Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/13/2018 12:01:00 AM

¿Para qué sirve el internet de las cosas?

Esta tecnología promete reducir costos, simplificar los procesos y generar grandes volúmenes de datos que servirán para mejorar casi todo, no solo las tareas del hogar.

Por años se viene hablando del internet de las cosas como una forma de conectar diferentes dispositivos en el hogar con el fin de hacernos la vida más fácil, divertida y eficiente. El otro propósito de las tecnológicas puede ser el de la fidelización comercial: en la medida en que si todos los electrodomésticos son de una marca la respuesta de conectividad puede ser mejor.

Pero más allá de estos temas, es necesario hablar de algo de que poco se menciona: del internet de las cosas fuera del hogar. Específicamente hablamos de aplicaciones en la oficina, la calle o la fábrica. Dinero le cuenta algunos usos de esta tendencia tecnológica que se está tomando el mundo.

Al final del día, lo que se intenta con el internet de las cosas es que las empresas entren en la onda de la transformación digital. Algunas firmas, como Amazon o Uber nacieron digitales, pero muchas otras creen aun que los temas digitales se deben manejar solo desde sus departamentos de sistemas.

Lea también: Amazon desempaca sus negocios en Colombia

“La tecnología está cambiando los procesos hacia el interior de las empresas o hacia los clientes”, explica Juan Pablo Rincón, vicepresidente de ventas para empresas en Huawei Colombia.

En otras palabras, el internet de las cosas puede mejorar la forma como se hace el producto o servicio, pero también como se vende.

Huawei recuerda el camino de esta transformación digital en varios pasos. Primero está la conectividad por sí misma, que es la que conocemos más y en donde se vienen haciendo desarrollos en velocidad como la 5G, luego está el tema del internet de las cosas que no es nada distinto a poner a ‘hablar‘ a los aparatos que no están conectados; muy atado a ello está la nube y los centros de datos. Por último, se habla mucho del big data, que se trata de procesar toda la información que generan estos dispositivos interconectados.

Huawei explica que la propuesta de valor de la transformación digital no está en conectar varios aparatos entre sí, sino en aprovechar la información que se produce para mejorar los procesos y la vida.

Varios ejemplos. Una cámara de video ubicada en un banco no solo ayudará a controlar posibles delitos o robos, también se puede usar para contar las personas que entran y hasta para detectar a los clientes VIP para que no hagan fila.

En el comercio, una cámara ubicada en un centro comercial podría encontrar que a las 11 de la mañana es muy alta la presencia de mujeres entre 30 y 40 años; un sensor podría activar una señal para que las carteleras digitales del sitio hagan publicidad y promociones para este público.

En la ciudad. En algunos sitios se está probando una tecnología que permite apagar las luces de las calles cuando no se detecten personas o carros. Esto generaría ahorros millonarios a las ciudades. También se vienen probando sensores en las canecas de basura; el recolector solo pasaría cuando estas estén llenas. “Los ahorros en esos temas serían inmensos”, dice Rincón.

Lea también: 10 características de un líder digital y cómo permearlas en su empresa

La aplicabilidad también es enorme en temas de salud. Desde pacientes que reciben una alarma desde su frasco de pastillas hasta avanzados sistemas para hacer cirugías y procedimientos a larga distancia.

Otra de las firmas que trabaja con el internet de las cosas es Red Hat, una empresa de Estados Unidos que provee software de código abierto.

Esta empresa proyecta que al año 2020 habrá en el mundo cerca de 25.000 millones de dispositivos conectados y que la información que generen en su operación será clave para los países.

“Estamos trabajando en procesos de automatización de fábricas, con robots humanoides y software avanzados”, comenta Jaime Bejarano, gerente regional de Andino y Centroamérica y Caribe de Red Hat.

La compañía explica que los ahorros derivados del internet de las cosas en las fábricas y empresas es muy grande, entre 28% y 30% y mucho más alto si se eleva el nivel a la automatización de los procesos.

Un ejemplo de que estas tecnologías de la internet de las cosas llegan a todos lados es una mina de carbón en Suecia que fue automatizada por la firma ABB. Todos los procesos se hacen con centros de cómputo o robots.

En la mina Boliden, ABB instaló 12 kilómetros de bandas transportadoras de mineral, sensores anticolisión para la maquinaría y otras tecnologías de automatización. El resultado: entre 25% y 30% de ahorro en costos de producción. Boliden es considerada la mina más eficiente del mundo.

Lea también: “Muchas compañías no tienen idea de lo que realmente está por suceder”: Philip Evans

En 9 frases

1 Internet de las cosas apenas inicia su camino en el mundo.

2 Cámaras podrán contar y detectar rostros para optimizar servicios.

3 Médicos podrán operar a miles de kilómetros como algo habitual.

4 Sensores podrán generar ahorros en distribución de energía o recolección de basuras.

5 En 2020 habrá 25.000 millones de aparatos interconectados.

6 Automatizar una fábrica podría generar ahorros del 40% o más.

7 ABB automatizó una mina. Todo se opera desde un centro de control.

8 Samsung desarrolla en otros mercados sistemas de ciudades inteligentes.

9 La 5G es solo una herramienta para aumentar la conectividad en el mundo.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.