| 3/7/2019 12:01:00 AM

Con Tpaga hacer transacciones nunca había sido tan fácil

Nuevas tecnologías prometen cambiar la manera como la gente hace transacciones comerciales. El caso de Tpaga ilustra como, poco a poco, el mundo le dice adiós al efectivo.

Los bancos y las empresas que proveen servicios públicos dieron el primer paso hacia desarrollar botones de pago. Pero cada vez más este método está llegando a sitios insospechados donde solo se podía cancelar en efectivo: taxis, tiendas, vendedores ambulantes, mensajeros y transportadores, entre otros. Uno de ellos es Tpaga, una billetera móvil, cuya aplicación se descarga en el teléfono celular para hacer transacciones electrónicas.

La idea surgió precisamente cuando sus desarrolladores, los mismos de Tapssi, se dieron cuenta de que muchos usuarios de la aplicación no tenían como pagar fácilmente por el servicio con dinero digital. En esa época, Tappsi quería implementar un pago con tarjeta de crédito pero no existía una pasarela de pagos para hacerlo con solo un clic.

Apenas estaban disponibles los clásicos botones de pago, consistentes en formularios donde había que llenar mucha información, un imposible al momento de pagar el taxi. “Imagínense llenar 14 campos en el celular en ese momento: ¡ni de riesgos!”, dice Andrés Gutiérrez, CEO de Tpaga. Al ver esta oportunidad, el empresario decidió desarrollar una solución y creó Tpaga.

Luego se dio cuenta de que facilitar el pago por un clic solo solucionaba una parte de la transacción. También había que encontrar cómo pagarles fácilmente a los taxistas por cada servicio, teniendo en cuenta que pocos están en el sistema financiero.

Puede leer: Alkosto se convierte en inversionista de Tpaga y busca facilitarle la vida a los tenderos

La solución vino en forma de esta billetera móvil, la manera como muchos países como Indonesia, China y Nigeria habían solucionado el mismo problema. Esta billetera consiste en una aplicación que el taxista baja y cada vez que termina una carrera le deposita el saldo que le corresponde.

Esta solución ideada en su momento para los taxistas hoy se ha extendido a mensajeros, domiciliarios, vendedores ambulantes y “a 60% de la población que no tiene una cuenta bancaria pero sí un celular”, explica Andrés Gutiérrez, CEO fundador de Tpaga.

Hoy, más de 5.000 usarios activos pueden pagar por medio de esta aplicación sus servicios públicos, recargar el celular y hacer el mercado. pues Tpaga ya está integrada a más de 8.000 puntos, entre los que se cuentan grandes superficies como Jumbo, bombas de gasolina y hasta tiendas de barrio.

Algunas empresas, además, pagan por medio de estas billeteras móviles la nómina a los empleados no bancarizados. Luego ellos pueden gastar su sueldo en los puntos o retirarlo en efectivo con Efecty. Todo esto en apenas 33 segundos y sin hacer filas.

La experiencia se parece a la que ofrece un banco pero con diferencia de que en el sector financiero algunos pagos todavía le exigen a la gente tener un computador para acceder al sitio web. Con esta nueva tecnologia, similar a Daviplata y Nequi, el usuario hace las transacciones con el teléfono móvil en forma más sencilla, porque no tiene que entrar a los portales de las empresas sino solo abrir la aplicación. Tampoco requiere sacar una tarjeta débito o de crédito sino que basta acercar el celular a la caja para pagar.

Le puede interesar: Tpaga presenta nueva herramienta para enviar y recibir dinero por códigos QR

Según Gutierrez, Tpaga conecta a los negocios no bancarizados con clientes no bancarizados. De hecho, ve esta aplicación como el primer paso para que los bancos vean interesante que quienes se encuentran en la economía informal accedan a los productos financieros.

Es, además, un procedimiento seguro, pues evita andar con plata en efectivo y no hay que entregar una tarjeta al cajero del punto de comercio, el momento en que la información del usuario puede estar más desprotegida. Además, en las tiendas de barrio sirve para pagar, tanto a los proveedores como a los empleados.

El público rapidamente ha acogido este sistema. “Hace un año transábamos US$1.000 al mes y justo en febrero de 2018 vamos en US$500.000”, asegura el empresario. En Kenia, un país que en 2016 tuvo un PIB de alrededor de US$67.000 millones, el monedero móvil de Embesa, una empresa smiliar a Tpaga, movió US$25.000 millones ese mismo año. Por eso prevé que este mercado siga creciendo y que en un futuro se convierta en la única forma de pago. “Esto va a reemplazar las transacciones de efectivo y tarjetas. y beneficiará a muchas personas”, enfatiza Gutiérrez.

En el futuro las billeteras móviles también podrían facilitar el pago de subsidios del gobierno, porque con ellas se garantiza que el beneficiario solo use ese dinero en el objetivo indicado. “Son el canal ideal para generar mayor transparencia y eficiencia”,dice.

Le recomendamos: Nuevas tecnologías de la banca para los celulares

El gran reto es que Colombia siga avanzando en el tema de la penetración de teléfonos inteligentes. Actualmente solo 50% de la población los tiene y es necesario que también los adopten quienes andan en la economía informal. Las cifras de Starbucks lo prueban: 80% de sus transacciones ya no son en efectivo y, de esa cifra, 50% se hace con un celular, que se ha convertido “en la billetera móvil más grande de Estados Unidos”.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.