Dinero Video
Filtrar por:

VIDEO

El secreto de Frisby "es volver a emprender"

El emprendimiento corporativo o 'intraemprendimiento' es una éxitosa fórmula de innovación. Frisby nos cuenta como lo aplica en su negocio.

Compartido 0 Veces

En Pereira, los bachilleres que reúnen fondos para sus excursiones de fin de año no rifan electrodomésticos ni botellas de whisky de 12 años. Sortean un pollo Frisby completo con sus arepas fritas.

La historia se remonta a 1977, cuando Alfredo Hoyos trajo de Estados Unidos la primera freidora de pollo a presión del país y la instaló en la pizzería que administraba con su esposa, Liliana Restrepo, frente al Lago Uribe en esta misma ciudad. Cuarenta años después, Hoyos dirige una cadena con más de 260 puntos de venta y 3.800 empleados en todo el país. Sin embargo, ha decidido que es hora de emprender de nuevo.

“En 2016 participamos y ganamos una convocatoria de iNNpulsa Colombia llamada Mega Emprendedores: Empresas creando empresas”, cuenta Hoyos. “El premio fue la asesoría de la empresa Inmagina para desarrollar nuevos negocios”. De allí surgieron 400 ideas de emprendimiento, de las cuales Frisby eligió siete que están siendo desarrolladas actualmente.

iNNpulsa Colombia, entidad creada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, puso en marcha el programa ‘Mega emprendedores‘ para apostarle al emprendimiento corporativo y buscar que los empresarios se reconectaran con sus orígenes.

Le puede interesar: Seratta: el "Disneyland" para los amantes de la gastronomía

Si emprender fuera fácil, nadie dejaría de hacerlo. Para Hoyos, es un camino lleno de retos que se transforman según el momento. “Hace cuarenta años, muchos me advertían que los colombianos solo comían pollo asado y que apostarle a cambiar esa costumbre era arriesgado”, dice. Hoy, emprender le representa a Frisby unos desafíos distintos.

“Para estructurar las nuevas propuestas de negocio tuvimos que elegir a un grupo de 28 personas en posiciones de liderazgo dentro de la empresa y separarlos de sus áreas para que pudieran dedicarle a esto casi la mitad de su tiempo”, explica Daniel Guevara, líder del área de nuevos negocios de Frisby.

Según él, este fue un sacrificio considerable. Inicialmente, el plan era desarrollar solo tres de las ideas que surgieron con iNNpulsa Colombia, pero la gerencia decidió que había siete con suficiente potencial.

Además de destinar parte de sus recursos humanos, emprender también ha significado salir a buscar talento en otros campos. En mayo de 2018, Carolina Botero recibió la tarea de materializar estos siete sueños.

Le sugerimos: Jóvenes emprendedores que le apostaron a abrir su propio restaurante

Botero, cuenta con 12 años de experiencia en la banca de inversión de Nueva York y fue vicepresidenta financiera de la Fundación Clinton. Este año, tiene la responsabilidad de estructurar las siete ideas de negocio de Frisby y decidir cuáles resultan prioritarias. A pesar de que aún se encuentran en pruebas piloto, ella afirma que le traerán cambios al mercado de comida del país, por ejemplo, el crecimiento de las hamburguesas y la pizza entre las preferencias de los colombianos y el auge de los restaurantes Fast Casual.

Acuma es otro de los emprendimientos de Frisby. Un proyecto que funciona como una incubadora para otras empresas. “Queremos que algunos estudiantes del Instituto Tecnológico de Dosquebradas –colegio apoyado por la Fundación Frisby– puedan desarrollar los proyectos de emprendimiento que presentan al final de su bachillerato”, explica Guevara. En este momento uno de los estudiantes de la última promoción ya está siendo asesorado por ellos en el desarrollo de una bebida sin azúcar hecha con flores comestibles.

El emprendimiento corporativo también implica recursos que no se pueden contar en horas o número de empleados. Según Liliana Restrepo, cofundadora, “Frisby tiene una cultura empresarial que promueve la creatividad, la felicidad y la libertad de pensamiento”. Para ella, la innovación “es un deber ser” y el ambiente de trabajo es una de las razones por las que su empresa sirve de ejemplo y apoyo a nuevos negocios y nuevos emprendedores.

Aunque Frisby se abstiene de dar fechas para el lanzamiento de sus próximos modelos de negocio, la decisión de poner todos sus recursos al servicio de nuevas ideas ya encierra una lección valiosa para las grandes empresas de Colombia: nunca es tarde para emprender otra vez.

Por: Sebastián Serrano - Especial para Dinero.com 

Le puede interesar: ¿Qué tan difícil es montar un restaurante cinco estrellas?

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.