| 1/2/2019 10:46:00 AM

El venezolano que triunfa con su propuesta de colchones en Colombia

Con su empresa Boxisleep está fabricando más de 5.000 colchones que se venden principalmente en Internet.

Santiago Varenkow no le teme a salir en busca de nuevos rumbos. Quizás es una aventura que heredó de sus abuelos. Su abuelo paterno escapó de la Segunda Guerra Mundial desde Rusia hacia Venezuela y su abuelo materno emigró de España a Cuba, pero terminó en Venezuela.

El abuelo español erigió hace más de 75 años una fábrica de colchones que por más de siete décadas ha mantenido su legado entre la familia, de generación en generación. Santiago pertenece a la tercera y por 6 años asumió el liderazgo de las finanzas de la compañía.

Con todas las ganas para escalar, en medio de la crisis que azota desde hace varios años a la economía venezolana, se mudó en junio de 2014 a Colombia dispuesto a dar inicio a un negocio desde cero.

Relacionado: Colchones comprimidos en caja 

En 2015 se puso a vender colchones por internet e incluso levantó el primer capital por parte de un fondo paisa. Sin embargo ¿quién compraba colchones en internet en ese entonces?, era un mercado muy reducido y todas las fabricantes de colchones lanzaban al tiempo sus estrategias de comercio electrónico.

“Evidenciamos que ese diferencial con el que habíamos fundado la empresa había dejado de tener sentido. Todos tenían un ‘e-commerce’ por internet”, recuerda Varenkow.

Identificó que esa no era una ventaja sostenible en el tiempo y otros problemas que no estaba resolviendo con su modelo de negocio, así que un año después, en 2016 cerró esa empresa y creó con un nuevo concepto: Boxisleep.

Desarrolló junto a su equipo un único colchón sin resortes que le deja al consumidor dos opciones, para que decida si lo quiere firme o suave.

Este emprendimiento ha levantado más de US$2.3 millones y quiere llegar a facturar $15.000 millones, mientras prepara su próxima ronda de inversión para internacionalizar el concepto.

Le puede interesar: Los planes de Colchones Paraíso tras comprar Muebles Accesorios

El colchón se vende principalmente en línea, con la particularidad de que le llega a los compradores doblado en una caja lo que da la practicidad de moverlo de un lugar a otro. Luego de la transacción Boxisleep está dando 101 días de prueba para que la gente decida si le gusta o lo devuelve.

Varenkow explica que aunque antes era 100% digital, el público les pidió estar también en canales de venta que no son precisamente en línea.

De ahí se despliega un plan de crecimiento del que hacen parte Boximovil, un camión que visita al consumidor y la apertura de un centro de experiencias en Bogotá, que este año esperan replicar en dos o tres ciudades más.

El centro de experiencias consiste en salas que permiten que por ejemplo, un trabajador agotado, pueda ir a tomar una siesta por media hora para que experimente el producto junto a condiciones recomendadas de temperatura, olor e iluminación.

También consideran la apertura de seis tiendas físicas en centros comerciales de Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Cali. Entre tanto, la firma se está preparando para crear un departamento de muebles. 

Boxisleep está fabricando 5.000 colchones al mes desde su planta de producción, basada en Bogotá. En 2018 la compañía creció un 160% y proyecta que en 2019 incremente a 250% con el objetivo de empezar a exportar a Ecuador, Perú y Chile. 

Le sugerimos: Serta prepara franquicia de colchones

EDICIÓN 556

PORTADA

Los mejores CEO de los últimos 25 años de Colombia

Dinero seleccionó a 25 de los presidentes de compañías colombianos más relevantes en los últimos 25 años. Son ejemplo de liderazgo, visión y poder de transformación en las organizaciones.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.