| 11/10/2016 12:00:00 AM

Un libro para entender la transformación económica del país en el siglo XX

El poderío de los cafeteros y la industrialización del país marcaron los hechos económicos del Siglo XX. Carlos Caballero Argáez analiza cómo cambió el país en 100 años.

La economía colombiana del siglo XX - Carlos Caballero Argáez

El desarrollo de la economía colombiana del siglo XX estuvo marcado por hechos y protagonistas que fueron determinantes en su construcción y definieron su rumbo.

¿Qué hechos y personajes moldearon al país en los últimos 100 años? Carlos Caballero Argáez, exministro de Minas y Energía y exmiembro de la Junta Directiva del Banco de la República, decidió analizar qué ocurrió en la última centuria para indagar cómo se formaron los grupos de interés claves en el país, cómo interactuaron con el Estado, cuáles fueron sus aportes a la economía y quiénes fueron sus protagonistas.

El fruto de este exhaustivo trabajo está contenido en su libro La economía colombiana del siglo XX, que se lanza este viernes en el país. Caballero, ingeniero civil y quien también fue director de Fedesarrollo y presidente de la Asociación Bancaria, entre otros cargos, ofrece un panorama sobre quiénes tomaron y cómo las decisiones que rigieron el rumbo económico de Colombia en el último siglo.

El recorrido comienza con una mirada al legado que dejó el Siglo XIX y analiza cómo la construcción del Estado fue difícil y lenta, con guerras civiles, polarización alrededor de la iglesia católica y una inestabilidad económica que no permitieron que el país avanzara por un largo periodo.

Lea también: Libros para entender el impacto del cambio climático

Llega entonces el siglo XX y con él la separación de Panamá, en 1903, que no fue una noticia buena para nadie. Sin embargo, un año después llega el gobierno de Rafael Reyes, quien se propuso desarrollar las industrias del país y buscó avances en materia de obras públicas.

Los primeros 30 años de ese siglo estuvieron marcados por la expansión cafetera, al punto que la producción pasó de 500.000 sacos en 1905 a 3 millones de sacos en 1930. El autor analiza cómo este periodo fue relevante por temas como la urbanización, industrialización y protesta social.

Describe cómo por primera vez en los años 20 Colombia tuvo plata y fue una época de reforma institucional en la que se crearon entidades como el Banco de la República, el Ministerio de Hacienda, la Superintendencia Bancaria y la Contraloría General de la República. En 1927 los cafeteros se organizaron y fundaron la Federación de Cafeteros, que se convirtió en un gremio muy importante.

Caballero relata cómo el café jugó un papel clave, primero con la expansión y luego con el poder que ganaron los cafeteros y que fue determinante entre 1930 y 1990, tras la creación tanto del Fondo Nacional del Café como del Comité Nacional de Cafeteros. Fue tan relevante este gremio que en 52 años solo hubo tres gerentes de la Federación.

Luego de los años 40, comienza a fortalecerse la industrialización y Antioquia se convierte en el más importante centro productivo. Esto dio origen a la creación de la Andi en 1944 y a partir de allí nacen otros gremios como Fenalco y la Asobancaria. A juicio de Caballero, fueron años clave porque se dieron acuerdos entre productores y consumidores.

Caballero, hoy profesor de la Universidad de Los Andes, también dedica un capítulo para analizar quién manejó la economía durante esos 60 años, quiénes tuvieron la responsabilidad de esas decisines, de qué región provenían y qué tipo de relaciones tenían con las instituciones cafeteras y con el gremio de los industriales.

Conocer esta historia es crucial en un momento en el que el país, en su conjunto, se enfrenta a nuevos retos sociales, políticos y económicos. Caballero escribe un epílogo en el que evalúa lo sucedido entre 1990 y 2015 y pone en evidencia cómo ha cambiado el país a partir de la nueva Constitución, la apertura, la importancia de la reforma del Banco de la República y cómo el café dejó de ser tan importante.

Su gran conclusión es que el país lleva 25 años tratando de encontrar un modelo económico y no lo ha logrado porque es muy difícil cambiar el statu quo.

Lea también: Los libros para el éxito laboral y personal

EDICIÓN 546

PORTADA

Especial de abogados: las firmas más grandes de Colombia

Los bufetes de abogados en Colombia facturaron cerca de $1,5 billones en 2017 y, aunque fue un año no tan fácil para la economía, les abrió nuevas oportunidades de negocio. Panorama de la industria legal en el país.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 546

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.