Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/21/2020 2:21:00 PM

"En esta crisis del coronavirus, los emprendedores tenemos que sacar cabeza"

Natalia Marenco, dueña de Just Be Women Power, le pide a los colombianos que apoyen los pequeños negocios en la cuarentena. "En esto todos perdemos, pero hay muchos que perdemos más". Habla de cómo ha reinventado su centro de bienestar para sobrevivir.

Dinero: Usted es una emprendedora, por decirlo así, nueva. Comenzó hace muy poco su negocio de crear un centro de bienestar para que las mujeres puedan hacer ejercicio de manera directiva. El coronavirus debe impactar mucho una iniciativa así. ¿Cómo ha vivido eso?

Natalia Marenco: En el instante que se confirmaron los primeros casos en Bogotá decidimos cerrar Just Be Women Power para la protección y seguridad de nuestras clientes y empleadas, y para actuar con liderazgo frente a las medidas de contención. Era un acto de responsabilidad, por eso fuimos el primer centro de ejercicio que cerró en la ciudad, incluso antes de los grandes, que sí tienen músculo financiero para soportar la operación. Por nuestras familias y las familias de nuestras clientas lo hicimos. Y entonces la pregunta era, ¿Cómo sobrevivimos en un negocio donde la presencia física y el contacto son fundamentales?

2020: El año en que todo cambio, la reflexión del director de SEMANA

Dinero:¿Y, ¿cuál es el plan para salir adelante?

Natalia MarencoLuego del cierre, definimos seguir prestando el servicio a nuestras clientas y a personas que no lo son, pero que quieren una alternativa para pasar un buen rato y hacer ejercicio en su casa, por medio de clases virtuales en vivo pagas. En dos días hicimos un curso intensivo de transmisiones en vivo, nuestros esposos nos ayudaron a investigar, y a hacer las pruebas. Armamos la agenda, la forma de pago y logramos salir al aire, que fuera eficaz, que tuviera calidad. Virtualmente dictamos clases de Strong, Jump (alquilando los trampolines), Yoga, Champeta, y Reggaeton y esperamos seguir ampliando la agenda en los próximos días. Aquí es vital la disposición de todo nuestro equipo de entrenadoras para ayudar, para hacer las clases de una manera distinta.

Dinero: Con tanto contenido gratis en internet, ¿cómo hacer que las personas paguen?

Natalia MarencoCon calidad, el apoyo de nuestras clientas fieles, y apelando a la solidaridad de extraños. Somos dos empresarias (una de ellas madre) que creamos un negocio, tenemos un sueño. Las personas conectan con eso. También tenemos entrenadoras que son fantásticas, y unas clases diversas, que pueden ser practicadas por cualquier mujer, que interesan a muchas.

Aplausos de pie: Los gladiadores contra el coronavirus

Y ha sido un éxito. Esta mezcla, resultó en que logramos vender las clases -no solo a nuestras clientas, sino incluso a mujeres en Canadá, Estados Unidos y Europa- y así tener ingresos en una época donde esto no sería posible. Por eso estamos seguras de que navegaremos estas aguas hasta el final. Estamos muy agradecidas por el apoyo y la receptividad que ha tenido esta iniciativa. 

 Dinero: Migraron hacia lo digital, ¿Ese es el futuro?

 Natalia Marenco: No exclusivamente el futuro, es en el presente una herramienta fundamental para los negocios en el corto plazo. No necesitábamos el coronavirus para saberlo, pero sí tuvo que llegar a enseñarnos. Enseñarnos que es posible reinventar los negocios en medio de una crisis, actuar y no contar con que el Gobierno nos solucione todo. En Colombia creo que no tenemos una cultura fuerte de reinventarnos, nos toca a los trancazos. Como yo, que tenía el plan de ser empleada siempre, y mi vida dio un giro, inesperado pero gratificante.

Reportaje: “Los días del contagio”, el recorrido de Semana por una semana de miedo

En el caso del ejercicio se podría pensar en implementar esta metodología permanentemente para aquellas personas que no pueden salir de su casa, por ejemplo, mamás que deben cuidar a sus hijos, o incluso para personas que no tienen tiempo para desplazarse. Son alternativas que hay que analizar.

Dinero: ¿Qué reflexiones le deja toda esta experiencia?

 Natalia Marenco: Que nada está escrito y que nos toca tener la mente abierta para poder resolver los problemas por más complejos que parezcan. Además, hay que entender que no estamos solos en este mundo, que somos un todo y que hay que ser solidarios. Solidarios para que podamos sobrevivir. Por ejemplo, de ¿qué sirve subir los precios de los alimentos en momentos en que todos los necesitamos? ¿Para ganarse unos pesos de más? ¿Lo vale? ¿Y eso de acabarse todos los antibacteriales? Nos falta solidaridad. Y tengo la esperanza de que lo aprenderemos, no se pudo a las buenas, tocó a las malas.

 Dinero: ¿Cómo es una clase virtual en vivo?

