Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/27/2016 12:00:00 AM

Conozca el primer ranking de innovación departamental del DNP

Planeación Nacional acaba de lanzar el primer gran ranking de innovación departamental. Bogotá y Antioquia lideran el escalafón. Putumayo, el más rezagado. ¿Qué es lo que están haciendo bien y mal?

Durante algo más de un año, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) se dedicó a construir el primer gran Ranking Departamental de Innovación de Colombia, con el objetivo de medir los atributos y defectos de las políticas regionales en este frente. La medición incluye 24 de los 33 departamentos del país.

El objetivo no era solamente encontrar una clasificación que permitiera determinar cómo están las regiones frente al tema, sino que el diagnóstico final sirviera de ayuda para que los departamentos logren mejorar sus políticas de innovación.

El director del DNP, Simón Gaviria, explica que los resultados del estudio quedaron expresados en el Índice Departamental de Innovación para Colombia (Idic), que tuvo como referencia la clasificación que realiza la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (Ompi). Este tipo de mediciones es único en la región; tanto así que en América Latina solo un país contaba con este tipo de metodología.

“El país se convierte en el segundo en América Latina, después de México, en adaptar la metodología del Índice Global de Innovación para entender mejor sus diferencias a nivel territorial en términos de innovación. Esto, en un esfuerzo por implementar las mejores prácticas internacionales y brindar herramientas de diagnóstico que permitan avanzar a alcaldes, gobernadores y al gobierno nacional en el diseño e implementación de políticas públicas con base en evidencia”, dice Gaviria.

El índice, además de la clasificación, ofrece resultados en tres indicadores claves: insumos, resultados y eficiencia. El primero se refiere a los recursos que los departamentos están utilizando para impulsar la innovación en sus regiones; el segundo señala los productos que tales recursos están dando y, el tercero, eficiencia, mide la relación entre insumos y resultados para medir qué tan efectivos son los departamentos en materia de innovación.

De acuerdo con Luis Fernando Mejía, subdirector sectorial del DNP, esta forma de medir “permite captar los componentes que generan o resultan de la innovación (insumos y resultados), así como la capacidad para traducir efectivamente insumos en resultados (eficiencia), de una manera cuantificable y comparable. Es una evaluación comparativa de las capacidades y condiciones para la innovación entre los departamentos del país”, comenta.

El índice se construye sobre la base de 72 indicadores y 152 variables. Según Mejía, el puntaje va de 0 a 100 puntos y un indicador alto “representa una mayor capacidad de respuesta a los retos de innovación respecto de otros departamentos, lo que significa que, a mayores diferencias entre departamentos, mayores los obstáculos y desafíos a superar”.

Los resultados

Bogotá y Antioquia fueron los que lideraron el ranking, con puntajes de 66,96 y 55,09 respectivamente, mientras que La Guajira, Caquetá y Putumayo fueron los tres últimos de la clasificación.

Las preguntas claves del Índice se refieren, primero, a lo que está haciendo un departamento para que la innovación funcione en su región (insumos) y, segundo, cuáles son los ‘resultados’ de tales estrategias. Finalmente, la pregunta es cuál es la eficiencia de tales estrategias medidas como la relación entre insumos y resultados; esto es, qué tanta innovación realmente se genera con relación a los recursos utilizados.

En materia de insumo, lo que puede estar haciendo bien un departamento se refiere a las instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, mercados y negocios. En materia de resultados, lo que se mira es producción de conocimiento y tecnología y producción creativa.

En el caso de Bogotá y Antioquia, que lideraron el ranking, los ítems que se destacan son los resultados en materia de capital humano e investigación, infraestructura, mercados y negocios sofisticados. Según el informe del DNP, también presentan altos niveles de producción en conocimiento, tecnología y productos creativos.

Lea también: Festival Detonante llevará emprendimiento e innovación a Chocó

Otros departamentos como Santander (46,40), Cundinamarca (45,70), Caldas (42,63), Risaralda (42,14), Valle del Cauca (40,97) y Atlántico (40,50) se ubicaron en la parte media alta del ranking.

Si bien los resultados de la Capital son destacados, es claro que todavía puede seguir mejorando. Según el informe del DNP, Bogotá todavía muestra puntos débiles importantes en materias como generación de energía eléctrica a través de fuentes innovadoras distintas a la hidroeléctrica, lo mismo que en el número de empresas que obtienen certificaciones ambientales.

Los peores

Los últimos de la clasificación dejan también lecciones sobre lo que debe ser mejorado, porque, como lo dijo el director del DNP, la clave del ranking está en que puedan ser adoptadas medidas correctivas en las políticas y estrategias de innovación. Este no es un asunto neutral, pues si se pueden mejorar las estrategias y los resultados en materia de innovación, es posible que esto se vea reflejado en mejorar otros indicadores como crecimiento económico y, derivado de ello, aumento en el PIB per cápita y reducción de la pobreza.

Por eso es necesario mirar con detenimiento lo que, por ejemplo, está pasando en el caso de Putumayo, que fue el departamento de peor desempeño de toda la muestra departamental. Los problemas que enfrenta se refieren a que no cuenta con las suficientes instituciones, el capital humano e investigación ni producción creativa.

En el caso de capital humano lo que se mira, a grandes rasgos, es el acceso que tienen los jóvenes a temas de innovación, tanto en colegios como en universidades; lo mismo que si se destinan los suficientes recursos tanto públicos como privados para fomentar la educación y el desarrollo. Así, es claro que si Putumayo quiere avanzar en materia de innovación debe definir estrategias en estos temas específicos, como aumentar la oferta de programas sobre innovación en las instituciones educativas.

Lea también: Innovación y competitividad, los principales retos del país según los gremios

Este estudio resulta una buena herramienta en el objetivo de imponer un nuevo ritmo a los asuntos de innovación en el país. Si bien este ha sido un énfasis de la política pública en los últimos años, el fomento de la innovación todavía necesita mucho desarrollo. Con los resultados del ranking se cuenta con información suficiente para realizar un diagnóstico comparativo sobre lo que se está haciendo bien y mal en los departamentos.

Los resultados deben servir para definir nuevas estrategias o impulsar las existentes. Por ejemplo, es necesario identificar otras formas de hacer que los recursos de innovación que provienen de las regalías se apliquen de manera más rápida y efectiva en inversiones que impulsen realmente el tema, para que las regiones logren mostrar mejores resultados en innovación; esta, claramente, es la salida.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.