| 4/26/2018 12:01:00 AM

¿Se puede depender de los paneles solares?

Los paneles solares son una alternativa para acceder a energía eléctrica, pero que una región o un país dependan en su totalidad de la energía solar no es viable.

La posibilidad de que en su casa o en su oficina se pueda tener energía solar fotovoltaica es real. De hecho, usted lo puede hacer, porque comprar e instalar paneles es un proceso libre que cualquier ciudadano puede implementar.

El tema está sobre la agenda y ha sido motivo de debate candente en la campaña presidencial. Además, el gobierno nacional acaba de expedir un decreto con el objetivo de abrirles campo a las energías renovables no convencionales, como la solar. Por esta razón vale la pena preguntarse qué tan viable es esta forma de energía para un país como Colombia.

No es para menos que los módulos fotovoltaicos estén hechos de silicio, el segundo elemento químico que más abunda en la naturaleza y con el que se produce el vidrio que transforma la energía solar en energía eléctrica. Pero antes de tomar esa decisión, de acuerdo con el viceministro de Energía, Alonso Cardona, se debe hacer una rigurosa evaluación de las condiciones económicas –por los costos que esto implica– y físicas, porque si los paneles se ubican en un lugar en el que no predomina la luz e intensidad del sol se puede perder la inversión.

Le puede interesar: Chocolates y galletas Italo se fabricarán con energía solar

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) definió hace poco unos mecanismos para que los usuarios puedan producir y vender energía eléctrica. Aunque, aclara Cardona, por el momento esa norma solo atiende las zonas que pertenecen al sistema eléctrico interconectado. Así mismo, Cardona le dijo a Dinero que se está preparando una regulación específica para el sistema no interconectado, que es el que predomina en las áreas rurales.

La resolución establece las reglas para que los pequeños productores de energía eléctrica puedan vender sus excedentes al sistema y lo hagan para atender sus propias necesidades y con un tamaño de instalación inferior a 1.000 kw.

             Alonso Cardona, viceministro de Energía; Ingrid Oliveros, profesora de la Universidad del Norte y Javier Rosero, profesor de la Universidad Nacional.

Estas acciones tienen su base en la Ley 1715 del 2014 que promueve el desarrollo y la utilización de las fuentes no convencionales de energía. De acuerdo con Javier Rosero, profesor de la Universidad Nacional y doctor en Ingeniería Electrónica, los grandes proyectos de energía fotovoltaica tienen mayor rentabilidad por su magnitud y economía de escala. Sobre si es económicamente viable o no, Rosero está convencido que sí lo son, pero que al hacer este tipo de inversión, el retorno se debe medir con muchas variables como con el hecho de tener una generación distribuida, su sostenibilidad ambiental, por la confiabilidad que genera en el sistema y por el suministro de energía que puede llegar a dar en lugares remotos, entre otras.

Le puede interesar: Los proyectos de energía renovable no convencional generan tensión en el sector

No obstante, para Celsia, una región o un país no pueden confiar en una sola fuente de generación energética, pues la variabilidad de los recursos como el viento, el sol o el agua no brindan la confiabilidad que el servicio eléctrico requiere.

Algunas de las razones son que no hay sol las 24 horas del día; que el sistema se puede ver afectado en temporadas de lluvias o con la nubosidad, que reduce la generación de energía solar; que las baterías que almacenan este tipo de energías son aún muy costosas y todavía no son económicamente viables para la rentabilidad de los proyectos. Así que la viabilidad de cada iniciativa debe contar con el análisis de todas estas variables.

¿Y entonces?

Por el potencial en su radiación solar, explica el profesor Rosero, la región Caribe es la zona que más se beneficia de este tipo de energía en el país, porque más horas de luz solar se traducen en más horas de energía eléctrica.

Así lo ratifica la profesora Ingrid Oliveros, de la Universidad del Norte de Barranquilla, que confirma las ventajas para la región Caribe.

Ella cree que este tipo de generación todavía no es asequible para todo el mundo y que necesita un complemento, ya sean baterías o interconexión a la red. Pero, además, señala que el ideal es que se complementen las fuentes de energía, a su parecer esa zona del país lo tiene todo para generar otras, como la eólica.

Precisamente Celsia, que genera energías renovables no convencionales, considera que el mayor desafío para el sector es lograr mantener la matriz de todas las fuentes de generación: hídrica, térmica, solar y eólica.

La empresa no ve viable que los paneles fotovoltaicos puedan darle energía confiable y constante a toda una región o al país, porque no habría espacio suficiente para construir tal cantidad de granjas y montar tantos paneles solares.

Esa compañía informó que está montando cerca de 25.000 paneles solares en 12 hectáreas para atender la demanda de 7.400 hogares; habría que preguntarse cuántas hectáreas y paneles se necesitan para un país.

Señala que la mayoría de proyectos a nivel residencial no se pueden desarrollar porque la estructura de los techos de las viviendas no soporta el peso de los paneles solares.

El profesor Rosero retoma lo dicho por el viceministro Cardona, en torno a que en un edificio o una casa la sombra puede ser es un obstáculo. Por eso considera que uno de los mayores retos es que la gente conozca a fondo el funcionamiento de esta energía para que pueda hacer un diseño adecuado que pueda optimizar su funcionamiento y no se hagan falsas expectativas.

Con todo, la entrada de las fuentes de energías renovables no convencionales es imparable. Según Celsia, balancear la matriz con el sol y el viento le ha representado precios muy competitivos a diferentes mercados en Latinoamérica. En este tema parece que se verá la luz al final del túnel.

Le sugerimos: La energía solar y eólica podrían satisfacer 80% de la demanda de EEUU

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.