| 8/3/2007 12:00:00 AM

Errores frecuentes

Errores frecuentes
Hay empresas que han pagado caro por tener prácticas deficientes en el manejo y orientación del recurso humano.
 
La falta de comunicación con los empleados y la carencia de cultura en prevención de riesgos, opacan todos los planes de responsabilidad social empresarial y ponen en juego la estabilidad de la gente que trabaja para la empresa y la de quienes reciben los servicios. En Colombia y en el mundo hay varios ejemplos:

• Las aerolíneas Southern Winds de Argentina y Air Madrid de España, estaban volando sin tener las condiciones técnicas y las normas claras para hacerlo. Hoy tienen suspendidas las operaciones.

• Nike recibió fuertes críticas y el rechazo de sus clientes por la contratación de mano de obra infantil en varios países. Esto llevó a una disminución en las ventas y al despido de varios empleados en el mundo.

En el Hotel Hilton de Cartagena-Colombia, un niño fue succionado en una piscina porque nadie se atrevió a apagar las máquinas sin autorización de los jefes. "Esto refleja la falta de confianza en los empleados para la toma de decisiones rápidas y acertadas en la empresa", explica Diana Hincapié, becaria del BID para la cumbre Iberoamericana de Responsabilidad Social de México y catedrática de Forum Universidad de la Sabana en temas de RSE.

La discriminación por edad para aceptar personas en algunos cargos es otro error frecuente en las empresas que dicen ser socialmente responsables. También pecan los que no cuentan con todas las normas de aseguramiento de sus empleados, como vinculación a una ARP y a programas de salud ocupacional.
Publicidad

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 546

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.