| 3/1/1997 12:00:00 AM

Tendencias

Aunque la tasa representativa de mercado está ligeramente por encima del piso de la banda cambiaria, no hay razones claras para esperar que la devaluación, al terminar 1997, sea significativamente superior al 14%, la misma que establece el piso de la banda. Muchos exportadores ingenuamente creen que la devaluación depende de la manipulación que el gobierno haga de la tasa de cambio. Pero éste es un precio de mercado, como el de las flores, el banano o el café. Dado que el gobierno está endeudándose en el exterior para traer divisas desaforadamente y financiar así el creciente déficit en las finanzas públicas, existe poco campo de maniobra para evitar la revaluación del peso. Ahora bien, como la mayor parte del gasto público se hace durante el segundo semestre del año, la mayor presión revaluacionista será en esos meses. Nada de raro tiene que se repita la historia de 1996: que ante la falta de pesos, el gobierno se vea en la necesidad de traer en diciembre todos los dólares que posea en el exterior, simplemente para cubrir nómina.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Cuáles son los principales problemas de Cartagena?

    close
  • Empresas: así se logra la inclusión laboral

    close
  • La franquicia colombiana que hace helados en 60 segundos

    close
  • "La creatividad es importante, pero si no se aplica no pasa nada": gerente de CasaLuker

    close
  • Gerente de Oracle incita a redefinir modelos de negocio

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 554

PORTADA

¿Qué está pensando Alberto Carrasquilla?

La propuesta de ajuste tributario que el Ministro de Hacienda le presentó al país parece no haberle gustado a nadie. ¿Hacia dónde nos quiere llevar quien es considerado por muchos uno de los mejores economistas de la región?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.