  Natalia Marenco: Una clase en tiempo real que se puede ver en video desde un celular, computador o tableta, en la que la profesora va indicándote cómo debes hacer los pasos o los ejercicios, mientras ella practica contigo. El gran éxito está en que como la clase es en vivo, tal como sucede en la presencial, se requiere estar presente y concentrado porque no hay forma de devolverse. Se trata de estar 100% ahí y eso lo hace una real distracción en estos momentos de crisis. Incluso la profesora debe darlo todo, porque no hay repeticiones, ni grabaciones. Usamos youtube como plataforma porque es la más amigable para todas las usuarias, no necesita aplicación, ni cuenta y se puede hacer privado para que accedan solo quienes pagan.

 Dinero: ¿Cómo van a hacer durante la cuarentena obligatoria?

 Natalia Marenco: Aprovechar para agradecer tanto cariño de nuestras clientas y seguidoras. Entonces tendremos una agenda de clases gratis por distintas plataformas, para que puedan entretenerse durante este tiempo de encierro. Necesitamos muchas actividades, para despegar a las personas de las noticias, de las cadenas de whatsapp y regalar un poco de felicidad en sus casas a través de una pantalla.

 Dinero: ¿Qué le dice a todos los emprendedores?

 Natalia Marenco: Que levanten la cabeza, que son tiempos complicados, pero siempre habrá una forma de salir adelante: analizando los problemas con otra perspectiva y tratando de pensar por fuera de la caja. Pero también le quiero hablar a los consumidores: después de esta crisis, traten de consumir local, traten de apoyar la pequeña tienda, el gimnasio pequeño, y un poco menos a las grandes cadenas. En esto todos perdemos, pero hay muchos que perdemos más.

Diez maneras de fortalecer el sistema inmunitario en tiempos de coronavirus

Dinero: ¿Cómo termina siendo dueña de un centro de bienestar (gimnasio) para mujeres?

 Natalia Marenco:  La vida actúa de forma extraña en algunos momentos. Cuando tuve a mi hijo, trabajaba en una multinacional, -supuestamente- con el futuro asegurado, pero, al regresar de mi licencia de maternidad me dijeron “no queremos seguir trabajando contigo”. Sentí que me quedé sin plan, sin piso, sin futuro. Así se ven las cosas cuando desaparecen aquellas cosas que nos dan una falsa sensación de seguridad, como el trabajo. Pero al final fue lo mejor que pudo pasar.

 “Controlar la epidemia está en nuestras manos”

Volví a mi casa, a pasar más tiempo con Emilio y mi esposo. Y empecé a comprender que quizás había más opciones que trabajar 8 horas en una oficina. Encontré con mi socia Adriana Just Be - Woman Power, y rápidamente hicimos las proyecciones, varias consultas, y tomamos la decisión de comprarlo, con la expectativa de que este sea nuestro proyecto de vida, hacerlo crecer, y llevarle salud, empoderamiento y felicidad a las mujeres de todas las edades. Esto no sería realidad si siguiera en una empresa sentada.

Dinero: ¿Y cómo le ha ido de emprendedora?

 Natalia Marenco: Nunca me imaginé que tener un negocio propio fuera tan fuerte emocionalmente. Existe un reto muy grande, se vive con la incertidumbre de cumplir las metas de ventas, llegar a fin de mes y una responsabilidad muy grande con aquellas personas que trabajan para nosotras y de sus familias. Pero todo esto se compensa con el orgullo de ser un centro único, pensado por mujeres, para el bienestar de las mujeres, donde todas las entrenadoras son mujeres, demostrando que unidas caminamos juntas y llegamos más lejos.

Este es un mundo muy competitivo, no solo por cantidad de sitios, sino porque hay muchas cadenas grandes dispuestas a cobrar lo menos posible para quedarse con el mercado. Nosotros tenemos un diferencial: somos un centro solo para mujeres, con disciplinas que nadie más tiene en la ciudad, una atención personalizada de nuestras clientas y basamos nuestro servicio en el amor, la felicidad, mejorar el autoestima y lograr empoderar a las mujeres con todos nuestros servicios. Nada de pesos, medidas y competencias. No discriminamos, con nosotras pueden entrenar niñas, jóvenes, madres con sus bebés y mujeres mayores que le temen al ejercicio.

¿Cómo fue el inicio? 

Natalia Marenco:  Comenzamos a operar en enero, perdiendo plata -algo normal para esas fechas- pero ya en febrero logramos el equilibrio, a pesar de que los más optimistas decían que nos tomaría 6 meses. En la línea Be Fit, ampliamos los tipos de clases y disciplinas para llegarle a más mujeres, estructuramos la línea de fiestas y eventos de una manera distinta, y planteamos que las asesorías de imagen y talleres se convertirían en un eje central de nuestro negocio. Ya en marzo vendimos talleres de asesoría de imagen a una gran empresa, hicimos fiestas de empresas, y cerramos un par de convenios corporativos. Íbamos disparadas y, de nuevo… pasan cosas inesperadas, llegó la crisis del coronavirus.

En vídeo: ¿Cómo afrontar los impactos económicos del coronavirus?

 

EDICIÓN 590

PORTADA

La pandemia volvió a Carrasquilla el hombre más importante del Gobierno

La covid-19 convirtió al ministro de Hacienda en el hombre más importante del Gobierno. Su legado, bueno o malo, pasará a la historia. ¿Cuál es el balance?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.