vicepresidente de la Regional Oriente de Ecopetrol

Nutresa 

No hay que ser perfectas

Tener un amplio campo de acción fue lo que atrajo a María Adelaida Arango, vicepresidente de sostenibilidad de Grupo Nutresa, a la administración de negocios, pese a que de niña soñaba con ser médica y operaba a todos sus muñecos.

Comenzó su carrea como practicante en Noel y 17 años después es la única mujer del equipo directivo del Grupo. Aunque al principio no se visualizaba en un cargo particular, sí soñaba con un puesto en el que se pudiera desarrollar como persona. Y siente que está en el lugar adecuado.

Atribuye su ascendente carrera a la autoconfianza. “Las mujeres debemos convencernos de que tenemos las capacidades. No hay que ser perfectas ni cumplir con 100% de los requisitos para postularse a una vacante, lo importante es saber que sí podemos, pues los hombres, en promedio, se postulan cumpliendo solo 60% de los requisitos y les funciona”, comenta.

También recomienda adquirir capacidad de negociación, no solo con el jefe, a quien se le debe expresar el deseo de subir corporativamente, sino en los hogares, para lograr una efectiva división de las labores domésticas.

Considera que, para vincular más mujeres en puestos directivos, se deben hacer procesos de selección por competencias y no por género, lo que ayuda a eliminar sesgos inconscientes de roles y actividades.

María Adelaida Arango, vicepresidente de sostenibilidad de Grupo Nutresa

Grupo Éxito

Hacer un recorrido con propósito

Cuando Claudia Campillo, vicepresidente de Asuntos Corporativos y secretaria general del Grupo Éxito, soñaba en el colegio con hacer algo por el país. Esto la impulsaba a postularse para personera o representante estudiantil. Su sueño no la llevó a la política, pero sí al derecho y comenzó a trabajar como dependiente judicial, visitando juzgados para conocer el estado de los procesos que llevaba su jefe. Al Grupo Éxito ingresó en 2017 como directora jurídica, en contra de uno de los estereotipos que indica que las mujeres frenan su desarrollo profesional al convertirse en madres, pues entró justo el día en que terminó su licencia de maternidad. Desde diciembre de 2019 ejerce su cargo actual.

Atribuye su éxito al hecho de tener claro lo que quiere y a trabajar con amor, pasión, responsabilidad y compromiso. “Siento que hay que recorrer el camino con foco en el propósito, saber identificar las oportunidades, ganarse las cosas y, cuando estés preparado, llegará eso que sueñas”.

Claudia Campillo, vicepresidente de Asuntos Corporativos y secretaria general del Grupo Éxito.

Keralty

Exigentes y cercanas

Mientras realizaba su año rural en Tunja, a la médica Andrea Rodríguez, hoy vicepresidente de salud de Colsanitas, le quedó tiempo para aprender de administración en salud y auditoría médica. En ese momento lo veía más como un complemento que como su plan profesional, pues quería ser dermatóloga. Pero justo salió una vacante para auditoría en Colsanitas y sin estar muy convencida aplicó. Dieciocho años después no solo está enamorada de la auditoría, porque sabe que así se garantiza la calidad del servicio, sino que forma parte del equipo directivo del Grupo Empresarial Keralty, conformado entre otras empresas por Colsanitas, EPS Sanitas y Clínica Colsanitas.

Admite que tradicionalmente el gremio de los médicos ha sido machista, pues el sector de la salud ha relegado a las mujeres a actividades como enfermería o a ser terapeutas.

Dice que eso ha venido cambiando gracias al ejemplo, de quienes, como ella, están convencidas de que pueden ser metódicas, exigentes y cercanas a la vez, lo que genera un mejor rendimiento de los equipos, los cuales se sienten más empoderados.

Andrea Rodríguez, vicepresidente de salud de Colsanitas.

Bancolombia 

Inteligencia emocional

María Cristina Arrastía Uribe, vicepresidente de negocios del Grupo Bancolombia, recuerda que en su infancia las mujeres cifraban su éxito en ser mamá. Pero cuando creció, decidió estudiar administración de empresas, porque veía en esa actividad buenas opciones laborales. A diferencia de muchas de sus compañeras que abandonaban la universidad para tener hijos, ella aspiraba a alcanzar la independencia económica. Tras graduarse comenzó como analista de crédito en Bancafé y a los 25 años tuvo a su primera hija. De regreso de la licencia de maternidad entró a la mesa de dinero del Banco de Colombia y a los 27 años ya lideraba el área comercial. Participó de la fusión del Banco de Colombia con el Banco Industrial Colombiano, BIC, y comenzó una carrera ascendente. Está convencida de que un buen jefe debe tener las puertas abiertas y tratar de la misma forma tanto al analista de base como al presidente del banco. “La clave está en la inteligencia emocional”, reitera.

María Cristina Arrastía Uribe, vicepresidente de negocios del Grupo Bancolombia.

EDICIÓN 603

PORTADA

Las 1.000 pymes más grandes del país

Si bien la pandemia ha golpeado con fuerza al sector empresarial y, en especial a las firmas pequeñas y medianas, su tamaño también se convirtió en una ventaja y muchas lograron salir a flote más rápido que las grandes compañías.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.