| 11/1/1994 12:00:00 AM

Tendencias

Los inversionistas institucionales están mostrando una gran imaginación. Hace dos años la moda era hacer "carruseles" o "trencitos". La Superintendencia de Valores reglamentó los carruseles con tal cantidad de papeleo entre los corredores (cruce de cartas de compromiso, pagarés, etc.) que éstos se acabaron y fueron reemplazados por las ventas de papeles a plazos. Con la coyuntura actual de alza en las tasas de interés, la moda es reestructurar portafolios colocados a tasas bajas. Los inversionistas están cambiando papeles con vencimientos largos y bajas tasas, por papeles con tasas más altas y vencimientos a 90 días, apostando a una baja en la tasa de interés en enero, que sería lo que otorgaría la ganancia a los papeles constituidos en la reestructuración. Si las tasas de interés bajan en enero nadie pierde, pero si las tasas siguen subiendo el año entrante, los inversionistas sufrirían un rudo golpe al tener, ahí sí, que recomponer todo su portafolio, vendiéndolo con grandes descuentos para recolocarlo en un ambiente de tasas de interés al alza. Los que ganan hoy perderían mañana. Este original mecanismo se llama la "licuadora".

EDICIÓN 543

PORTADA

Hidroituango: ¡Cuánto nos va a costar!

Este proyecto no solo puede convertirse en la peor tragedia del país. En materia económica están en riesgo más de los $9 billones invertidos hasta ahora. Estas son las cuentas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 543

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.